<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Zaobra: poesía convertida en joyería

Titina Penzini presenta Zaobra, una marca valenciana con piezas perdurables, hechas íntegramente a mano por Gabriela Brazao

Zaobra: poesía convertida en joyería

Zaobra, una marca que irrumpe la escena de la orfebrería con un mensaje implícito, nos llega desde la ciudad de Valencia, Venezuela, donde su creadora, Gabriela Brazao, se ha dedicado, desde hace 18 años, a investigar y dar forma a cada una de las piezas que salen de su taller.

Tras un accidente en el que sufrió quemaduras de tercer grado en sus manos, el médico tratante aconsejó a Gabriela que realizara trabajos manuales y, sobre todo, que buscara superar el miedo al fuego que  le causaba pánico. Por ello se aventuró a tomar clases de orfebrería y, así, verse obligada a utilizar el soplete.

Poco a poco comenzó a despojarse de sus temores, a llenarse de confianza y, lo más importante, a encontrar una gran pasión por ese oficio que cambiaría su vida llenándola de felicidad.

zaobra

 

Gabriela ya contaba con formación de diseñadora de interiores por lo que le fue fácil comenzar en esta nueva faceta. Su meta siempre ha sido diferenciarse, creando piezas con mucho carácter y que, además, perduren en el tiempo. Son esculturas en miniatura que resultan verdaderas piezas de arte para llevar (art à porter).

“Cuando se adquiere una pieza de la colección Zaobra tenemos la certeza de que será perdurable, que tendrá vigencia dentro de 10, 20 o 30 años. No me gusta caer en tendencias sino, más bien, crear piezas que cuenten una historia”, comenta la diseñadora.

zaobra

Ponte en mi lugar marcó el inicio de sus piezas con figuras humanas en miniatura. Este primer collar lo presentó en una exposición colectiva de artistas, con 8 figuras humanas en la parte superior de un espejo y abajo una pareja de abuelos. Su mensaje es que siempre debemos vernos reflejados en el lugar de los otros, reflejados en ese espejo. Un día estás arriba, otro abajo.

Con esa pieza, y el éxito rotundo que tuvo, comenzó este maravilloso trabajo sobre el ser humano.

zaobra

Cada vez que asiste a exposiciones, Gabriela se comunica directamente con su audiencia, con sus clientes, y cuenta la historia de las piezas. Las personas se sienten identificadas con cada relato y con el sentimiento de cada una e, inmediatamente, la quieren regalar a un familiar que está lejos de Venezuela, o también en el país.

Cuenta tu historia es otra de sus colecciones más populares y cada pieza relata su propio camino recorrido, como el collar de la pareja de viejitos que es simplemente la invitación a envejecer felíz con tu pareja.

zaobra

 

Para Zaobra, cada pieza representa dos historias. La primera cuando se crea en el taller. La segunda cuando está en manos de quien la adquiere.

“A pesar de las limitaciones que tenemos en Venezuela siento que mi trabajo está cada vez más vigente y que ha llegado la hora de compartirlo y darlo a conocer tanto en mi país como en el mundo”, dice Gabriela.

Zaobra abre un nuevo capítulo entre el arte y la joyería. Cada pieza está realizada cuidadosamente a mano para garantizar máxima calidad. Están basadas en diseños conceptuales e ideas verdaderamente únicas añadiendo carácter y presencia a la persona que las lleva, siempre respetando la naturaleza de los materiales como la plata y el oro.

Más que inspiración, el proceso con el que se realiza cada una de las creaciones va acompañado de un gran conocimiento sobre metalurgia, ergonomía y diseño.

Dentro de las colecciones de Zaobra están:

Círculo. Representa la unidad, lo absoluto, la perfección y la protección en un constante encuentro con la vida.

Oval. Una colección que enmarca el pensamiento, la intuición y la percepción.

zao

Equilibrium. Habla del balance que debe existir entre los seres humanos y en las relaciones de pareja, la vida es un equilibrio constante.

Fleur de lys. Representa la nobleza del alma del ser humano.

Pueden descubrir la historia de toda la colección accediendo a su web www.zaobradesign.com o seguirla a través de IG @zaobra

zaobra

Definitivamente, Gabriela Brazao vuelve a demostrar que, cuando existe una voluntad, una pasión, no hay limitaciones para consolidar una marca llena de poesía, mensaje, propósito y para mostrar la parte positiva y bondadosa del ser humano especialmente en estos tiempos difíciles.

zaobra

Zaobra es otro ejemplo de la excelencia y refinamiento del talento venezolano.