<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

CIDH "sorprendida" por violaciones de DDHH en frontera

Cerca del mediodía de este jueves representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), presidida por Esmeralda Arosemena, quién además es la relatora para Venezuela, arribaron al centro de migración adyacente al puente internacional Simón Bolívar, frontera del estado Táchira con Norte de Santander, Colombia

CIDH "sorprendida" por violaciones de DDHH en frontera

Desde el emblemático paso binacional fronterizo, dónde se ha registrado la mayor migración de venezolanos hacia Colombia en los últimos años, se inició la observación «in loco» de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para establecer y evidenciar las reiteradas violaciones en Venezuela.

La relatora Esmeralda Aromesena, acompañada de la comitiva de la CIDH, precisó que quiso empezar la observación en la frontera una vez que se le impidiera abordar el vuelo que la llevaría a Caracas, para hacer contacto directo y personal con las víctimas, además de hacer saber a los venezolanos que se están utilizando «todas las herramientas» para buscar respuestas a la violación de sus derechos.

Víctimas, organizaciones de la sociedad civil y migrantes acudieron al encuentro con el organismo internacional que en un primer recorrido pudo conocer de la propia voz de los protagonistas de las migraciones la cruda realidad que se vive en la zona de frontera colombo venezolana.

«Escogimos este sitio porque desde aquí hacemos un contacto directo con las personas y esto representa una valiosa oportunidad para conocer la realidad. Agradecemos al Estado colombiano por la oportunidad que nos ha dado al facilitar nuestra llegada», dijo Arosemena en medio del inclemente sol fronterizo.

La visita abarcó el recorrido a través de los 300 metros del puente binacional, llegando la comisión a la línea limítrofe con Venezuela donde la relatora, pidió a funcionarios de la Guardia Nacional, aparcados en el lugar su intención de querer conversar con el jefe superior, comandante del destacamento 212 de frontera. La petición fue ignorada por el militar quien hizo caso omiso a la solicitud.

La representación del organismo internacional visitó el campamento de la Cruz Roja internacional cercano al puente Internacional donde pudo conversar con venezolanos que acuden a buscar servicios de salud, vacunas infantiles y medicamentos.

Durante el recorrido Esmeralda Arosemena, demostró poseer gran espíritu humanitario y dedicó tiempo suficiente para conversar con pacientes, familiares y migrantes en la zona. Dejó claro que si bien se encontró con una verdadera sorpresa la situación que viven los veney en la frontera ya es conocida por la CIDH que agotará esfuerzos por buscar salida a la crisis.

El asombro fue mayor al palpar bien de cerca a las decenas de niños venezolanos que cruzan a diario a buscar educación en Colombia. A ellos se les acercó y prometió que trabajaría en la defensa de sus derechos

Cuestionó que en pleno siglo XXI aún se vea a gran cantidad de personas cruzando con suma dificultad desde Colombia hacia Venezuela con grandes cantidades de alimentos en hombros, situación que consideró inaceptable.

Algo que ocultar

Para la CIDH, que el gobierno de Nicolás Maduro no le permite su su ingreso a Venezuela, se traduce en «negarle a su pueblo» el derecho de expresarse ante un organismo internacional.

«Si no tiene nada que esconder por qué no dejarnos entrar para ver», cuestionó la relatora.

No solo se quería escuchar a la población venezolana, -dijo- también a las autoridades para que puedan expresar sus limitaciones y lo que ellos estiman que está sucediendo, a fin de y poder evaluar la realidad.

La representante de la CIDH para Venezuela agregó que entre las múltiples violaciones a los derechos humanos en el país, se cuentan crímenes, torturas y desapariciones.

Las migraciones es otro de los temas que preocupa a la comisión, y pidió a los países de la región evaluar la situación inmigrantes venezolanos, teniendo en cuenta la violación de sus derechos humanos.

Víctimas de todas partes

Desde distintos regiones de Venezuela se trasladaron víctimas y familiares, acompañados de ONG quiénes se entrevistaron con los delegados de la CIDH.

Entre los casos más emblemáticos se cuenta la ejecución extrajudicial deWilman Paredes, en el estado Mérida, y el  intento de asesinato de Gerardo Paredes por parte de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), surante la espera para surtir gasolina, detalló Mayra Hococevar, directora del Observatorio de los Derechos Humanos de la Universidad de los Andes.

La activista dijo que entre los casos presentados a la CIDH se cuenta el reiterado patrón de los cuerpos de seguridad venezolanos de disparar a los ojos de las víctimas. Más de 30 jóvenes, -detalló- han perdido la vista por parte de cuerpos de seguridad.

La observación «un loco» de la CIDH continuará este viernes con visita a hospitales de la ciudad colombiana para recoger mayores evidencia y testimonios de víctimas de violación de derechos humanos, venezolanas