"Aguchita", martirizada por Sendero Luminoso, será beata

Trabajando por la educación de las jóvenes de la etnia amazónica ashaninka, al sur de Perú, la religiosa María Agustina "Aguchita" Rivas fue asesinada por el grupo guerrillero Sendero Luminoso en 1990

"Aguchita", martirizada por Sendero Luminoso, será beata

El papa Francisco beatificará a la religiosa peruana María Agustina Rivas López, conocida como “Aguchita” y quien fue torturada y asesinadapor la guerrilla maoísta Sendero Luminos0.

El pontífice argentino reconoce “el martirio” de María Agustina Rivas López, miembro de la Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, indica un comunicado de la Santa Sede.

“Aguchita” fue asesinada el 27 de septiembre de 1990 en una región del norte peruano llamada La Florida. Allí vivía, comprometida con la defensa de la tribu amazónica ashaninka. Dedicaba sus mayores esfuerzos a la educación de las jóvenes de la etnia, asegura Vatican News.

Los ashaninka han sufrido mucho históricamente. Primero diezmada por la esclavitud y la enfermedad, a principios del siglo XX, por la explotación del caucho y la destrucción de su bosque. Luego, con la presencia de los guerrilleros de Sendero Luminoso.

Estaba comprometida con la defensa de la tribu amazónica ashaninka, diezmada a principios del siglo XX por la explotación del caucho y la destrucción de su bosque, así como por la enfermedad y la esclavitud.

Su historia

“Aguchita” nació el 13 de junio de 1920 en el poblado Coracora, de Ayacucho, la misma zona donde nació la gesta libertaria de Perú. Fue la primera de 11 hijos del matrimonio de Dámaso Rivas y Modesta López. Fue bautizada como Antonia Luzmila. En su noviciado tomó el nombre de María Agustina, pero el cariño de quienes la rodeaban la apodaba “Aguchita”.

En 1942 ingresó a la Congregación del Buen Pastor. Según cuentan sus hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor, estaba consciente del riesgo que significaba vivir en una zona de violencia, y sin embargo, se quedó en la Misión de La Florida para ayudar a los pobladores.

La fecha de su beatificación aún no ha sido precisada.

Telasco III: el emperador del juego

Desde la Sub 12 de Lara, Telasco III ya era capitán y líder del equipo. Posee visión de juego envidiable, don de mando y un despliegue que lo hace ser un futbolista total: es tan bueno pisando el área rival como en labores de marcaje y recuperación. Con 18 años, es el mejor futbolista del Deportivo Lara