Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El carrito que hace la compra por uno

Gita-feature-ub
28/03/2017
|
FOTOGRAFÍA: PIAGGIO

Piaggio creó un dispositivo eléctrico y autónomo que no solo evita la molestia de tener que llevar la carga de los víveres sino que pude ir hasta el abasto por nosotros

Quienes piensan que Piaggio es solo el fabricante de las legendarias motonetas Vespa, están bastante equivocados. En su intento por adaptarse a los nuevos tiempos, la mítica marca italiana ha creado un departamento de inventos que, entre otras cosas, desarrolló un dispositivo que eliminará para siempre una de las más grandes molestias de todo consumidor.

Se llama Gita y es un transporte de mercancías autónomo que puede llevar a cuestas la pesada carga de las compras que al más puro estilo del primigenio R2-D2 de Star Wars, sigue a su propietario cual perro faldero a todas partes.

Gita_following_3

Con una altura de unos 60 centímetros de alto, las dos grandes ruedas de tipo bicicleta del Gita están montadas sobre un único eje que le permiten girar sobre sí mismo. Aunque no sube escalera ni salta desniveles, puede desplazarse sobre casi cualquier superficie plana o con cierta inclinación.

Una compuerta con cerradura en la superficie superior permite acceder al compartimiento de carga que permite almacenar hasta 18 kilos, suficiente capacidad como para un mercado individual de una semana. Equipado con cámara de 360° y varios sensores, el Gita puede andar en dos modos: seguimiento y autónomo.

Cargo_bin_full

En el primer caso, aprende a “navegar” en espacios complejos siguiendo a su dueño creando un mapa 3D de su entorno, que queda grabado para una próxima ocasión.

También puede valerse por sí mismo. En ambientes ya explorados, utiliza los mapas creados para moverse independientemente e incluso evita obstáculos que no coincidan con su ruta virtual, de modo que puede ser programado para que vaya al supermercado por las compras y regresar sin perderse.

Alimentado por electricidad –no podía ser de otra manera en estos tiempos- tiene ocho horas de autonomía, así que puede seguirnos durante toda una jornada de trabajo antes de necesitar recarga. Ah, y la velocidad no es problema: puede ir a 35 kilómetros por hora.

Es más, Piaggio ya piensa en una aplicación que permita a Gita sacar al perro a su paseo matutino. El problema es que el robot aún no está capacitado para recoger los “regalitos” que deja la mascota.
Aunque todavía no está a la venta, es más que seguro que el éxito de este dispositivo será similar al de la Vespa, pues es una solución real a un problema que preocupa a muchos.