Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Piden a autoridades atender caída del bolívar frente al peso colombiano

Frontera con Colombia
21/11/2016
|
FOTO: ANDREA HERNÁNDEZ / ARCHIVO

La opacidad, el control de cambio y la inexistencia de mercados efectivos alternativos, son los responsables de generar la inestabilidad cambiaria en la frontera, señala Enrique Gonzales, investigador del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice).

Cuando los mercados económicos son imperfectos o bilaterales como el de la frontera colombo-venezolana, donde prácticamente un trato persona a persona define el valor de la moneda, es muy fácil que se genere distorsión en los precios.

La situación que ha llevado a la inestabilidad del bolívar frente al peso colombiano es netamente responsabilidad del Banco Central de Venezuela (BCV) y del Estado venezolano, aseguró el miembro de Cedice.

“La inestabilidad es responsabilidad del Estado y del Banco Central por la opacidad, el control de cambio y la inexistencia de mercados efectivos alternativos, no de un tipo de cambio a Bs 10 al que nadie tiene acceso o un Dicom (Bs 660), que no es un mercado de libre oferta y demanda al que pocas personas pueden optar”, precisó.

Para el economista tratar de actuar en una sola región del país, como pretende el gobernador del Táchira, José Vielma Mora con la propuesta de establecer oficinas del Banco Central y del Ministerio de Finanzas en la frontera, no ayudará a resolver el problema mientras en el resto del país no exista un mercado libre, transparente, en el cual se puedan ver los precios de colocación y cierre.

“El problema es más grande y va más allá de la frontera, donde solo se nota una distorsión característica del mercado que allí se maneja. El control de cambio no requiere una solución parcial sino nacional, de lo contrario surgen los mercados especulativos”.

- Bolívar en picada -

Desde la apertura del paso peatonal en la frontera del Táchira con el Norte de Santander el pasado 13 de agosto, la moneda nacional ha perdido su valor en más de un peso colombiano.

“El cambio estaba a un precio alto con la apertura parcial de la frontera (2,6 / 2,5), lo que permitió el gran volumen de visitantes venezolanos a la ciudad de Cúcuta”, dijo Luis Castellanos operador cambiario de Cúcuta.

De acuerdo al cambista si se analiza el valor de la moneda venezolana desde el mes pasado hasta hoy se puede apreciar que para el 18 de octubre el cambio en la frontera se registraba a 2.0. Pasados 30 días, al 19 de noviembre el bolívar se encontraba a una tasa de 1.28.

En conversaciones sostenidas entre El Estímulo con operadores cambiarios en frontera, se da por descontado que la tendencia será a la baja.

“La cantidad de venezolanos en la frontera ha disminuido debido a la depreciación de la moneda, lo que ya no parece ser beneficioso a la hora de realizar la compra de alimentos que es lo prioritario. No vale la pena traer un montón de billetes para que acá (Cúcuta) y les den dos o tres billetes colombianos al cambio”.

La depreciación de la moneda nacional frente al peso colombiano se debe a la salida “descomunal” de bolívares en los últimos meses, aseguró el administrador de una casa de cambio en el centro de Cúcuta que prefirió mantener su nombre en reserva.

“Es mucha la oferta de bolívares. Cúcuta está inundada de moneda venezolana y todos los días sigue llegando por montón y eso es lo que ha hecho que su precio siga bajando”.

- Políticas comunes - 

El tema cambiario para Venezuela y Colombia siempre ha sido un “cuello de botella”, precisó Vladimir Tovar, representante de Asuntos Fronterizos de Fedecámaras Táchira.

“Lo que está ocurriendo hoy en día es producto de la cantidad de masa de dinero que se está generando, debido a tres meses de fuerte circulación de bolívares en Cúcuta y una fuerte demanda de compra de pesos para hacer las distintas transacciones de los consumidores venezolanos allá”, explicó Tovar.

Para el representante de Fedecámaras la solución al diferencial cambiario en frontera se puede con un ajuste de políticas monetarias comunes.

En los 15 meses desde el cierre de frontera hasta hoy, Colombia y Venezuela no han logrado definir un acuerdo que en esta materia pueda solventar la situación de la economía inter-fronteriza en cuanto al manejo cambiario.

Venezuela ha denunciado la resolución 8/2000 (establece una doble legislación oficial, por el Banco Central de Colombia; y una legislación especial solo para la frontera). Colombia por su parte, ha expuesto razones en política cambiaria y manejo de las casas de cambio en el Norte de Santander.

Cualquier mecanismo que ambos gobiernos logren concertar debe permitir un orden a la paridad cambiaria que favorezca a las dos economías, dijo Tovar.

Puede ser importante la presencia de la institución monetaria, (BCV/Min.Finanzas) en la frontera venezolana como existe del lado colombiano, donde está presente el Banco de la República, lo que queda por definir es si la oficina del Banco Central de Venezuela va a ser un órgano supervisor, controlador de los operadores cambiarios o si se va a convertir el BCV en un operador fronterizo más generando las transacciones.

 

 

 

error: