Van 8 militares muertos en Apure en ataques a guerrilleros colombianos

El Comando Estratégico Operacional (CEOFANB) de la Fuerza Armada creó una zona especial de seguridad en tres municipios del estado Apure, con restricciones a los desplazamientos terrestres, fluviales y aéreos. Hasta ahora van ocho militares venezolanos -la mayoría oficiales- muertos en combates contra guerrilleros colombianos.

Van 8 militares muertos en Apure en ataques a guerrilleros colombianos

Hasta ahora van ocho militares venezolanos entre oficiales y tropa los muertos desde que comenzaron el 21 de marzo las operaciones de la Fuerza Armada de Venezuela grupos armados irregulares en poblaciones y predios cercanos a la frontera con Colombia, según datos oficiales.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, atribuyó las bajas a los enfrentamiento contra grupos de terroristas colombianos.

“La región está volviendo a la normalidad. La Fuerza Armada tiene asegurado militarmente el sector. Por su puesto no estamos cantando victoria. Apure es nuestro y lo vamos a defender”, dijo Padrino al afirmar que hay una operación de desgaste contra la Fuerza Armada.

“Hasta el presente (día) se han dado nueve bajas de estos grupos terroristas y, lamentablemente, hemos sufrido la pérdida de ocho compañeros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, así como también 34 heridos, que han recibido asistencia médica”, dijo Padrino durante un balance presentado en el palacio de gobierno de Miraflores y transmitido por los medios estatales de información y propaganda, entre ellos VTV.

La población venezolana de La Victoria y la colombiana de Arauquita apenas están separadas por el río Arauca. El territorio es un “tercer país” con una histórica interacción familiar y comercial entre ambos lados.

Minas antipersona

Las bajas reportadas por el gobierno venezolano incluyen dos militares muertos en el estallido de una mina antipersona. Otros  dos cayeron de manera accidental por el estallido de una granada dentro de un mortero, durante una andanada de disparos contra posiciones de los rebeldes colombianos.

En el accidente con el mortero el sábado, cerca de El Ripial, Apure, murió en el acto el cabo segundo YOENDRY ENRIQUE PIÑERO ORTEGA, C.I. 27.196.055.

Posteriormente se reportó que también murió un teniente que había sufrido una fuerte herida con fractura abierta de cráneo, durante el estallido de la granada.

Daños colaterales

Según denuncias de familiares y amigos de las víctimas civiles, entre las “nueve bajas de grupos terroristas” reportadas por los militares hay una familia de campesinos venezolanos ejecutados de manera sumarial, y cuyos cuerpos aparecieron con armas “sembradas” para simular que estaban disparando a los soldados.

Padrino refutó estos señalamientos que atribuye  a una componenda de medios de derecha, y afirma que la Fuerza Armada respeta y promueve los derechos humanos.

“Se intentó de manera deliberada a través de redes sociales y audios de la plataforma WhatsApp sembrar psicoterror en la población de La Victoria, dando señales de que la Fuerza Armada estaba acabando con la población”, manipulaciones mediáticas que han sido desmontadas por sí solas, por ser una mentira, dijo el general Padrino, citado por el ministerio  de Información.

Desplazados

Los ataques a campamentos de irregulares y las represalias de los guerrilleros comenzaron el 21 de marzo en el estado Apure, en el municipio Páez, fronterizo con el departamento colombiano de Arauca.

Según autoridades colombianas unas 4.000 personas entre venezolanos y colombianos ha sido desplazadas hasta el municipio de Arauquita, en el lado colombiano.

El gobierno venezolano niega esa cifra y afirma que todo es una manipulación mediática.

Nicolás Maduro denunció el domingo que estos grupos, que vincula a su par colombiano Iván Duque, plantaron además minas antipersonales en territorio venezolano, que han contribuido a las bajas militares, reportó la agencia AFP.

Anunció incluso el domingo que su gobierno pedirá a Naciones Unidas “inmediata ayuda” para “desactivar los campos minados”.

Según Padrino, se han “desactivado 16 dispositivos explosivos” en las cercanías de la población de La Victoria, en Apure, epicentro del conflicto.

Apure es nuestro

El gobierno ordenó establecer una zona de seguridad en los municipios Páez, Muñoz y Rómulo Gallegos del estado Apure, como parte de las medidas especiales.

Padrino López dijo que el Comando Estratégico Operacional (CEOFANB) de la Fuerza Armada diseñará y ejecutará planes especiales de seguridad pública “que hagan frente a las acciones desestabilizadoras que atenten contra la paz de la Nación, la seguridad personal, el resguardo de las instalaciones, bienes públicos y privados, a fin de garantizar el orden interno y los derechos humanos”.

Se establecerán rutas específicas de tránsito terrestre, aéreas y fluviales, además de regular las medidas existentes.

También regirán horarios específicos para la movilización en  estos municipios.

“Se establecerán restricciones de horario para los lugares públicos y privados de recreación. Se implementarán medidas y control de seguridad, para garantizar los servicios públicos y la paz ciudadana”, según un reporte del ministerio de Comunicación e Información.

Todo normal en Apure

Unidades de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) desplegadas en la zona de seguridad fronteriza podrán  inspeccionar propiedades, “de conformidad a las leyes y reglamentos vigentes”, y desalojar ocupaciones ilegales de bienes públicos “que afecten la seguridad y defensa de la Nación”.

Padrino, quien además es vicepresidente de “Soberanía Política y Seguridad”, afirmó que la región apureña está retornando a la normalidad.

“Las instituciones regionales están haciendo asambleas en unión cívico-militar. La FANB tiene asegurada militarmente el sector”, dijo sobre la acción de los militares.

“No vamos a permitir que fuerza alguna, de cualquier naturaleza, venga al territorio venezolano para delinquir. ¡Apure es nuestro, es de Venezuela y lo vamos a defender cueste lo que nos cueste!”, concluyó Padrino.

Nuevas revelaciones muestran que militares venezolanos hacen pasar por guerrilleros a civiles

Unas 5.000 personas llegaron a Arauquita para estrenarse como refugiados de la violencia, forzados a malvivir bajo carpas en coliseos, en plena pandemia. Hasta el 1 de abril el Ministerio de Defensa de Venezuela había informado de nueve "terroristas" y cuatro uniformados fallecidos, así como más de 30 detenidos. Hasta ahora, el gobierno de Nicolás Maduro culpa a Colombia de descuidar los 2.200 km de frontera y permitir la expansión de grupos armados