Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

FOTOS | Saqueadores destrozan comercios en El Paraíso

Marcha 2004417 Shakira Di Marzo/EL ESTÍMULO
20/04/2017
|
FOTOGRAFÍA: SHAKIRA DI MARZO | EL ESTÍMULO

Al menos nueve establecimientos fueron saqueados anoche en El Paraíso. No distinguieron entre librerías, tiendas de comida, quioscos o ventas de repuestos para motos. Afectados y vecinos denuncian que el arrase ocurrió a la vista de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

“Escríbelo: se pidió ayuda a la Guardia y dijeron que no. Los vecinos les suplicaron y ellos lo único que hicieron fue decir que fuesen a poner la denuncia en el Cicpc”. Isilda Pestana habla en medio del caos que quedó en la pollera Los Pocitos, después de que fue saqueada anoche en El Paraíso.

Se llevaron todo, incluyendo las mesas y sillas del restaurante. También los cuatro televisores que estaban empotrados en las columnas, las freidoras, neveras, microondas, cocinas, reverberos, ollas, cubiertos, sartenes, platos, gaveras de cerveza —vacías y llenas— y comida. En Los Pocitos nada más quedaron aparadores con vidrios rotos. Fue tal la saña que hasta los lockers, de los más de 50 empleados que tiene el establecimiento, fueron violentados. El vandalismo corre. Los vecinos y afectados señalan como responsables del saqueo a los habitantes de la Cota 905.

Saqueos en El Paraíso

Los trabajadores que llegaron esta mañana se encontraron con sus uniformes amontonados y pisoteados en el piso. Pestana explica que el saqueo allí ocurrió en dos turnos. En el primero, cerca de las 9:00 pm, no lograron sino agarrar pocas cosas: hubo respuesta de los cuerpos de seguridad. La Guardia estaba desde temprano firme en la avenida Páez tratando de repeler a los manifestantes que intentaban unirse a la marcha opositora. Pero en el segundo turno, cerca de las 11:00 pm, el negocio no corrió con la misma suerte.

“Lo primero que saquearon fue la nevera de helados y la de los dulces”, asegura Pestana, quien es mamá de uno de los socios del establecimiento. “Mi hijo ha trabajado toda la vida, desde que era un niño, y ahora le quitaron lo que tiene y lo que no tiene también, porque muchas de estas cosas y la mercancía se compraron con créditos. Nunca hubo tanto inventario como ahora. Aquí había más de 300 cajas de cerveza”.

Saqueos en El Paraíso

En Los Pocitos no quedó ni un refresco. En la panadería Millenium tampoco. Óscar Jaimes, el dueño, mantiene la santamaría a medio abrir mientras evalúa los daños. De allí se hicieron de materia prima: 10 sacos de harina, máquinas, refrescos y dulces. Su esposa lloraba mientras veía el descalabro, los escombros, pues no están asegurados. Jaimes estuvo en la noche mientras cargaban con todo; pero dice que era imposible mediar con ellos, así que tuvo que ver de lejos cómo se destruían 20 años de esfuerzo. Insiste en que había funcionarios de la GNB cerca y no hicieron nada.

Saqueos en El Paraíso

El Paraíso anoche era una zona de batalla. Había barricadas casi en cada cuadra de la avenida Páez y el picor de los gases que lanzó la guardia hacía lagrimear los ojos aún esta mañana. Además de la pollera y la panadería, saquearon una tienda que vende repuestos para motos, un restaurante, dos quioscos, una librería, un Arturo’s y la Asociación de Profesores de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL).

- Sin piedad -

La sangre del vigilante de Asoproupel sigue en el piso de la institución. Cuando los hombres armados se metieron a robar le dieron un cachazo en la cabeza. Hay gotas de sangre a lo largo del pasillo pues lo conducían bajo amenazas para que abriera las puertas, pero él no tenía las llaves. Así que entraron a las oficinas, literalmente, a las patadas. Puertas de madera cerradas y aun así partidas a la mitad se encontró el presidente del gremio Guillermo Miguelena al llegar esta mañana.

“Esto va a costar Dios y su ayuda recuperarlo. Saquearon aquí porque saben que nosotros reclamamos los derechos que nos niegan. Este fue un acto delincuencial amparado por el propio gobierno. Nos hemos esforzado para levantar esta asociación de profesores que cuenta con 4.200 afiliados”. Allí había vidrios esparcidos por todos los pasillos. Lo único que no interesó a los asaltantes fue una paca de billetes de dos bolívares y los libros. De resto se llevaron monitores, computadoras, el extintor de incendios y el depósito lo revolvieron para sustraer bombillos, papel, tinta y artículos de limpieza. “Esta es una política de amedrentamiento”, opina Miguelena.

Saqueos en El Paraíso

En la lunchería —cervecería Gon Sous— los agresores no tuvieron piedad con el techo, ni con las paredes. Levantaron el techo de zinc para entrar y arrasaron. Abrieron además un boquete en la pared en el punto en el que sabían que guardaban la cerveza. El muro de la Librería City Park también lo tumbaron para poder arrancar la santamaría. El negocio ha estado funcionando por 54 años y va a tener que cerrar sus puertas, al menos por unos días, porque los saqueadores hurtaron el punto de venta, la caja registradora y la impresora fiscal, entre otros artículos.

“Mi hermana va a seguir con su negocio. Hay que echar para adelante como sea. Esto es vandalismo, pero qué vamos a hacer. No nos podemos ir”.

Saqueos en El Paraíso