Energía y Petróleo

Chevron mantiene su presencia en el campo petrolero Petroboscán

La empresa petrolera estadounidense mantiene su presencia en el campo petrolero Petroboscán, ubicado en el estado Zulia, aunque sus trabajadores señalan que el campo no está operando.

Publicidad
chevron
Elaine Thompson | AP

Chevron aún se encuentra a la espera de la decisión que tomará el gobierno de Donald Trump sobre la renovación de su licencia para operar en Venezuela, la cual vence el próximo 25 de octubre. Sin embargo, la empresa se mantiene en el campo petrolero Petroboscán, a pesar que sus trabajadores señalan que los campos están parados.

El portavoz de Chevron, Ray Fohr, señaló que la compañía espera que su licencia para operar en Venezuela se renueve y que Chevron se mantiene como una presencia positiva en el país y también el el campo Petroboscán.

“Nuestro objetivo es mantener la seguridad de las operaciones y apoyar a más de 8.000 personas que trabajan con nosotros y a sus familias”, dijo Fohr a Bloomberg.

Chevron tiene más de 100 años operando en Venezuela, pero en el 2006 firmó con Pdvsa una sociedad que le otorgaba el 39,2% de las acciones de Petroboscán.

“Petroboscán es la empresa con mayor volumen de producción de crudo en el país, con un total de 115 mil barriles diarios. Tendrá bajo su responsabilidad la operación del campo Boscán, ubicado en el estado Zulia, donde se encuentran crudos de gravedad 10.5° API”, señaló la petrolera venezolana en un comunicado de prensa al momento de la creación de la empresa mixta.

Chevron tiene más operaciones Venezuela y es la única empresa petrolera estadounidense que mantiene operaciones en el país. Aunque Petroboscán es la más importante empresa mixta en la que participa Chevron, también la empresa estadounidense tiene acciones en Petroindependiente, Petroindependencia y Petropiar.

En los últimos años, la producción de las empresas mixtas de Chevron cayó a la par del desplome de la producción de la industria petrolera nacional.

En 2015, solo se registró una producción de 64 mil barriles diarios de petróleo, mientras que para el cierre de 2018 la producción ya se ubicaba en 44 mil barriles diarios, según los informes financieros de Chevron.

El último reporte de la compañía, correspondiente al segundo trimestre de 2019, señala que «la producción neta equivalente de petróleo de Chevron en Venezuela promedió 34,000 barriles por día», lo que implica una caída de la producción de -46,8% desde el 2015.

Las sanciones paralizan la planta

Aunque los trabajadores señalan que la caída en la producción es sostenida. La paralización de la producción responde, según representantes de trabajadores, a que los tanques de almacenamiento están repletos.

Las sanciones de Estados Unidos a la estatal petrolera venezolana ha reducido el número de compradores, por lo que una de las consecuencias es que Pdvsa se está quedando sin espacio para almacenar y se ha visto obligada a disminuir aún más su producción.

Sin embargo, los intereses de Chevron en Venezuela aún son muy altos y por eso sigue apostando por la renovación de la licencia por parte del gobierno de Trump. La compañía estadounidense realizó un préstamo a Petroboscán por $ 626 millones de dólares.

Por lo pronto, Iván Freites, secretario de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo de Venezuela,  señala que solo queda esperar “que pasará con la permanencia de las empresas socias de Chevron después que venza el plaza en octubre”.

Publicidad
Publicidad