<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Gobierno de Maduro demanda al Banco de Inglaterra ¿Por qué?

El Gobierno de Maduro ve en el oro una opción de financiamiento, en momentos en que el petróleo le dejó de ser rentable. Sin embargo, el Banco de Inglaterra no lo cederá tan facilmente

El Banco Central de Venezuela (BCV) acudió a un tribunal en Londres para forzar al Banco de Inglaterra a la entrega de lingotes de oro. Estos lingotes están valorados en 930 millones de euros y el Gobierno de Maduro los pide para para afrontar la crisis causada por el coronavirus.

Hace un mes, el BCV pidió a la institución británica vender parte de los lingotes de Venezuela que mantiene en sus bóvedas, pero no obtuvo respuesta. Lo que solicitaba el Gobierno de Maduro era  entregar los fondos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Sin embargo, el organismo emisor no puede vender las 31 toneladas de oro de Venezuela en el Banco de Inglaterra. Esto después que el gobierno británico y otros 50 países desconocieran el mandato del presidente Nicolás Maduro tras unas cuestionadas elecciones en 2018, y optaran por apoyar al jefe del Parlamento opositor, Juan Guaidó, como líder del país.

En busca de financiamiento

Esta sería la primera vez que asesores legales del emisor venezolano acuden a una corte en Londres para exigir a la institución británica liberar parte del oro para financiar la lucha contra la pandemia, de acuerdo con un documento legal fechado el 14 de mayo con la firma del abogado Sarosh Zaiwalla, al que accedió la agencia Reuters.

El BCV busca “una orden que requiera que el Banco de Inglaterra cumpla con la instrucción propuesta”, agrega el texto del reclamo.

El Banco de Inglaterra no quiso hacer comentarios sobre el caso. Tampoco respondió de inmediato el emisor venezolano ni los asesores legales.

Los lingotes de oro han resultado una de las pocas alternativas de financiamiento para el gobierno de Maduro. El régimen está agobiado por las sanciones de Estados Unidos y la caída de ingresos petroleros por la baja producción y el desplome de los precios del crudo.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) llegó a admitir el pasado mes que fue contactado por el gobierno venezolano. La intención fue explorar mecanismos que permitan usar fondos del BCV colocados en bancos extranjeros.

Venezuela registra 618 casos de coronavirus y 10 fallecidos por la infección, una de las tasas más bajas de mortalidad por el virus en la región. Pero el país enfrenta un colapso económico y dos años de hiperinflación. También sufre una crisis de servicios públicos y tiene un sistema de salud vulnerable, por años de desinversión.

Con información de Reuters