A pesar de crear la Sputnik V, Rusia vuelve a batir récord de muertos por covid

Rusia vive su peor momento de pandemia, por lo que ordenó el cierre de las actividades no esenciales durante 11 días y anunció la aplicación del pasaporte sanitario

A pesar de crear la Sputnik V, Rusia vuelve a batir récord de muertos por covid

La alcaldía de Moscú ordenó hoy 21 de octubre el cierre por 11 días de todos sus servicios no esenciales, en un intento por controlar la dramática ola de covid-19 que afecta a Rusia y que provocó otro récord de muertos.

La medida entrará en vigencia el jueves 28 y cuestiona la eficacia de su vacuna Sputnik V, la única que se aplica en Rusia, aunque de manera muy lenta. También contrasta con la situación actual de Estados Unidos, país antagónico a Rusia, que aplicó solo vacunas norteamericanas y donde su población ya va a juegos en estadios, ferias en las calles y otras actividades masivas.

Desde hace semanas, Rusia no ha dejado de batir récords de muertes y contagios en 24 horas, una hecatombe fomentada por la baja tasa de vacunación y una respuesta tardía por parte de las autoridades.

Por otra parte, el Centro Gamaleya (que diseñó la Sputnik V) tuvo problemas para producir la segunda dosis en el tiempo debido.

Rusia

Rusia tuvo problemas para producir la segunda dosis en el tiempo debido. Por otra parte, el ritmo de vacunación va muy lento. Foto Dimitar DILKOFF / AFP

La epidemia de covid también está golpeando a países vecinos, como Ucrania y Letonia. Esta última nación presenta la peor tasa de infecciones de covid-19 del mundo. Sus autoridades también decidieron imponer restricciones.

Las medidas del Kremlin

Para intentar detener la ola de contagios, el gobierno anunció las primeras medidas concretas de lucha contra el virus. Entre ellas están la aplicación del pasaporte sanitario o el refuerzo del teletrabajo.

El presidente Vladimir Putin ordenó una semana no laborable a principios de noviembre en toda Rusia. Anunció que él mismo se abstendrá de participar en reuniones de trabajo presenciales.

En Moscú, principal foco de la epidemia en el país, el alcalde, Serguei Sobianin ordenó que la mayor parte de las empresas suspendan su actividad del 28 de octubre al 7 de noviembre.

Quedarán exentos de esta normativa los lugares de «venta de medicamentos, productos de alimentación y de primera necesidad».

«La experiencia nos muestra que los días no laborables son la manera más eficaz de hacer que bajen el número de casos y de decesos. Permiten romper en poco tiempo las cadenas de contagios», dijo Sobianin.

Durante esos 11 días, los teatros y museos podrán seguir funcionando con un aforo de 50%. Pero siempre y cuando los visitantes tengan pasaporte sanitario.

Además, a partir del 8 de noviembre el pase sanitario será obligatorio para asistir a todos los acontecimientos de más de 500 personas en Moscú.

Récords de muertes

Moscú, como el resto de Rusia, se está viendo golpeada por la peor ola epidémica del covid-19 desde que empezó la pandemia. La presencia de la variante delta, más contagiosa, y el caso omiso que hacen muchos ciudadanos a las medidas de distanciamiento y de uso de mascarilla, sobre todo en tiendas y en el transporte público, empujaron a esta situación.

Hoy jueves 21 de octubre, el país batió un nuevo récord de contagios y decesos en 24 horas. Reportó 1.036 muertes y 36.339 casos.

El gobierno ruso registra, hasta la fecha, 227.389 muertes por covid-19. Este es un balance subestimado según la agencia nacional de estadísticas Rosstat, que asegura que la cifra superaba los 400.000 fallecidos a finales de agosto.

Rusia

Policías y militares vigilan que se cumplan las medidas contra el covid en Moscú. Foto Alexander NEMENOV / AFP)

La campaña de vacunación, en tanto, avanza a marchas forzadas. Según el sitio especializado Gogov, menos de un tercio de la población rusa está vacunada.

Pero los poderes públicos siguen rechazando imponer medidas de confinamiento o toques de queda, preocupados por no lastrar la frágil reactivación económica.

Ucrania y Letonia

Ucrania también batió este jueves un récord de contagios y muertes por coronavirus, con 22.145 nuevos casos y 546 decesos, lo que llevó al gobierno a reinstaurar restricciones.

Según el gobierno, solo 19% de la población tiene la pauta completa. Sin embargo, desde que se impusieron medidas en zonas muy golpeadas por el covid-19, como la obligatoriedad de presentar un certificado de vacunación para entrar en espacios públicos como escuelas y teatros, el ritmo de inmunización se aceleró.

Y en Letonia, para atajar la peor tasa de infecciones de covid-19 del mundo, el gobierno impuso un nuevo confinamiento y ordenó el cierre de comercios «no esenciales», cines, teatros y peluquerías.

El país báltico registró 1.406 infecciones por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Esto es la tasa por habitante más alta del mundo, al 20 de octubre, según un cálculo de la AFP.

Sus autoridades también se han topado con el escepticismo de la población respecto a la vacuna, y solo la mitad de los lituanos están vacunados presentando una tasa de vacunación de las más bajas de la Unión Europea.