Los Miserables, el musical que afina en el desconcierto país

Del 31 de octubre al 10 de noviembre se presentará la obra en el Teatro Teresa Carreño. Es una producción original que estará bajo la dirección del argentino Mariano Detry, quien había trabajado con la pieza hace más de diez años

Hace un año, los pasillos del Centro de Acción Social por la Música eran un hervidero de nervios, dudas, apuros y entusiasmo. Ahí fueron las audiciones del musical Los Miserables, y por redes sociales, cantantes y músicos compartían las fotos de la espera. Quizá, el turno que más ansiedad les ha generado en sus vidas como cantantes.

LosMiserables-foto8

Mariana Gómez estaba sentada en uno de los salones repasando apuntes. No es una novata. Pertenece al Coro de Ópera Teresa Carreño y ha estado en varios ensambles vocales. Ya pasó su primera audición, y le dijeron que para estudiara las partituras de Madame Thenardier. Y ahí está, concentrada. “Vine porque una amiga me entusiasmó. Sería mi primer musical, porque ya tengo experiencia en ópera y zarzuela”, contó el 1 de noviembre de 2018.

En el salón de al lado, atento y riguroso, Mariano Detry daba las indicaciones a un grupo de cantantes. Es la ronda con los que cumplieron las expectativas. “¡Comencemos otra vez!”, decía el argentino a los jóvenes. Es la cara desconocida para muchos, pero saben que su decisión es la crucial. Es el director general, un cargo que no podía ser ocupado por cualquiera, y sin la autorización del productor inglés Cameron Mackintosh, responsable de los derechos del musical, que finalmente se estrenará el 31 de octubre de 2019 en la sala Ríos Reyna del Teresa Carreño.

LosMiserables-cita7“El proceso real comienza hoy. Lo que hicimos durante los primeros seis días fue abrir las puertas al que quisiera entrar al musical. Vimos a un montón de gente. A pesar de que no he hecho este musical desde hace 10 años, está en mi ADN. Cuando pasaban frente a mi esas 560 personas, en mi mente las clasificaba. Sé muy bien lo que necesito. Ubicamos a cada uno de acuerdo a lo que necesitábamos”, contaba Detry, quien además señaló que en esta oportunidad será equipo local, a diferencia de las oportunidades anteriores, cuando lo llevaba a cabo con el personal internacional que Cameron Macintosh lleva a distintos países. “Soy el único de afuera”.

Desde hace un año la producción empezaba a ser comentada entre melómanos y no tantos. “¿Es verdad que van a presentar Los Miserables en Venezuela?”, preguntó una señora entonces en un vagón del Metro. En ese momento, todavía faltaba una tercera ronda para los personajes principales, que sería grabada para enviar a Londres, donde decidirían. Ocurrió en diciembre y finalmente en enero los actores y cantantes supieron que estaban adentro.

LosMiserables-foto9

El musical está inspirado en el clásico de Victor Hugo, y su impronta ha permeado a las artes en distintas manifestaciones por su mensaje de lucha contra las injusticias en medio de precariedades; el cine lo ha versionado en varias ocasiones; en 2012 bajo la dirección de Tom Hooper y con los rostros de Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway y Amanda Seyfried. Telemundo llevó a la televisión una versión contextualizada en ciudades con carros y policías antinarcóticos, protagonizada por Aracely Arámbula, y Hugo Chávez ordenó editar ejemplares de la novela para distribuirlas gratuitamente entre la población.

Ese 1 de noviembre, a Detry lo acompañaban figuras más conocidas para los venezolanos. Elisa Vegas, directora musical, y Claudia Salazar, directora de Clas Producciones, quien veía cómo empieza a cumplirse el sueño que tenías desde los 13 años de edad, y que se vio encaminado cuando hace dos años y medio envió un correo para solicitar los derechos de la obra, y cuatro meses después le respondieron que sí.

LosMiserables-cita6No fue fácil. Le rechazaron las opciones que había presentado para la dirección general: Valentina Sequera, Orlando Arocha, Armando Álvarez, Javier Vidal y el español Víctor Conde, quien llegó a trabajar con la obra. Pero no, al final se impuso la opción Mariano Detry.

LosMiserables-foto6

Preparativos

Agosto de 2019. Ha pasado casi un año desde la primera ronda de selección y el equipo está listo. El Teatro Santa Fe es el lugar de los ensayos. Ya el elenco ha hecho breves presentaciones, como de calentamiento, en lugares como la plaza Los Palos Grandes.

LosMiserables-foto7

Tres compañeros toman el bus desde Chacaito. Hablan animadamente de las prácticas. Uno está preocupado del tiempo que tiene para los cambios de ropa en escena. Otro lo tranquiliza, le dice que dará chance. Uno come mientras la camionetica avanza por Las Mercedes. Comentan sobre otros integrantes, y preguntan por uno que tiene fama de impuntual.

LosMiserables-cita5El que acaba de comer vira la conversación, y su voz refleja pesadumbre. La realidad se filtra en la cápsula. Le habían depositado 70.000 bolívares por ser músico del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela. “No vale, yo hago otras cosas”, le contesta al compañero que le preguntó si él vivía con ese ingreso. Al poco rato, vuelven a estar inmersos en la conversación sobre Los Miserables, que se presentará en el Teresa Carreño hasta el 10 de noviembre.

Ya en el teatro, no hay desvíos. Hay un único objetivo: la pulcritud. La cuenta regresiva se acelera, y el inminente regreso de Mariano Detry a Venezuela retumba en la mente de quienes deben afinar cada detalle.

LosMiserables-foto5

Ahí está Mariana Gómez, quien ya no habla como la coralista de experiencia que espera ser aceptada, sino como quien se adueñó de un personaje importante. Ahora, en escena es Madame Thenardier: “Ella forma parte de esta pareja de villanos que juega mucho con la comedia. La impresión que debemos causar en el público es producto de la combinación entre la comedia y la dureza de esta interpretación”.

Canta el pueblo su canción,
nada la puede detener
Esta es la música del pueblo
y no se deja someter
Si al latir tu corazón
oyes el eco del tambor
Es que el futuro nacerá
cuando salga el sol

LosMiserables-foto4

Son las líneas que más se escuchan ese día. No hay muchas repeticiones. Los muchachos la dominan. Entre ellos está el barítono Gaspar Colón, quien interpreta a Javert, obsesionado con encontrar a Jean Valjean. “Será el espectáculo presentado en Venezuela más importantes desde hace mucho tiempo. Esto es un musical y yo vengo del mundo operístico, a pesar de que ambos son música y escena, son dos maneras de actuar diferente. Es un género en el que me estoy adentrando. Comencé el año pasado con El hombre de la mancha. Esta obra nos enseña que hay que estar convencido de lo que uno cree. Virtualmente desencadenó una serie de cambios importantes. Eso, en nuestra realidad, tiene un significado muy especial”.

Colón es una figura de trayectoria, sin dudas. Pero en el elenco coincide gente novel que todavía decide senderos, pero que con Los Miserables, tal vez las dudas queden atrás.

LosMiserables-foto14

A los 17 años llegó a Caracas desde Puerto Ordaz Aimeth Landaeta, quien ahora tiene 22 años. Educada en el sistema de orquestas, siempre quiso ser una gran violinista. Pero con el tiempo, la opción de ser actriz empezó a estar cada vez más presente. Ha estado en obras de Microteatro, pero ahora estará como Cossette en Los Miserables. “Debuté en el teatro como violinista en la obra Cartas de amor a Stalin en 2017. Entonces, me enamoré de las tablas”.

Con su pequeña hija en brazos, ensaya Tomás Vivas, quien encarna a Enjolras. Así describe a su personaje: “Tiene un grito de libertad atorado en su garganta. Es un líder estudiantil que junto con sus amigos decide generar una revuelta. En líneas generales, las sociedades son cíclicas y siempre hay alguien que reclama libertad en contra de un opresor. En este caso somos nosotros. Es la oportunidad perfecta para que como venezolanos gritemos lo que necesitamos”.

LosMiserables-cita4Es una de las lecturas que se hace a la trama del musical y a la obra de Víctor Hugo, sin dudas. En esa línea sigue Carol Hermoso, quien interpreta a una muy caribeña Fantine. “Nunca me vi en un personaje que siempre he pensado como caucásico”. Tiene experiencia como cantante y en musicales, incluso da clases. Tiene ofertas en el exterior; por ejemplo, en República Dominicana, pero prefiere esperar qué ocurre con Los Miserables. “Hay posibilidades de que se lleve la obra al exterior. Me interesan los viajes que puedan surgir. Londres tiene los ojos bien puestos en nosotros por las condiciones en las que estamos trabajando”.

¿Y cuáles son esas condiciones? “Hemos tenido que trabajar sin agua, sin luz. Hay compañeros que enfrentan temas de alimentación. Hay muchas cosas que no se ven detrás de lo hermoso. Pero desde allá, se han conmovido mucho por lo guerreros que hemos sido, por Claudia que no se ha amilanado. Mariano nos comentó que, de alguna manera, él hacía esto de forma mecánica, pero que con nosotros volvió a apasionarse. Creo que esto es un grito de esperanza no solo para el público, sino para nosotros. Espero que así lo vean”.

LosMiserables-foto2

Las respuestas

Estaba previsto que Los Miserables se estrenara en mayo, pero el país se volvió más tormentoso debido a la intensificación de los apagones durante los meses de marzo y abril. Una vez se supo que la fecha sería el 31 de octubre, y se conocieron los precios de las entradas, varios entusiastas revisaron su presupuesto.

«La verdad no pensé que el costo de la entrada fuese tan elevado. Yo estoy muy clara de lo que cuesta una producción y que los artistas tienen que cobrar por su trabajo. Sin embargo, lamentablemente no es un precio accesible para todos», cuenta Carmen Victoria Inojosa, quien desde el año pasado esperaba el musical.

Actualmente, los tickets cuestan entre 580.800,00 y 1.306.800 bolívares. Incluso, en la página de Ticketmundo se pueden adquirir en divisas, entre 30 y 65 dólares, a través del sistema Luka Pagos.

LosMiserables-foto1

La noche del 28 de octubre, en el portal de ventas, para la función de estreno está agotada la zona general, correspondiente a los balcones de la sala Ríos Reyna. Sin embargo, todavía había chance de comprar asientos en el sector premium. Para fechas posteriores, como la función del 10 de noviembre a las 11:00 am, la noche del 28 de octubre todavía hay posibilidad encontrar asientos en general y más aún en premium.

LosMiserables-cita3Los precios en divisas llamaron la atención especialmente por el recinto en el que se hará el montaje: un teatro del Estado, en un país con control de cambio y «dólar criminal», pero en el que los pagos en divisas son comunes hasta entre los vendedores de chucherías del Metro.

Gustavo Arreaza, presidente del Teatro Teresa Carreño, asegura que es una producción privada con una pequeña participación del ente estatal. Asegura que en las taquillas del teatro no se aceptan divisas. “Como defensores de nuestra moneda, a pesar de los ataques en contra, no manejamos la divisa internacional como forma de relacionarnos con nuestro público”. Los Miserables tiene como patrocinantes principales a FM Center, Banco Activo, Embajada de Francia y Movistar. Rodolfo Rodríguez Miranda, presidente de FM Center, figura en la producción ejecutiva.

LosMiserables-foto3

El martes 29 de octubre la persona que atiende al público en la taquilla del TTC responde a dos preguntas. Primero, que no han abierto la venta de tickets en el teatro y no saben cuándo será; y segundo, que cuando estén disponibles los boletos, no se aceptarán dólares. “Pero en los puntos del centro San Ignacio sí podrá comprar tanto en bolívares como en divisas”, detalla.

El teatro no está en sus mejores momentos. La sala Ríos Reyna no tiene aire acondicionado, el sótano 2 del estacionamiento está a oscuras y los baños no están en óptimas condiciones. La producción del espectáculo alquilará equipos para mantener una temperatura acorde en la sala. “Habrá una adaptación de un sistema de aire acondicionado que solventará el problema actual debido a la obsolescencia del sistema de Parque Central, que es el que nos surte. La sala tiene un año sin aire. Hemos hecho estudios para generar un sistema independiente con equipos nuevos para el primer trimestre del año que viene. También se le ha puesto cariño al ajuste de butacas, bombillería, tomando en cuenta la dimensión de Los Miserables. Habrá seguridad adicional y se adecuará el estacionamiento porque seguramente esto sobrepasará nuestra capacidad”, acota Arreaza.

LosMiserables-foto12

Más detalles

Durante la rueda de prensa de Los Miserables, realizada el 2 de octubre, la productora Claudia Salazar aseguró que la orquestación de la obra en Venezuela será la más grande que tendrá este espectáculo en su historia. “Por eso, contaremos con la visita de Claude-Michel Schönberg, el compositor del musical”. El artista francés ya se encuentra en el país, como se constata desde el lunes en las cuentas de Instagram de los talentos.

LosMiserables-cita2Elisa Vegas, quien tomará la batuta durante el espectáculo frente a músicos del sistema nacional de orquestas y de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, precisa: “Estrenaremos este musical en versión de 32 músicos. El estándar es de 19 músicos. Lo que verán es la Venezuela de primer mundo, la Venezuela que todos estamos buscando. La persona que vea, puedo asegurar que saldrá transformada con esta experiencia que hemos estado trabajando con tanto cariño”.

Y para que quede más claro, ejemplifica: “En las versiones más pequeñas del musical, un teclado hace el sonido de arpa. En esta ocasión habrá un arpa. Muchos de los sonidos que en otras versiones son electrónicos, acá se harán con los instrumentos reales. La sección de cuerdas será más grande. Esta versión quedará en el registro mundial. Para mí esto es una ópera de este siglo. Va más allá de lo que conocemos como musical”.

Sobre los precios, Mariano Detry también quiso fijar posición. Instó al público a entender que el teatro musical es una de las artes más caras de producir en el mundo. “En Broadway no pagas menos de 200 dólares por un ticket, que no es el más caro. Puedes pagar hasta 800 dólares para ver Hamilton, el musical del momento”.

LosMiserables-foto10

Las entradas para ver la obra escrita y protagonizada por Lin-Manuel Miranda están a partir de 199 dólares. Hay otras obras más baratas: The Lion King desde 95 dólares y The Phantom of the Opera desde 29 dólares. “Creo que después de este proceso, no habrá lucro para los productores. Todo ese dinero que se está invirtiendo va absolutamente a lo que cuesta hacer este musical”, acotó Detry.

Hasta ahora, desde la organización no se ha dicho cuánto costaron los derechos de Los Miserables. “Demasiado dinero, miles de dólares”, asevera Claudia Salazar cuando se le pregunta. Agrega: “Nuestro proceso es distinto. Expliqué quiénes somos y dónde estamos y han hecho concesiones con nuestra producción”.

LosMiserables-cita1Los derechos adquiridos permiten hacer una producción original y no la franquicia, apunta Salazar. “Eso significa que no tengo que traerme al equipo creativo de Londres, y la escenografía no es igual. Tenemos la posibilidad de trabajar con diseño original. Ahora tenemos la orquestación distinta”.

LosMiserables-foto11

Por eso, cuando uno revisa la página web de Cameron Mackintosh y del musical, aparecen los vínculos a los montajes de Londres y otras ciudades, pues esas son franquicias. “Son coproducciones con Londres. Esa es la diferencia. Cuando estrenemos, se validará lo que hacemos y se verá lo que hay”, dice la directora de Clas Producciones, quien después de este proyecto apunta a llevar a cabo producciones originales. Indica además que para los ensayos generales se organizaron visitas de escuelas de teatro, como parte de una iniciativa de hacer más inclusivo el proyecto.

Todo está listo. La noche del miércoles 30 de octubre ocurre el ensayo general. Hace calor en la sala. En balcón alguien saca un abanico, otros usan el programa para echarse aire. Total, tampoco pueden leerlo. No todas las luces están encendidas. Varios usan sus teléfonos para alumbrar las escaleras mientras buscan sus asientos o para transitar el penumbroso pasillo hasta el baño en el piso superior, por donde está ubicada la prensa.

Comienza el espectáculo y hay problemas de sonido evidentes. A Humberto Baralt, quien hace de Jean Valjean, le dan un micrófono que lo desluce, como si su voz saliera de un pequeño radio que sintoniza a duras penas. Tratan de mejorarlo, aunque durante la hora y media de obra, hay un protagonista que no aparece en el programa, pero que exige su crédito a estas alturas: el sonido del roce de los micrófonos con la ropa.

La orquesta es sublime. Acertadas notas para las actuaciones en escena. Hay momentos estelares en transmisión de sentimiento, aunque la calidad del sonido por momentos opaca los diálogos, especialmente en el primer acto. Sin embargo, la calidad vocal y actoral de buena parte de quienes están en el escenario mantienen la tensión del conflicto planteado mientras el público se adentra en la resolución.

Gaspar Colón es uno de los más aplaudidos, pero también cautivan Carol Hermoso en su breves apariciones como Fantine, así como Gabby Brett como Eponine, Alejandro Míguez como Monsieur Thénardier, Luis David Rodríguez como Marius y la niña Malva Acosta como la pequeña Cossette.

Para algunos la ocasión fue el descubrimiento de una sala con múltiples capacidades. En el intermedio, por ejemplo, un grupo de jóvenes hablaba sobre la plataforma giratoria del escenario, que dio un acertado dinamismo a la puesta en escena, bien trabajada en su pertinencia. Para otros, asiduos visitantes de otros tiempos, fue un reencuentro con el centro cultural de la nostalgia.

Solo falta la respuesta del público, su conexión y las distintas lecturas que den a una historia universal y cercana. Los Miserables, como los llamó Víctor Hugo, pueden ser cualquiera, y en cualquier momento. Solo es cuestión de reconocerse; a pesar de quienes todavía se ven como salvadores, sin serlo. Barricadas, gritos de libertad y amor en la Ríos Reyna.

LosMiserables-foto13