Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Conatel impone la dictadura del silencio informativo en Venezuela

Portada censura

La censura día a día gana la batalla informativa a los venezolanos. Los medios tradicionales que aún sobreviven al régimen “socialista” poco detallan lo que en el país sucede pues aquellos que se arriesgan a hacerlo son sacados del aire o sancionados. Pese a que muchos confían saberlo todo por las redes, la desinformación se impone 

Sentada en un stand de ventas de revistas y golosinas en la planta baja de Centro Plaza se encuentra Cinthia Nieto. Aburrida atiende de lunes a sábado el pequeño espacio en el que visitantes y trabajadores del centro comercial y empresarial hacen vida. Sabe bien que en Venezuela ocurren muchos sucesos: “Muchas tiendas están cerradas, hay sobreprecio en las cosas, no se pide mercancía nueva hasta que la mayoría en exhibición se venda”. Pero, más allá de los obstáculos diarios con los que lidia, la veinteañera no sabe más.

Nieto no está al tanto de las noticias más relevantes del día porque en la televisión “no lo dicen”, no escucha la radio -que tampoco abunda en detalles- y las cuentas que sigue en sus redes sociales se alejan de dar un contenido informativo.

¿Sabes que Venezuela actualmente tiene un gobernante y un presidente interino?

Cinthia abrió sus ojos negros, una pequeña risa se dibujó en su cara. La incredulidad le invadía cada poro de su cuerpo. Su expresión no tuvo comparación.

Medioscita5

La joven no supo en qué momento el parlamentario Juan Guaidó tomó posesión de la presidencia de la Asamblea Nacional (ocurrió el 5 de enero) y, aunque la marcha del 23 de enero fue masiva y tuvo repercusiones importantes en la opinión pública cuando el diputado se juramentó como “encargado”, se le explicó que las elecciones que el mandatario Nicolás Maduro dice haber ganado el 20 de mayo de 2018 se realizaron bajo un conjunto de irregularidades que evidenciaban que las mismas debían hacerse nuevamente, que el poder legislativo había declarado que existía una usurpación de la presidencia y que el diputado Juan Guaidó asumió “formalmente las competencias del Ejecutivo nacional como el presidente encargado de Venezuela para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”.

Pero Cinthia no es la única que alega no estar al tanto de todo lo que en el país ocurre por falta de medios que lo comuniquen. En una fuente de soda ubicada en el sótano del mismo lugar, un sexagenario atiende a quienes llegan a consumir lo que ahí se ofrece. El hombre, que alega no dar su nombre por protección debido a que “lo tienen fichado”, explica que en Venezuela es poco lo que ahora se sabe porque los medios no dicen nada. Enumera lo escaso que ha conocido en los últimos días: primero que parte del país desconoce a Nicolás Maduro como presidente de la República y segundo que “hay otro presidente”.

-¿Cómo se llama el otro presidente?

-Guaidó. Solo me sé el apellido –agrega riendo.

Con atención, el comerciante escuchaba atento que Juan es el nombre de pila de Guaidó; un político varguense que preside la Asamblea Nacional.

-¿Conoce usted en qué consiste la Ley de Amnistía que el presidente de la Asamblea Nacional e interino de la República promueve?

-La amnistía es para liberar a los presos políticos, o, mejor dicho, a los políticos presos porque no todos son presos políticos.

Sin embargo, el hombre ignoraba que la amnistía también planteaba brindar garantía a aquellos civiles, funcionarios públicos y militares que contribuyan al cese de la usurpación por parte de Nicolás Maduro y que hayan estado vinculados al “socialismo del siglo XXI” desde 1999 hasta la actualidad.

Recibe la información y pensativo hace una mueca de insatisfacción. “Ya eso lo dejo a criterio de los juristas, es un arma de doble filo”.

Para el sexagenario, la ley puede tener puntos positivos, pero personajes que han hecho tanto daño no considera que deban tener algún tipo de beneficio para no pagar por lo que han hecho. Pone como ejemplos casos como los de Miguel Rodríguez Torres y Raúl Isaías Baduel quienes formaron parte del gobierno chavista, y hoy están presos. “Ellos no deberían tener privilegios”.

No tiene teléfono y le cuesta muchísimo enterarse del acontecer diario. Aunque en su local mantiene la televisión encendida todo el día, explica que los programas que pasan los canales nacionales poco dicen de lo que acontece en el país. Cuando acude a la radio, lo hace para sintonizar Circuito Éxitos de Unión Radio y recibir el amanecer con café y César Miguel Rondón.

-¿Sabe usted que el programa fue retirado debido a la censura que le imponían a Rondón?

-¡¿Eso es un hecho ya?!

-Sí.

-No te sorprenda que también lo hagan con Primera Plana –dice haciendo referencia al programa matutino Primera Página, como realmente se llama, de Globovisión, donde el periodista Dereck Blanco y su compañera Esteninf Olivarez el pasado 23 de enero hicieron un llamado a las fuerzas de seguridad venezolana, “Sebin, Conas, FAES, Policía Nacional Bolivariana, Guardia Nacional Bolivariana”, para que respetaran el libre derecho a la protesta pacífica y no atentaran contra quienes decidieron aquel día marchar en contra del gobierno de Nicolás Maduro. Olivares ya se retiró del canal.   Medioscita4 Tras más de 30 años frente al micrófono, Rondón decidió retirarse de la radio luego de que en vivo fuese interrumpido por un corte musical cuando se disponía a hacer su habitual análisis, esa vez sobre los acontecimientos del 23 de enero.

La salida de Rondón obligó a la emisora a reorganizar la parrilla. Román Lozinski dejó las tardes para acompañar a los radioescuchas en el espacio matutino de 6 am a 9 am; mientras que Gladys Rodríguez pasó a ocupar el espacio que Lozinski tenía, de 3 pm a 6 pm. Asimismo, Pedro Penzini regresó a ese micrófono de 1 pm a 3 pm.

El rumor que se corrió en aquel momento fue que Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) había prohibido a las emisoras referirse a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Así lo denunció la periodista Lisseth Boon a través de su cuenta de Twitter. Igualmente, Boon añadió que tampoco se podía “reseñar las protestas contra Maduro, muertos ni detenidos en manifestaciones”.

El presidente de la Asamblea Nacional, durante un cabildo abierto, también denunció que se había prohibido mencionar a los medios su apellido. “Conatel emitió una orden donde prohibía incluso decir la palabra Guaidó en los medios de comunicación (…) Esta semana me cancelaron varias entrevistas de radio por este motivo, y probablemente no podrán ver muchos mensajes en televisión”, aseguró.

Sin embargo, el hecho no se había confirmado hasta el pasado 15 de febrero, cuando se dio a conocer que Globovisión estaba siendo sancionado por el ente regulatorio debido a que el periodista Dereck Blanco, en vivo durante el programa Primera Página, se refirió al parlamentario como “presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y también presidente encargado de Venezuela”. Conatel aseguró que Blanco violó la ley al llamar presidente a Guaidó. Al periodista, el canal lo obligó a tomar vacaciones. El Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa y el Colegio Nacional de Periodistas han rechazado la sanción emitida al canal de televisión y alertan que acciones como estas se seguirán presentando como una medida que viola la libertad de expresión. Medioscita3 La censura en Venezuela cala alto. Desde 2007, con el cierre de RCTV, la guerra a los medios de comunicación se declaró abiertamente. Sin embargo, desde 2013 -año en el que Nicolás Maduro tomó posesión de la presidencia de la República- hasta octubre de 2018, en Venezuela 115 medios de comunicación han sido callados.  

Un informe elaborado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, la organización Espacio Público, Caracas Press Club y PEN Venezuela dio a conocer que, en cinco años de gestión de Maduro, se han cerrado 65 emisoras, 41 medios impresos han dejado de circular y ocho canales de televisión no están disponibles en la señal abierta. De igual forma, las organizaciones manifestaron que en 2013 cerraron ocho medios, cinco en 2014, ocho en el 2015, cinco en 2016, 59 en 2017 y en 2018 cerraron 30. Tan solo el fin de semana del 23 de febrero, seis canales de televisión internacional salieron de la oferta de las cableras.

Espacio Público, por su parte, informó que el pasado mes de diciembre cerró con “43 violaciones a la libertad de expresión, siendo la intimidación y la censura los casos más frecuentes”, 26 de aquellos casos fueron ejercidos por las fuerzas de seguridad del Estado.

El 2019 no llegó ileso. En tan solo dos meses la intimidación y censura a la prensa nacional y extranjera continúa. Marco Ruíz, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa, denunció el pasado 31 de enero que “en lo que va de mes se han dado unas 40 agresiones a la prensa, y 19 de ellas son detenciones, en su mayoría, en contra corresponsales internacionales”. Asimismo, el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) emitió un balance de las agresiones a las que la prensa se ha visto sometida.

El informe detalla que se han suscitado 18 detenciones a representantes de medios de comunicación, un intento de detención, tres ataques directos a periodistas, siete detenciones de equipos y eliminación del material documentado, dos intentos de robo de equipos y dos deportaciones de corresponsales; y todo eso apenas en el primer mes del año “La detención es una medida que consiste en la privación temporal de libertad, cuya finalidad debe estar definida en la ley; lo que implica que todos los periodistas fueron detenidos arbitraria e ilegalmente”, manifestó Édgar Cárdenas, secretario general del CNP.

Mientras tanto, los canales y emisoras que aún quedan al aire poco dicen o refieren sobre lo que ocurre en el país; específicamente sobre aquello que gire en torno a Juan Guaidó. Olaidys Caracas ya no espera que por los noticieros locales pueda acceder a información sobre lo que ocurre en el país porque ahí “se la pasan apoyando a Maduro y nada de parte de nosotros”. Asegura que es en Twitter por donde se informa de las cosas porque incluso en Directv han sacado del aire canales que la mantenían al tanto. Sin embargo, aunque cree que a sus redes le llega toda la información, la desinformación sigue estando presente en su vida.

-¿Sabe usted lo que pasa en Venezuela?

-La transición de Maduro y Guaidó.

-¿Conoce en qué consiste la ley de Amnistía que Juan Guaidó propone a quienes están con el Gobierno?

-La ayuda humanitaria, están buscando solventar la crisis del país y Maduro no quiere.

Una pausa en las preguntas requirió que a Olaidys se le explicara que la amnistía no tenía que ver con la ayuda humanitaria que Juan Guaidó solicitó. Un poco confundida, Caracas pudo conocer que lo que propone la amnistía a aquellos que colaboren con el cese de usurpación por parte de Nicolás Maduro, mientras que la ayuda humanitaria se acumula en Cúcuta.

Medioscita2-¿Sabe usted cuáles son los otros puntos de acopio para la recepción de ayuda humanitaria?

-Cúcuta.

Además de ese…

-¡Ah, no sabía que habría otros!

Con atención la mujer escuchó que Juan Guaidó, el pasado 12 de febrero, anunció que Roraima sería el nuevo punto de recepción de insumos de la ayuda humanitaria.

Edwin Urbina, pese a que confía en lo que lee en sus redes, tampoco sabía que Roraima sería otro centro de acopio. Ni eso, ni que la fecha en la que la ayuda humanitaria entraría a Venezuela sería el sábado 23 de febrero. “Creo que no lo sabe nadie”, respondía antes de informarle que la fecha ya había sido anunciada. Con disgusto alegaba no tener nada que ver “con los medios venezolanos porque los tienen a todos censurados”.

***

Los venezolanos que no pudieron movilizarse hasta la frontera para disfrutar del Venezuela Aid Live no les quedó de otra que sintonizar los canales de las cableras que transmitían el concierto o recurrir a Youtube y rogar porque la señal les permitiera verlo sin problema. Pero la felicidad duró poco.

Horas después de haber iniciado el evento, Directv e Intercable tuvieron que sacar del aire las señales de Antena3 y NatGeo. Asimismo, los servicios de Youtube, Google y Bing presentaron lentitud. Aunque no se dio a conocer ningún informe oficial por parte de Conatel que obligara a las cableras a tumbar las señales, el periodista Melanio Escobar denunció que una fuente interna del organismo le informó “de una presunta amenaza de cárcel a las directivas de las cableras y empresas satélites si no sacaban los canales del aire”, reseñó El Estímulo.

Medioscita1El ataque continuó durante los sucesos del 23 de febrero. Tan solo ese día, se el Instituto de Prensa y Sociedad (Ipys) reportó 21 violaciones a la libertad de expresión; 12 agresiones contra trabajadores de prensa y restricciones durante la cobertura tanto a periodistas nacionales como extranjeros; Radio Caracol y la Televisión Nacional de Chile, canales 982 y 708 respectivamente, fueron bloqueados de Directv; la señal de El Tiempo de Colombia, por órdenes de Conatel, fue bloqueada, así como Youtube y Google durante el día presentó fallas. En Santa Elena de Uairén se reportó suspensión de redes de comunicación fijas y móviles debido a la caída del servicio eléctrico; y en Apure, Conatel amenazó con cerrar aquellas emisoras que hablaran sobre los conflictos suscitados durante el paso de la ayuda humanitaria.