Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Problemas financieros de Conviasa dejan varados a sus pasajeros

Wamos Conviasa

La deuda que Conviasa tiene con la empresa Wamos Air, propietaria del Avión Boeing 747-400 y con las compañías de seguros de toda su flota, mantiene a esa línea aérea y a sus pasajeros prácticamente en el limbo y sin esperanzas de poder volar.

Hasta este martes apenas había soluciones parciales con la habilitación de algunos aviones propiedad de la empresa estatal hacia Buenos Aires, pero vía aeropuerto Biru-Biru, en Bolivia, y con el traslado de pasajeros a vuelos con Avior, que trasladan a los viajeros a Bogotá, en su mayoría con conexión a Europa vía Iberia o Avianca.

En entrevista con El Estímulo, el agente de viajes Jonathan Chirinos, representante de una empresa de Barquisimeto, dijo que “la crisis empezó el viernes con la suspensión del vuelo que iba a Buenos Aires, con el Boeing 747-400, el cual es arrendado por Conviasa a Wamos Air, empresa española perteneciente al grupo Pullman, con dos frecuencias a la semana a Buenos Aires, al igual que para Madrid, donde se utiliza el mismo avión, cuya capacidad es de 500 pasajeros y siempre volaban a plena capacidad”.

El mismo viernes, los troquelados con el nombre de Conviasa en el avión alquilado fueron retirados y que ahora está completamente sin anuncios y listo para volver a España, a la casa matriz de la empresa que lo alquiló.

Los vuelos a Bogotá, Panamá y La Habana también fueron suspendidos, “tienen frecuencias diarias y salen a las 8:00, 8:15 y 8:30 am y la empresa no ha apoyado a los pasajeros quienes deseaban salir del país por motivos de negocios o por placer.

A algunas personas les emitieron boletos con la empresa Avior, hacia Colombia, con la promesa de que en Bogotá habría pago de hotel, comida y traslados para que no se perdieran conexiones o por lo menos para buscar nuevas con Iberia. Pero al llegar al vecino país, no había nadie que les informara qué había pasado.

A muchos clientes les aplicaron el “no show” en Iberia, porque no pudieron llegar por el incumplimiento de Conviasa y perdieron sus boletos de conexión a Europa y pago de noches de hotel. “Esta gente perdió mucho dinero pues no hay ni Cadivi (tasa subsidiada) que les ayudara a pagar algún nuevo boleto”, dijo Chirinos.

También dijo que en las oficinas administrativas de Conviasa nadie atiende a los pasajeros o a los agentes de viajes y la página web de la empresa está fuera de servicio.

Trascendió que Conviasa hizo contactos con la empresa venezolana Turpial Airlines, vinculada presuntamente con oficiales en situación de retiro de la fuerza Aérea, para alquilar un avión 737-400 y retomar las rutas a Bogotá y Panamá en las próximas horas.

Conviasa gestiona la reanudación de las dos frecuencias semanales a Buenos Aires y Madrid con la renta de un Airbus A340-300, con capacidad de 300 pasajeros. La empresa española Air Plus es la encargada de reactivar la operación de Conviasa.

Chirinos confirmó que algunos aviones propiedad de la empresa estatal nacional, los Embraer E- 190, muy pequeños y con limitada capacidad para rutas largas como la de Caracas- Buenos Aires, fueron habilitados para viajar al sur. “Pararán en Biru Biru (Bolivia), cargarán combustible y seguirán a Argentina, como forma de atender la demanda de los pasajeros que pagaron sus boletos a tarifas que superan el milllón de bolívares”.

Dada la situación por la que atraviesa Convisas “nuestros clientes que tienen algo de músculo financiero en dólares están comprando pasajes vía Bogotá con otras empresas diferentes a Conviasa, como Avior y Copa, para viajar a Colombia. Conviasa vendía sus boletos a Bs 350.000 y Avior está en Bs 800.000, Copa los vende entre 250 y 300 dólares”.