Discapacitados

El sexo también es un deporte paralímpico

El canal ESPN ha estado pasando los resúmenes de los Juegos Paralímpicos en horarios de madrugada. Desconozco si es por bajo rating o si imágenes como las de Ibrahim Hamadtou, un egipcio sin brazos que juega tenis de mesa con la raqueta agarrada por los dientes, se consideran “sensibles” para cierto tipo de audiencias. De repente resulta que la discapacidad, una etiqueta social que ponen los presuntos capacitados, en el fondo es tan provocadora como la pornografía