<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Una póliza de seguros puede alargar la vida de los aguinaldos

Los altos niveles de inflación han reducido las opciones para invertir los aguinaldos o utilidades en 2015. Sin embargo, adquirir o renovar el seguro de vida es una de las pocas alternativas que se puede rescatar este año, concuerdan economistas.

Una póliza de seguros puede alargar la vida de los aguinaldos

Para Asdrúbal Rivas, estar asegurado es una obligación hoy en día, pues en su opinión los costos para atender una enfermedad pueden impactar fuertemente el presupuesto y el patrimonio de cualquier venezolano, por ello recomendó mejorar la cobertura de riesgo de vida y salud.

«En caso de ya contar con una póliza, destina una parte de las utilidades para la renovación. De esta manera se obtendrá tranquilidad para el próximo año», expresó.

Otra opción para ganarle a la inflación galopante que afecta a la economía nacional, es la compra de productos regulados como medicinas, afirmó Henkel García, director de la firma Econométrica.

Pagar post-grados, cursos de especialización o de idiomas, que permitan conseguir mayores y mejores oportunidades son también una alternativa viable para ambos especialistas, sobre todo con la situación actual de Venezuela en la que la fuga de talentos amenaza fuertemente a las empresas. «Prepararse, invertir en uno mismo es una opción más que recomendable», expresó.

Emprendimientos: Aunque ambos expertos señalan que en Venezuela iniciar un negocio es riesgoso, resaltan que este puede ser un buen momento. «Considera asociarte con personas que posean intereses similares a los tuyos y en especial que puedan generar valor agregado para tener mayor probabilidad de éxito», dice Rivas.

Invertir en una moneda dura: García considera que adquirir divisas a través de las subastas de Simadi es una alternativa, aunque de baja probabilidad,  pero que «vale la pena intentar».

Rebajar las deudas contraídas durante el año: Bajar los préstamos bancarios o tarjetas de crédito es una recomendación que está dentro de la lista de alternativas.

«La regla de oro para unas finanzas sanas, es destinar alrededor de 35% de tus ingresos a cuotas mensuales de pago. En entornos de alta inflación, pudiéramos llevar este límite a 40%, 45%. En especial porque las tasas de interés están controladas, y son negativas en términos reales. Pero en caso de estar sobre endeudado, empieza por hacer una lista de tus deudas y dedica una parte del cobro de tus utilidades a reducir las que posean mayor tasa de interés, en especial la de las tarjetas de crédito», sostuvo Rivas.

Resaltó que la planificación es muy importante. «Fija un límite de lo que vas a gastar. Luego establece prioridades y revisa las mejores opciones que se acerquen a esa estimación. No salgas a hacer compras sin tener un plan y referencia de precios. No confundas gasto con inversión, aún cuando los precios se incrementan por el efecto de la inflación, evita las compras nerviosas», añadió.