Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Nobel de Literatura sin música pero con cine

Portada-Nobel-de-Literatura
09/10/2017
|
PORTADA: AP | FOTOGRAFÍAS EN EL TEXTO: AP Y AFP

Kazuo Ishiguro es laureado con el galardón más importante de las letras por su obra de exploración del hombre que ha versado sobre guerras y conflictos humanos. Sus escritos han saltado a la pantalla grande y, sorprendido por el anuncio, pretende servir de luz para un mundo que necesita paz

El Nobel de Literatura 2016 estuvo envuelto en controversias por otorgar el galardón al cantante Bob Dylan y la posterior actitud del artista ante el reconocimiento. Este año, el Nobel vuelve a Gran Bretaña, y sin música de por medio. Las obras literarias de Kazuo Ishiguro fueron reconocidas por la academia sueca.

El narrador británico de origen japonés se ha especializado en escribir novelas que hablan de la esencia del hombre y sus emociones, una serie de trabajos que “han descubierto el abismo bajo nuestro ilusorio sentido de conexión con el mundo”, según el dictamen del premio.

Ishiguro nació en Japón y se radicó en Inglaterra con sus padres a temprana edad. El talento lo ha acompañado durante toda su vida. Estudió Literatura Inglesa y Filosofía, y su tesis se convirtió en su primera obra literaria: Pálida luz en las colinas (1982). Cursó especializaciones en las universidades East Anglia y Kent.

Sus escritos no se han quedado solo en el papel, Ishiguro ha hecho guiones para televisión y cine. Sus novelas Lo que queda del día (1989) y Nunca me abandones (2005) fueron llevadas a la pantalla grande con la participación de actores como Anthony Hopkins y Emma Thompson, bajo la dirección de James Ivory y Mark Romanek, respectivamente.

Nobel-de-literatura-1

Cita-2-nobel-de-literatura

Las tramas que abundan en la literatura de Ishiguro son de estilo oriental: escasos personajes, angustia y recuerdos del pasado. Situaciones como el nazismo y la posguerra destacan en sus novelas. El literato ha sostenido que durante su trayectoria ha “mirado a individuos que sufren enfrentándose a los recuerdos de su pasado, algo aplicable también a las comunidades y a las naciones. Como autor, una de las cosas que me fascinan es determinar cuándo es mejor recordar y cuándo es mejor olvidar”, dijo este jueves en Londres.

Sueño o realidad

El británico reconoció en una entrevista para la BBC, el pasado 5 de octubre, que el premio representa “un magnífico honor, principalmente porque significa que estoy en los pasos de los más grandes autores, y eso es un elogio increíble”.

Sin embargo, admitió haber estado sorprendido cuando su agente lo llamó para informarle que sería él quien recibiría el prestigioso laurel. “Nunca me creí un candidato. Pensaba que era algo que les pasaba a los autores viejos, y esto me ha hecho comprender que ya lo soy. Ha sido una sorpresa genuina”, confesó a la cadena pública.

Ante tantos conflictos que azotan al mundo, el escritor espera que por medio de este reconocimiento pueda ayudar de alguna manera al rescate de los valores que se han perdido y a “alentar, aunque sea de una manera pequeña, las fuerzas de la benevolencia y la paz”.

Nobel-de-literatura-2

Cita-1-nobel-de-literatura

Su obra literaria está compuesta por Pálida luz en las colinas (A Pale View of Hills, 1982), Un artista del mundo flotante (An Artist of the Floating World, 1986), Lo que queda del día (The Remains of the Day, 1989), Los inconsolables (The Unconsoled, 1995), Cuando fuimos huérfanos (When We Were Orphans, 2000), Nunca me abandones (Never Let Me Go, 2005), y El gigante enterrado (The Buried Giant, 2015), esta última considerada por el jurado como un libro que refleja “cómo la memoria se relaciona con el olvido, la historia con el presente y la fantasía con la realidad”.

Kazuo Ishiguro también ha sido galardonado con el  Premio Booker y el Premio Whitbread, en 1989. Sus novelas han sido traducidas a más de 20 idiomas.