<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Sinopharm: Todo sobre la vacuna china

¿Qué es la vacuna Sinopharm? ¿Cómo está hecha? ¿A quién le funciona mejor? ¿Cuánto dura la inmunidad? ¿Cuántas dosis necesita? ¿Dónde la han probado? ¿Cuáles reacciones genera? Son muchas las preguntas que surgen sobre este producto que buscará inmunizar a, por lo menos, 250.000 venezolanos

Sinopharm: Todo sobre la vacuna china

El nombre Sinopharm apareció casi de repente en el tema de vacunación en Venezuela, cuando el 1 de marzo, el gobierno de Nicolás Maduro anunció que había llegado un lote de 500.000 de estas inmunizaciones chinas y que, horas antes, el Ministerio de Salud había autorizado su uso. Hasta entonces, solo se hablaba de la rusa Sputnik V y de la posibilidad de acceder a vacunas del Fondo Covax de la Organización Mundial de la Salud.

¿Qué es la vacuna Sinopharm? ¿Cómo está hecha? ¿A quién le funciona mejor? ¿Cuánto dura la inmunidad? ¿Cuántas dosis necesita? ¿Dónde la han probado? ¿Cuáles reacciones genera? Son muchas las preguntas que surgen sobre este producto que buscará inmunizar a, por lo menos, 250.000 venezolanos.

Sinopharm

El primer lote de 500.000 dosis de Sinopharm llegó a Maiquetía en un avión de Conviasa, el 1 de marzo. Foto Manaure Quintero / Reuters

Según afirmó la vicepresidenta Delcy Rodríguez, este primer lote será destinado a maestros y personal de seguridad.

Delcy Rodríguez y el embajador de China en Venezuela, Li Baorong, al recibir las vacunas. Foto Manaure Quintero / Reuters

Sinopharm es una empresa farmacéutica que trabaja bajo supervisión del gobierno chino. Su nombre completo es China National Pharmaceutical Group Co., Ltd., tiene 128 mil empleados y cubre desde la investigación y desarrollo de medicamentos hasta cadenas de ventas al detal. Su vacuna contra el Sars-CoV-2 fue aprobada por China el 30 de diciembre de 2020 (casi justo un año después de admitir oficialmente el nuevo virus).

Ensayos en 8 países

El producto se desarrolló en una de las dependencias del consorcio farmacéutico, el Instituto Sinopharm CNBG de Beijing. En esa ciudad se realizaron las pruebas, en más de 60 mil personas de todas las edades, desde los 3 años y hasta más de 69. Sin embargo, el gran grueso de los voluntarios tenía entre 18 y 59 años.

Además de China, los ensayos se llevaron a cabo en otros siete países: Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Egipto, Jordania, Perú, Argentina y Marruecos. Cinco países la utilizaron de emergencia incluso antes de la autorización oficial. Fueron China, los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Egipto y Jordania.

Sinopharm

Sinopharm es un emporio farmacéutico chino

Aunque Sinopharm asegura que «más de 50 países» se han mostrado interesados, hasta los momentos solo las han recibido naciones de África, Latinoamérica y algunos árabes. De Europa, solo Hungría. Las autoridades sanitarias de la Unión Europea y de Norteamérica no le han dado aún el visto bueno.

Hasta ahora, según la misma empresa, la vacuna china se ha colocado a más de 10 millones de personas, sin reacciones adversas preocupantes. También anunciaron que ya terminaron los ensayos en menores de edad, por lo que pronto podrá ser aplicada al grupo entre 3 y 17 años.

Sinopharm vs. otras

¿En qué se diferencia de otras vacunas? Primero que nada, en la forma como fue concebida. El resto de vacunas se creó con virus inactivo. La de Sinopharm con virus debilitado. Con esto lo que se busca es que el organismo genere sus propios anticuerpos. Es la forma más tradicional de desarrollar vacunas.

El nivel de eficacia es otra de las diferencias. Aunque la empresa china no ha especificado el porcentaje exacto, está por debajo del 91 % de otras vacunas pero muy por encima del 50 % que pide la OMS.

El tiempo de inmunidad frente al Sars-CoV-2 también parece menor que el de otros laboratorios. Hay que aclarar que no se puede saber cuánto dura exactamente la protección de ninguna vacuna, porque no ha pasado un año desde la primera dosis inyectada. Pero, a diferencia de otros laboratorios que aseguran una cobertura de 12 meses, Sinopharm solo garantiza seis. Así lo admitió el presidente de la farmacéutica, Liu Jingzhen, en una entrevista para su página web.

Sinopharm

Liu Jingzhen, presidente de Sinopharm. Cortesía de su página web

Sin embargo, es probable que la inmunidad sea más prolongada. Según el portal del departamento de Salud de Estados Unidos, Vaccines.org, las vacunas que se basan en virus debilitados suelen crear «una respuesta inmunitaria fuerte y de larga duración», pues son similares a la infección natural. Sin embargo, como se ha advertido, sobre el Sars-CoV-2 no hay nada definido.

Las semejanzas

La vacuna de Sinopharm se coloca igual que las que, hasta ahora, han sido aprobadas: por inyección. También requiere de dos dosis, con diferencia de entre 3 y 4 semanas entre cada una. Por tanto, las 500 mil vacunas que recibió Venezuela recientemente, solo alcanzan para 250.000.

Otra similitud importante son las reacciones adversas que puede generar. Hasta los momentos, al igual que las 250 millones de vacunas que se han puesto en el mundo, solo ha provocado efectos secundarios leves. En el caso de Sinopharm han sido molestias en el lugar de la inoculación, dolor de cabeza, mialgia y fiebre.

Países con Sinopharm

En la actualidad y además de Venezuela, varios países han recibido dosis de la Sinopharm, sea porque las compraron o porque China las donó. A excepción de Hungría,  todos los países son asiáticos, africanos, árabes o latinoamericanos.

Desembarco de las vacunas chinas en Venezuela. Foto Manaure Quintero / Reuters

Estos son algunos de ellos:

Perú. Además de ser uno de los territorios donde China probó el producto, recibió un millón de dosis hace tres semanas y recibirá dos millones más. China, a través de Sinopharm, donó 860.000 dólares al Ministerio de Salud de Perú y a la Universidad Cayetano Heredia, según el portal Salud con lupa.

Argentina. Igual que Perú, Argentina recibió un millón de dosis de Sinopharm, más 2.470.540 dosis de Sputnik V y 580.000 de la vacuna de la Universidad de Oxford.

República Dominicana. Su presidente Luis Abinader anunció que están decididos a inmunizar a 80 % de la población en este primer semestre. Entre las vacunas adquiridas están 8 millones de dosis de Sinopharm. Las compraron porque otras farmacéuticas están retrasadas en la entrega.

Países africanos. Once países de la Unión Africana iniciaron su campaña de vacunación con el producto chino. Son Marruecos, Egipto, Mauricio, Argelia, Seychelles, Guinea-Conakri, Guinea Ecuatorial, Zimbabue, Sudáfrica, Senegal y Costa de Marfil.

Irak. Está basando su campaña de vacunación en productos de varios laboratorios. Entre ellas están dos millones de dosis de Sinopharm.

Jordania. La vacunación en Jordania se realiza con un pool de vacunas. Entre ellas está Sinopharm que, junto con Pfizer, fue de las primeras en poner. Además, espera por Oxford-AstraZeneca y Johnson & Johnson, que le llegarían por el Fondo Covax.

Hungría. No solo es el único país de Europa que está vacunando con Sinopharm: su propio primer ministro, Viktor Orbán, se inmunizó con ella. «Estoy vacunado», escribió Orbán en la red social Facebook. Hungría ha encargado 5 millones de dosis y ya recibió 550.000.

Bibliografía

Entrevista a Liu Jingzhen, en la página de Sinopharm.

Portal vaccines.org

Portal especializado Salud con lupa.

Informaciones variadas de la agencia Efe.

Declaraciones del infectólogo Julio Castro, publicadas en El Estímulo.

Nota de BBC Mundo: Dudas sobre la primera vacuna contra la covid-19 aprobada por China