Monseñor Salazar Bravo asumió su cargo como primer Obispo de Petare

El Vaticano decidió que se constituyera la Diócesis de Petare y su primer obispo es monseñor Juan Carlos Bravo Salazar, quien este lunes 10 de enero asumió sus nuevas tareas caraqueñas

Monseñor Salazar Bravo asumió su cargo como primer Obispo de Petare

El pasado mes de noviembre, el Papa Francisco autorizó la creación de la Diócesis de Petare, en el municipio Sucre y nombró como su encargado a monseñor Juan Carlos Bravo Salazar, quien prestaba su servicios en la Diócesis de Acarigua, en el estado Portuguesa.

“Vengo de Acarigua y no conozco nada de Petare, pero tengo la mejor disposición, el compromiso y la alegría de conocer, de caminar todas las comunidades, comenzando por los sectores más alejados y pobres que tenga el municipio Sucre, sin llevar el cargo de Obispo, sino de un hermano más, de un vecino más que viene con la principal misión de difundir el evangelio”.

Con estas palabras se presentó Juan Carlos Bravo Salazar.

Dijo que al ser nombrado como Obispo de Petare, se asombró de que el patrón fuera la imagen del Dulce Nombre de Jesús, representado en la figura de un niño “pues siempre he considerado que todos deberíamos comportarnos como los niños que se mantienen alegres, brincan, juegan y viven en la libertad de Dios, aptitud que deberíamos copiar los adultos”.

Para celebrar tan importante evento, se llevó a cabo una misa especial en la plaza de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, ubicada en la California Norte, que de ahora en adelante será reconocida como Catedral, mientras que la Iglesia Dulce Nombre de Jesús, ubicada en la zona Colonial de Petare, será reconocida como co-catedral, decisión que originó criticas de distintos sectores.

El acto litúrgico contó con la presencia del cardenal Baltazar Porras, quien realizó la entrega de una Reliquia de Primer Grado del Beatro José Gregorio Hernández a las autoridades de la nueva Diócesis de Petare, que se convierte en la circunscripción religiosa número 41 que existe en Venezuela.

Durante la misa especial correspondió a monseñor Ignacio Cheffalia, encargado de negocios de la Nunciatura Apostólica, leer las palabras de salutación que envió el Papa Francisco, quien resalto el importante trabajo que se debe realizar en esta jurisdicción, en donde existen miles de barriadas, con graves problemas sociales, a los cuales se les debe buscar solución.

Allí también estuvieron presentes los representantes de cada una de las 23 parroquias eclesiásticas que conforman la nueva Diócesis de Petare, quienes saludaron al nuevo obispo.

La nueva Diócesis de Petare pastoralmente se organiza con 23 parroquias, 12 sacerdotes diocesanos, 45 sacerdotes religiosos, 129 religiosas, 5 seminaristas, 27 instituciones educativas católicas y 64 instituciones caritativas.