Los hombres sufren y también son maltratados

El llamado “día azul”, o Día Internacional del Hombre se celebra cada 19 de noviembre, a pesar que especialistas en la materia han asegurado que se ha tratado de invisibilizar durante décadas, tal vez porque representa la figura fuerte y empoderada que deben transmitir bajo cualquier circunstancia los caballeros. Los sexólogos y psicólogos buscan en esta fecha a través de campañas, unir esfuerzos para educar y mostrar a la sociedad la importancia del tema para la salud masculina

Los hombres sufren y también son maltratados

Pocos saben que este 19 de noviembre, a nivel mundial, es un día dedicado a enaltecer la masculinidad y todo lo que tiene que ver con el ser hombre. Aunque fue la fecha fue establecida en 1992 por Thomas Oaster, profesor de la Universidad de Missouri-Kansas, no es sino hasta 1999, cuando comienza a ser observado como el Día Internacional del Hombre (DIH).
Paradójicamente, esta celebración es compartida con el día internacional del retrete o inodoro, símbolo de la poca importancia y “el saboteo” con el que se ha tratado el tema masculino, señalan los especialistas.
Para el psicólogo clínico y sexólogo tachirense, Alfonso Amaya, promotor de campañas educativas relativas a educar en sexualidad de género, en Venezuela poco se conoce sobre el tema donde siempre se ha destacado la figura masculina como el “súper héroe o súper hombre” que nada lo derriba.
“En este día es propicio para visibilizar las áreas sociales donde el hombre aún sigue siendo discriminado. Además de balancear y mejorar las relaciones de género”, indicó.
 
La salud masculina –dijo Amaya- es otro de los puntos importantes de concientizar porque alrededor de ella existen múltiples factores que la hacen vulnerable, lo que conlleva en muchos casos al hombre a sufrir más que la mujer. “Desde el punto de vista cultural el hombre es identificado como la persona que no debe manifestar lo que le ocurre. Cuando se visibiliza esta situación es que nos damos cuenta de la enorme cantidad de maltratos a que está expuesto el género masculino. Situaciones que la violencia cultural no ha dejado salir a luz”.
De acuerdo al especialista en psicología clínica y defensor de los derechos masculinos, la idea de un hombre heroico, fuerte y exitoso, es la que ha predominado en el mundo, de hecho quien no tenga estas cualidades resulta poco atractivo no solo a las mujeres sino también a la sociedad en general.
Sufridos, maltratados y olvidados por la sociedad los hombres, más aun en Venezuela, llevan sobre su espalda una cadena de padecimientos y conflictos internos que alguien debe parar.

A espaldas de la salud y las leyes

Las discriminaciones en el sistema de salud y la legislación nacional, son parte de las luchas internas que deben sobrellevar los hombres venezolanos, detalló el sexólogo quien fue coordinador de la Unidad de Salud Reproductiva de la Corporación de Salud del Táchira.
En la norma nacional de salud sexual y reproductiva en el área de la mujer está distribuida en todo un capitulo, -precisó Alfonso Amaya-, pero al revisar la parte urológica que tiene que ver con el sistema de salud reproductiva del hombre solo existen dos páginas y los protocolos son tan escasos que queda en evidencia la discriminación hacia él.
Alertó sobre la escasa atención que se brinda a la salud de los hombres a nivel mundial, sobre todo en los temas relacionados al tratamiento de la depresión que en el género masculino, en muchos casos está relacionada a patologías a nivel de los testículos.
“La depresión masculina es un problema mundial y en Venezuela el cáncer de próstata es la segunda causa de muerte masculina. Cuando comparamos esta situación con las campañas que existen, por ejemplo, en la prevención y control del cáncer de mama, podemos evidenciar el grado de discriminación y la brecha comunicacional que existe entre una y otra”, dijo.

No quieren mostrarse débiles

Más allá de representar un problema cultura “muy arraigado en la sociedad venezolana”, el psicólogo señala que es el hombre mismo quien no desea mostrarse débil ante la sociedad y allí radica la importancia de instaurar el mes de noviembre como “el mes azul”, empezar a tomar concientizar y a educar en relación al tema desde la más temprana edad hasta los adultos.
Amaya planteó que la depresión, el cáncer de próstata, testículos, sumados a los problemas cardiovasculares están entre las primeras causas de muerte de los hombres venezolanos, situación que se desconoce por la discriminación en cuanto a la promoción de la salud masculina que aunado al silencio agrava la situación.
“Hacer la diferencia y echar por tierra esquemas pasado que relacionan al género masculino con un súper héroe que no sufre y avocarse en la búsqueda de un sistema en donde sus derechos se defiendan en igualdad. Además de lograr que el mismo hombre se convierta en promotor de la salud es todo lo que se busca”, puntualizó.]]>