Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

¿Cómo pedirle a tu novia “la puerta de atrás”?

sesesese
29/07/2016

Si tu deseo es tener sexo anal con tu novia, debes primero conocer muy bien qué le gusta a ella y qué no. Puedes escuchar historias de todo el mundo o buscar en Internet cualquier cantidad de información, pero nosotros le pedimos una serie de consejos a la sexóloga de cabecera de UB, Amor Antúnez, para que nos ayude a convencer a nuestras jevas de que somos tipos gentiles y que esta práctica puede avivar nuestra vida sexual

El sexo anal no es sinónimo de placer para todas las personas. Sí hay mujeres que aseguran haber obtenido orgasmos con este tipo de estimulación, pero no todas son iguales. Asimismo, no debe relacionarse directamente con el dolor, porque si el ano se estimula de manera correcta, puede resultar muy excitante. Así nos lo hizo saber la psicóloga y sex coach, Amor Antúnez, quien recomienda a los lectores UB que se preparen antes de pedirle a sus parejas esta fantasía.

“’Relájate y copera’ es un término horrible. No es un asunto de concentración, sino de una aproximación física que me permita abrirme a la experiencia erótica”, asegura la experta.

Antúnez señala que lo más importante es que haya un acuerdo previo y que a partir de ello la pareja trabaje en una estimulación progresiva. Recomienda que los hombres “que quieren la puerta de atrás” deben proponerlo en base a razones lógicas y denotar que ya saben del tema.

Sobre si las mujeres pueden obtener placer con esta experiencia, la sexóloga asegura que “el esfínter anal, como el resto del cuerpo, está lleno de terminaciones susceptibles a placer. Todo el cuerpo es susceptible a una caricia”. Indica que en su consulta ha tenido mujeres que declaran haber tenido orgasmos inclusos más intensos pero distintos al vaginal o el que se alcanza a través de la excitación del clítoris.

Aquí enumeramos una serie de recomendaciones que la psicóloga nos fue ilustrando en una conversación breve que tuvo con nosotros:

 

 

-Las mujeres vivimos peleadas con nuestro ano. Tenemos dificultades para ir pal baño, nos apena, etc. Si vivimos apenadas con él, imagínate jugar con él. Hay que tener en cuenta eso.

-Siempre debe hacerse con preservativo, porque del contrario existe un riesgo de infección tanto para el pene, como para el ano.

-Olvídate del cuento de que con preservativo no se siente, el esfínter es bien estrecho. De que va a sentir, va a sentir. 

-El esfínter anal puede estar más relajado después del alivio que produce el orgasmo. Puedes intentar después de que ella haya llegado vía vaginal o por estimulación del clítoris.

-Debes usar lubricante, el ano no va a lubricar por sí solo. Puedes recurrir al beso negro o aplicar un lubricante con los dedos en círculos alrededor del esfínter.

-El sexo anal no es exclusivamente penetraciones pene-ano, existen otras formas de estimulación que también pueden incorporar al guion erótico.

-Es conveniente usar un dilatador anal. La punta de estos es más pequeña, muy diferente a la punta del pene.

-En cuanto al lavado que debe hacerse de la zona, no debemos ponernos obsesivos. El cuerpo tiene sus funciones y el preservativo me protege de accidentes con manchas. Lo mejor es lavarse con agua y jabón como siempre y que el sistema esté vaciado.

 

 

 

Lee 7 historias que te ilustrarán cómo lograr el anhelado “por detroit”