<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Benedict Cumberbatch cambia los trajes por la corona de Ricardo III

El sábado 28 de mayo a las 9:00 pm, Film&Arts estrena la segunda temporada de “The Hollow Crown: La Guerra de las Rosas”.  A días de su lanzamiento en el Reino Unido, el canal pone en pantalla una mega producción que adapta tres obras de Shakespeare para la TV.

Benedict Cumberbatch cambia los trajes por la corona de Ricardo III

El eterno dramático enamorado, William Shakespear, falleció hace 400 años, cuatro siglos que no lo han podido desligar de su obra y trascendencia. Tres de sus tetralogías históricas escritas al comienzo de su carrera, son la inspiración de la segunda temporada de «The Hollow Crown» y la última aparición en pantalla del ganador del Óscar Benedict Cumberbatch.

Siguiendo una cronología histórica, estas tres obras se sitúan después de la protagonizada por Enrique V, padre de Enrique VI, y antes de Ricardo III. Entre Enrique VI y Ricardo III, reinó Eduardo IV, que aparece en la tercera parte de esta trilogía y en Ricardo III.

Enrique VI fue para la Historia de Inglaterra un rey  que simbolizó la fortaleza, la grandeza patriótica y la conquista de Francia. En su caso, fue nombrado rey cuando era un bebé, y sus nobles regentes mantenían disputas que debilitaban al Estado, originando la Guerra de las Dos Rosas (contienda civil inglesa). Esta situación de debilidad propició la pérdida de Francia, desde cuyo territorio la legendaria Juana de Arco luchó hasta derrotar a Inglaterra. Su reinado supuso el fin de la Guerra de los Cien Años (entre Inglaterra y Francia).

La segunda temporada de «The Hollow Crown» reúne las adaptaciones de estas tres obras históricas de Shakespear. En cada episodio se muestra el camino al poder y coronación de un tirano en particular.

Compuesta por ocho episodios de una hora cada uno, el segundo ciclo de esta enorme saga, está protagonizado por Benedict Cumberbatch (“Sherlock”), Judy Dench (Saga “007”), Michael Gambon (Saga de “Harry Potter”), Hugh Bonneville (“Downton Abbey”) y Sophie Okonedo (After Earth). La producción está a cargo de Neal Street Productions con Sam Mendes, Pippa Harris (“Call the Midwife”) y Nicolas Brown como productores ejecutivos, y dirigida por Dominic Cooke.

El primer ciclo de la serie fue una adaptación de la segunda tetralogía histórica: Richard II, Henry IV, Part I, Henry IV, Part II y Henry V. El segundo ciclo estará basado en la primera tetralogía de Shakespeare: Henry VI, Part I, Henry VI, Part II, Henry VI, Part III y Richard III.

Enrique VI parte 1

Durante el luto por la muerte de Enrique V, llegan noticias sobre las batallas en Francia. Juana de Arco lidera el ejército del Delfín contra las fuerzas inglesas. En Inglaterra, el Duque de York, decide enfrentarse abiertamente al Duque de Somerset para reclamar su derecho al trono. El reino se ve forzado a elegir rosas rojas o blancas, declarando su apoyo a la casa de Lancaster o a la de York. Así comienza la Guerra de las Rosas.

Enrique VI parte 2

Luego de una aplastante victoria en Francia, el joven rey inglés regresa a su patria con su nueva prometida: la ambiciosa y dominante Margaret de Anjou. Por su parte, el intrigante Earl de Suffolk cree que podrá dominar al monarca cediendo poder a la Casa de Lancaster. Mientras tanto, la guerra de las Dos Rosas continúa (1455-1487): una guerra civil que enfrentó a los Lancaster y los York por el trono de Inglaterra.

Ricardo III

Tras la larga Guerra de las Dos Rosas (1455-1487), en la que se enfrentaron las familias de los Lancaster y los York por el trono inglés, Inglaterra disfrutó de un periodo de paz bajo el reinado de Eduardo IV. El hermano del rey, Ricardo, un hombre envidioso, perverso y muy ambicioso, recurre al engaño y a la manipulación para tejer una red de intrigas y crímenes en torno al rey con el fin de conseguir la corona.

Apagones ponen en riesgo la vida de pacientes con coronavirus en Táchira

La deprimente situación en el Hospital Central de San Cristóbal, lo lleva al colapso. La falta de personal hace imposible que se puedan atender todos los pacientes. Algunas veces, solo hay 2 enfermeros para atender toda una planta de enfermos. También colapsan en los apagones que han provocado paros respiratorios en los pacientes. De 5 ventiladores que hay, solo 1 tiene baterías. Ni siquiera hay luces de emergencia