"El Inocente": final explicado y... ¿habrá segunda parte?

La serie de 8 capítulos ha sido todo un éxito. Muchos se preguntan si habrá una segunda parte y en las siguientes líneas respondemos a esa interrogante. Además, aclaramos el cierre, que sorprendió a muchos

"El Inocente": final explicado y... ¿habrá segunda parte?

Desde que se estrenó el 30 de abril, «El Inocente», serie que protagoniza el actor español Mario Casas, se ha convertido en un fenómeno en Netflix. De hecho, según la plataforma, por varias semanas ha estado entre lo más visto. ¿Por qué? Pareciera que su estructura fragmentada, al principio difícil de comprender, ha conquistado a la audiencia.

Escrita y dirigida por Oriol Paulo («Contratiempo», «Después de la tormenta») «El Inocente» es la adaptación de la novela homónima de Harlan Coben. La trama gira sobre Mateo (Casas), un hombre que comete un homicidio involuntario. Tras salir de la cárcel, rehace su vida. Sin embargo, una llamada desde el móvil de Olivia (Aura Garrido), su pareja que está embarazada, tambalea su estabilidad.

Esta miniserie de 8 capítulos está basada en un libo de más de 400 páginas, razón por la cual muchos creen que es posible continuar la historia, sobre todo por el éxito de la producción en Hispanoamérica. ¿Es posible?

Lo que dicen los autores es que la historia está cerrada y si la viste, vas a coincidir en que no hay tramas de las que se pueda sacar una continuación. Salvo, eso sí, una revelación del protagonista que podría dar para una continuación y de la que hablaremos en la explicación del último capítulo.

Sin embargo, Oriol Paulo le dijo a la web CulturaOcio que había concebido la historia, como una obra sin continuación: «Quería que fuera una película de ocho horas en la que cada capítulo sea una película dentro de otra película. Cada capítulo está muy focalizado en un personaje, en contarte una sola cosa y cada episodio te catapulta hasta el siguiente y te va a contar otra cosa».

Y añade: «El espectador va a viajar por un laberinto y al final llegará al centro de ese laberinto y la serie va a cerrar. Queda cerrada».

José Coronado, que interpreta a Teo Aguilar, también le cierra la puerta a la continuación: «Como espectador, este formato de ocho capítulos de una hora, con una historia cerrada, ahora que hay tal oferta y tanta gente que intenta estirar historias… cuando te llega una historia así, buena y cerrada, digo: ‘Eso es lo que yo quiero para mi fin de semana'». Y agrega que lo bueno de la serie es que «cada uno tiene el final que se merece».

Ahora bien, hay muchas producciones que fueron pensadas para una sola temporada y el éxito las obligó a un drástico cambio, como «La casa de papel», de Alex Pina. De hecho, la página web Fotogramas, dedicada al análisis de películas y series, sugiere algunas líneas  argumentales, basadas en algunos personajes secundarios, para la continuación.  Sin embargo, advierte que «parece muy improbable que ‘El inocente’ tenga temporada 2».

Ni tan inocente: final explicado

En esta serie, cada capítulo funciona para seguir a un personaje. Cuando llegamos al octavo, está casi todo resuelto. Si teníamos algunas dudas, queda claro que fue el padre de Daniel (el joven asesinado en el primer episodio), Jaime Vera (Gonzalo de Castro), el que planea absolutamente todo, para vengarse del protagonista. El detonante fue verlo en aquella visita al ginecólogo, con Olivia.

El villano de la serie piensa que no solo le arrebataron a su hijo, sino que el cómplice tiene una segunda oportunidad, por lo que desata todo su odio, incriminándole y haciéndole creer que su esposa le es infiel e intentándolo asesinar en la cárcel. Además, Vera tampoco perdona que su esposa si haya superado el duelo y se reuniera con Mateo.

Tras la confesión y la comprobación de las pruebas, parece que Mateo está listo para ahora sí vivir su segunda oportunidad como civil, pero entonces descubrimos mediante un flashback que sí arrojó al preso que le atacó al vacío con la plena intención de matarlo. La clave está en esa frase: «Entonces sabrás que no necesitas nada más para ser feliz… bueno, quizás enterrar algo en tu mente».

No solo mató, sino que le mintió a Olivia sobre la naturaleza de este crimen. En concordancia con este hecho, se abre la pregunta: ¿también fue premeditada la muerte del joven Daniel Vera? ¿Ese empujón fue accidental?

Lo dice Vera: «Fracasé porque te subestimé, olvidé tu verdadera naturaleza, la de un asesino. Esa es la misma naturaleza que te empujó aquella noche a matar a mi hijo y la misma que te empujó a matar a aquel preso. Eres un asesino».

¿Es así? Veamos: Mateo acabó con una vida con alevosía, mintió a la persona que más amaba y siguió con su vida. Por lo tanto, lo que sucede en las últimas escenas contradice al título de la producción, lo cual buscó el escritor del libro desde el principio y, obviamente, también los productores de la serie.