Álex Saab ante el juez O'Sullivan: son ocho los cargos en su contra

A pesar de que hubo una transmisión vía zoom de la primera audiencia de Álex Saab ante la justicia estadounidense, se advirtió que grabar o difundir videos del proceso es ilegal

Álex Saab ante el juez O'Sullivan: son ocho los cargos en su contra

Lo que vimos fue a un hombre calmado. Bien alimentado, con su traje naranja de reo impecable -claro, es nuevo-, afeitado, el pelo largo suelto, mirando todo como si las cosas sucedieran más allá de su esfera inmediata. Y fue así. Era la primera audiencia del empresario colombiano Álex Saab ante el juez John O’Sullivan y se transmitió vía zoom en un espacio que, por supuesto, estuvo a máxima capacidad.

Así que para Saab las cosas sí transcurrían en un más allá: él escuchaba por un teléfono, mirando fijo a lo que suponemos era un monitor, y dejando todo en voz de sus abogados. ¿Entendía lo que le decían? Uno asume que sí, aunque no es mucho lo que se pueda concluir de su expresión. Después de todo, una persona que hizo todo lo que Maduro dijo que él hizo a lo largo del mundo y con un súbito cargo de diplomático, seguramente domina el idioma en el que le leyeron los cargos en su contra: siete por lavado de dinero y uno por conspiración para lavar dinero -junto a su socio Álvaro Pulido- en una enrevesada madeja de sobornos y negociados con representantes del gobierno venezolano.

Un comunicado del Departamento de Justicia de Estados Unidos resumió el caso: “La acusación alega que a partir de noviembre de 2011 o alrededor de esa fecha y hasta al menos septiembre de 2015, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar las ganancias de un esquema de soborno ilegal de cuentas bancarias ubicadas en Venezuela hacia y a través de cuentas bancarias ubicadas en los Estados Unidos”, se lee en el documento, que se enfoca en un contrato para construcción de viviendas otorgado a Saab y Pulido en noviembre de 2011.

“Los acusados y sus coconspiradores se aprovecharon del tipo de cambio controlado por el Gobierno de Venezuela, bajo el cual se podían obtener dólares estadounidenses a una tasa favorable, presentando documentos de importación falsos y fraudulentos para bienes y materiales que nunca se importaron a Venezuela, y sobornando a funcionarios del Gobierno venezolano para que aprobaran esos documentos”.

“Como resultado del esquema, Saab y Pulido transfirieron aproximadamente US$350 millones de Venezuela, a través de los Estados Unidos, a cuentas en el extranjero que poseían o controlaban”.

El mismo juez del Distrito Sur de Florida advirtió a los medios sobre la ilegalidad de grabar el desarrollo de la audiencia o divulgar videos: así que quedan en los archivos esos segundos en los que entró a la celda esposado y que son las primeras imágenes de Saab como prisionero estadounidense.

¿Y ahora qué? El 1 de noviembre habrá una nueva audiencia en la que formalizarán los cargos y la defensa, por supuesto, pedirá el beneficio de libertad bajo fianza. De momento, eso es todo: ahora le toca a Saab adaptarse a su nueva rutina en Miami.