Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

“Les Miserables”, un grito por la inocencia

LesMiserables-portada
24/05/2019
|
TEXTO: CAROLINA LARA (ESPECIAL DESDE CANNES) | FOTOGRAFÍAS: AFP

Les Misérables, del cineasta Ladj Ly, sacude el estado letárgico del Festival de Cannes luego de una apertura llena de zombies (con Dead don’t die, de Jim Jarmuch) con su absorbente historia policíaca social sobre los distritos abandonados de París que es una llamada de alerta a Macron: si no se toman medidas, la revolución está en camino 

Tras haber presenciado y documentado un caso de violencia policial en las calles de su barrio, el director Ladj Ly se encuentra con una historia que contar, una visión, un mensaje. Luego de un exitoso cortometraje en 2016, A viva voz, que codirigió junto a Stéphane de Freitas y ya se acercaba a la problemática realidad de un grupo de jóvenes de Saint Denis, el realizador de origen maliense y criado en los suburbios parisinos consigue el apoyo necesario para realizar su largometraje, que hoy compite por la Palma de Oro en el Festival de Cannes: Les Miserables.

Como bien lo indica su nombre, Les Miserables se inspira en la temática de la famosa novela de Víctor Hugo. Su personaje principal, Issa, es un niño que vive en un barrio parisino. Inocente pero travieso, su picardía lo lleva a meterse en problemas. Como respuesta, es confrontado con violencia por parte de las mismas figuras de autoridad encargadas de protegerlo: su padre y la policía.

LesMiserables-foto2

El director nos dice que este proyecto es una advertencia, una alarma, que dirige la mirada a los problemas de educación que enfrenta la juventud en los barrios parisinos, donde conviven distintas nacionalidades, dinámicas propias y rencores.

El robo de un cachorro de león a un circo de gitanos por un niño negro pone en movimiento los sucesos que terminan contraponiendo intereses y miserias, siempre con la mirada puesta en la clase política y el sistema que reniega de la igualdad.

Ladj Ly incluso hace un llamado al presidente de Francia, Emmanuel Macron, a ver la película y a dialogar sobre el tema. Nos recuerda que Paris lleva años combatiendo los problemas que, desde hace meses, se hacen evidentes a través de las protestas de los “chalecos amarillos”.

LesMiserables-foto1

El dossier de prensa de la película refleja palabras de Ly afirmando: “Es fácil convivir con los demás cuando tienes dinero, cuando no lo tienes es mucho más complejo, necesitas compromisos, apaños, triquiñuelas… es una cuestión de supervivencia. Para los polis también, viven en modo de supervivencia, las cosas no son fáciles para ellos. Mi película no es pro nadie, he intentado ser lo más justo posible. Tenía diez años la primera vez que la policía me paró y me cacheó, así que te puedes hacer una idea de lo bien que les conozco. La mayoría no tiene educación y viven en malas condiciones y en el mismo barrio”.

En el documento, el director que aún vive en su barriada y ha abierto allí una escuela para enseñar a otros el séptimo arte, añade: “La responsabilidad recae en los políticos. Se puede decir que las cosas sólo han ido de mal en peor, y a pesar de todo hemos aprendido a vivir en este barrio con 30 nacionalidades diferentes. La vida en los suburbios está muy lejos de cómo se cuenta en los medios. ¿Cómo pueden los políticos ni siquiera ofrecerse a solucionar nuestros problemas cuando ni siquiera saben cómo vivimos?”.

LesMiserables-flyer

Cómico y profundo, Les Miserables es un largometraje que entretiene y conmueve al mismo tiempo. Es un fuerte candidato para el codiciado premio del Festival de Cannes 2019, que la incluyó en su Sección Oficial.