Trabajadores denuncian accidentes mortales en empresas básicas

Jesús Corales, coordinador general del Consejo Socialista de Delegados de Prevención del estado Bolívar (Consodepreb) y miembro de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), denunció las condiciones de inseguridad algunas de esta empresas, por lo que exigió responsabilidades de los fallecimientos.

Trabajadores denuncian accidentes mortales en empresas básicas

El trabajador de Venprecar hizo un llamado de alerta ante los últimos accidentes fatales en Alcasa y Venalum. “Esto tan solo es la punta del iceberg. Ante estos eventos graves la respuesta de las autoridades, tanto dirección de las empresas, instituciones como el Inpsasel, se han hecho cómplice con su silencio. Diariamente miles de trabajadores están expuestos a procesos peligrosos”, dijo.

“Los operarios cumplen con sus labores en condiciones insalubres e inseguras que atentan contra su salud y vida en sus puestos de trabajo” por la desinversión y las malas administraciones, señaló en un comunicado.

Rona Figueredo, coordinador del Comité de Seguridad y Salud Laboral (CSSL) de la empresa Orinoco Iron, resaltó que la situación no es exclusiva de las empresas básicas sino que también ocurre en el sector privado y también en los pequeños y medianos centros de trabajo. Sin embargo, en Guayana el mayor empleador es el Estado y al mismo tiempo es quien viola todas las leyes, normas y procedimientos.

Entre septiembre y octubre del presente año, se presentaron 9 accidentes, de los cuales cuatro fueron mortales. Uno de ellos fue el caso de Miguel Antonio Rivas, trabajador de CVG Alcasa, quien falleció impactado por la explosión de un cilindro de oxígeno.
Néstor Villarroel, contratista de la CVG – Venalum, fue otro de los casos fatales ocurridos en este periodo. El trabajador falleció aplastado por una lámina de acero desprendida.

Néstor Centeno, trabajador de la misma empresa, falleció en septiembre al caer de una altura de 15 metros aproximadamente, cuando trabajaba en una grúa en el área de Producción de V Línea.

Consodepreb denunció que en la mayoría de las factorías se violan los procedimientos, no están activos los servicios de Salud y Seguridad Laboral, no se declaran las enfermedades ocupacionales, ni se investigan los accidentes laborales. Además, el Sistema de Vigilancia epidemiológica es inexistente.
El consejo socialista hizo un llamado a los presidentes de empresas, al ministro de Empresas Básicas, Juan Arias, al director del Inpsasel y al M/G Justo Noguera Pietri, presidente de Sidor y CVG, a que desde el Estado den el ejemplo con acciones reales, radicales y contundentes para corregir estas situaciones permitiendo el funcionamiento de los Comités de Seguridad y Salud Laborales (CSSL) en cada centro de trabajo, que activen los servicios de seguridad y salud laboral y que implementen los programas de Seguridad y Salud Laborales previstos en la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat).