Primera División

La maña de perder tiempo: no es picardía, es un vicio

Un futbolista que recibe apenas un contacto de falta, va al piso y exagera el dolor por un golpe que ni siquiera existió, el balón abandona el rectángulo de juego a menudo, el árbitro sentencia cualquier fricción como falta y detiene el partido o cada reanudación demora Dios y su ayuda. ¿Cómo cambiamos esto?

En Venezuela no somos alemanes

Existe una intención, sana o malsana, dependiendo de donde provenga, de regocijarse con supuestos avances del fútbol venezolano. No se puede ser mezquino como para negar que hay mejoras que deben sostenerse y promocionarse, pero tampoco se puede ser alcahuete y vender la idea de que el balompié criollo transita un camino de transformación similar al que grandes potencias, como Alemania, supieron recorrer.

La competitividad del fútbol venezolano

Un equipo de fútbol es un sistema abierto y adaptativo, esto quiere decir que está sujeto a la influencia del entorno. Un conjunto, o un atleta, encontrará posibilidades de superación siempre que sus rivales lo exijan hasta el punto de obligarlo a buscar su mejor versión, y en caso contrario, le permitirá encontrar el espacio perfecto para la relajación, madre de todas las derrotas.

5 puntos a atender por el Fútbol Venezolano

El fútbol es un producto inacabado, esto significa que es un sistema abierto y permeable a nuevas influencias y modificaciones que lo mantienen dentro de lo que se conoce como complejidad. Pero no es únicamente el juego lo que está en continua revisión; la organización debe reflexionar permanentemente para no caer en la comodidad que ofrece la mediocridad.

El Torneo Adecuación como verdugo

Han sido cinco ya los entrenadores que han dejado sus cargos en lo que va de Torneo Adecuación. El más reciente, Carlos Horacio Moreno, quien el miércoles le dijo adiós al Zulia, mientras solo falta la confirmación de que un sexto, Luis “Pájaro” Vera, salga de Mineros.

Torneo Adecuación: Cambiar para que todo siga igual

Debo advertirle que en las siguientes líneas no encontrará usted pistas que lo ayuden a divisar cómo se desarrollará esta nueva versión del fútbol de primera división, ni mucho menos leerá pronósticos de dudosa utilidad. No creo en la existencia del futuro ni en la linealidad de las conductas humanas, por ello me atraen más el nacimiento y el desarrollo de la tragedia que su final. Lo que sí descubrirá son algunas razones por las que creo que esta adaptación competitiva ha nacido con plomo en las alas.

Unas líneas sobre el cambio en el Fútbol Venezolano

No hay mayor elemento de consenso entre quienes tienen algo que ver con el fútbol criollo que la necesidad de un cambio. Y no hay mayor denominador común que la ausencia de ideas a la hora de proponer estas modificaciones. Todos pedimos y exigimos, pero, ¿sabemos qué queremos?