<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Trabajadores de la salud piden ayuda humanitaria a Naciones Unidas

Entrega de equipos de bioseguridad, mejora en los salarios, así como rechazar la persecución y criminalización por decir la verdad sobre el estado en que se encuentran los hospitales, fueron las denuncias y solicitudes que los representantes sindicales presentaron este jueves 30 de julio a las autoridades del PNUD en Caracas

Trabajadores de la salud piden ayuda humanitaria a Naciones Unidas

Sin efectivo para pagar el pasaje, sin dinero para comprar comida y con medidas que obstaculizan su desplazamiento: por estas y otras razones muchos son los trabajadores de la salud a quienes se les dificulta asistir a sus puestos de trabajo en los hospitales durante esta pandemia.

Así lo señala Zaida Moreno, trabajadora del hospital Clínico Universitario, y advierte que un importante porcentaje de trabajadores del sector salud viven en las llamadas ciudades dormitorio y no pueden trasladarse a Caracas a cumplir sus labores.

“Y si logramos llegar hasta los hospitales, vamos a trabajar con miedo pues no contamos con los equipos de bioseguridad para protegernos de la covid-19, en cuyo proceso no solo atentamos con nuestra salud, sino también la de nuestras familias, que ya bastante trabajo están pasando con la falta de comida, agua y servicios públicos”, dijo Moreno.

trabajadores de la salud

Pablo Zambrano, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de los Trabajadores de la Salud, Fetrasalud, señaló que los trabajadores de la salud ya cansados de la negativa del gobierno de Nicolás Maduro en dar respuesta a las demandas del gremio, acordaron entregar un documento y solicitar una reunión de emergencia con las autoridades del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), para solicitar ayuda humanitaria.

“No podemos permitir que nuestros médicos, enfermeras y demás trabajadores de la salud sigan perdiendo la vida por la falta de equipos de bioseguridad, que no puedan mantener a sus familias por tener un salario de menos de tres dólares mensuales y que para colmo de males, cuando denuncian la situación en las cuales les toca trabajar o informan sobre la situación de los hospitales, son perseguidos, acusados de promover instigación al odio y amenazados con ser detenidos”, dijo Zambrano.

Indicaron los trabajadores que realizaron una protesta pacífica frente a la sede de la ONU, que desde hace años han venido señalando los problemas en este sector y que lamentablemente el coronavirus llegó a Venezuela con una situación sanitaria en las perores condiciones.

“Para poder tener dinero en efectivo y pagar el pasaje para llegar hasta los hospitales muchos de estos trabajadores están vendiendo los productos que les entregan en las cajas de alimentación, le quitan comida a sus hijos para no dejar solos a los pacientes en los centros de salud”, aseguró Pablo Zambrano.

Zenaida Figuera, representante del Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Salud, indicó que, “las cifras de los pacientes contagiados y fallecidos que ofrecen las autoridades no cuadran con las estadísticas que llevamos en los hospitales”.

Dijo Figuera que en estos momentos hay un repunte importante de los casos comunitarios, situación que hará colapsar la red hospitalaria: “Ya observamos que las autoridades están habilitando una serie de espacios no adecuados para atender a las personas, pero en la emergencia algo se tiene que hacer. Sin embargo, nos preocupa que esos espacios no tengan todos los equipos y que el personal no cuente con los equipos necesarios para su protección”.

Por su parte, Mauro Zambrano, otro de los líderes sindicales, señaló que a través del programa Monitor Hospitalario tienen información al día sobre los centros de salud: “Gracias a las informaciones que diariamente nos ofrecen los propios trabajadores, podemos señalar que en 38% de los hospitales falta agua potable, 50% de los centros de salud no tiene cloro, desinfectante para la limpieza de las instalaciones, y que además, la mitad de los centros de salud no cuentan con la entrega de tapabocas”.

Indicaron los trabajadores que no entienden cómo las autoridades del Gobierno pretenden invertir sumas millonarias en la organización de unas elecciones, cuando los recursos deberían ser invertidos en las verdaderas necesidades del pueblo, que son salud, alimentación y buenos servicios públicos. Aseguraron que en medio de la pandemia, seguirán en las calles, defendiendo sus derechos y los de los pacientes.