Coronavirus en Venezuela: los números son cada vez menos creíbles

Venezuela muestra informes que van a contracorriente. Mientras en el resto del mundo se superan récords de contagios, en Venezuela el coronavirus retrocede. ¿La clave? El "7+7", según Delcy Rodríguez

Coronavirus en Venezuela: los números son cada vez menos creíbles

El chavismo está venciendo al coronavirus sin necesidad de molécula alguna. Y para demostrarlo, este 27 de octubre enseñó unas cifras que, por decir lo menos, son bien cuestionables.

También puedes leer: Nicolás Maduro: “Venezuela ha conseguido una medicina que anula 100% el coronavirus”

Según Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Nicolás Maduro, 353 nuevos casos de coronavirus se detectaron en las últimas 24 horas. De alguna manera, para el chavismo, Venezuela está logrando lo que ningún otro país: que cada día se detectenten menos contagios. Esto en un país con deficiencias en el sistema de salud, éxodo masivo de profesionales y graves problemas de suministro de agua potable.

Focos que antes contabas sus casos por tres dígitos, como Zulia y Caracas, hoy no superan las tres decenas de contagios. Así, de acuerdo con Rodríguez, 297 casos son “de transmisión comunitaria” y 56 “importados”. Estos últimos son todos provenientes de Colombia.

¿Y cómo está logrando tamaño milagro el país? Pues con la supuesta medida de salir una semana sí y otra no.  Resulta extraño que tan brillante idea no se haya copiado en el resto del mundo. “El camino de Venezuela del 7+7 está demostrando que es efectivo, lo estamos viendo en esta curva aplanada y que sigue decreciendo por lo que el llamado es a mantenernos por esta vía”, dijo Rodríguez.

Hasta el número de fallecidos retrocedió, copiando cifras de principio de la pandemia. Rodríguez dijo que murieron tres personas, un hombre de 80 años proveniente del Distrito Capital; un hombre de 71 años del estado Nueva Esparta y otro de 65 años de Apure.

Finalmente, la funcionaria señaló que hasta la fecha, los casos activos son 4.713 y se han recuperado 84.907 pacientes.

Vinotinto contra Bolivia: cuando lo normal es anormal

El debut de Venezuela fue soñado. Goleó y gustó. Y lo hizo con un 11 previsible, juntando a los que ya han sido utilizados por otros técnicos. ¿Qué cambió? Parece que el rival facilitó ese primer paso de encontrar la competitividad, perdida por los movimientos de una FVF caótica. Sin embargo, ahora viene lo más difícil: impedir el típico bajón que la Vinotinto muestra luego de un logro