Brasil se llevó los tres puntos frente a una Vinotinto de emergencia

Tal como se esperaba, la selección de Brasil se impuso ante Venezuela en el primer encuentro de la Copa América. La Vinotinto, sin embargo, hizo un buen partido considerando las bajas por covid-19

Brasil se llevó los tres puntos frente a una Vinotinto de emergencia

No hubo milagro en Brasilia, pero la Seleçao dejó mucho que desear en su triunfo 3-0 ante una Venezuela castigada por el covid-19 y por lesiones, con jugadores de recambio que llegaron de urgencia al debut en la Copa América-2021, en una primera fecha que se completaba con el duelo entre Colombia y Ecuador, ambos por el Grupo B.

El anfitrión, amplio favorito a ganar el torneo por segunda vez consecutiva en su casa, recién abrió el marcador a los 23 minutos de juego por Marquinhos, Neymar amplió con un penal a los 64 y Gabigol cerró la cuenta sobre el final (89). Nada del otro mundo frente a un digno adversario que ya sin esos variados problemas es absolutamente inferior al quíntuple campeón mundial.

Una Vinotinto que no defraudó

Brasil, cómodo líder del premundial sudamericano y defensor del título de la Copa América, tenía la mesa servida para deglutirse el primer plato de la competencia continental, aunque para nada disfrutó de la frugal cena.

Los 15 jugadores venezolanos convocados de urgencia, tres del exterior y el resto locales, integraron el plantel que jugó en el estadio Mané Garrincha casi sin preparación, pero no desentonaron ante la potencia verdeamarilla, que puso en duda su invulnerabilidad en Sudamérica.

El técnico de Venezuela, el portugués José Peseiro, apenas pudo presentar un plantel de 21 jugadores contra los 28 autorizados por la Conmebol, pero fue competitiva y cumplió un muy digno papel.

Hasta la noche del domingo la Federación Venezolana de Fútbol no ha difundido información oficial sobre quiénes son los jugadores que dieron positivo para coronavirus  y todo se reduce a interpretar mensajes en redes sociales por parte de algunos de los afectados y a especulaciones de pasillo. De momento, sigue en pie la versión de que son al menos 8.

Polémica por la sede

Además de los afectados en Venezuela, también se reportaron cuatro casos de coronavirus en Bolivia (tres futbolistas y un miembro del cuerpo técnico) y dos en Colombia, pero ninguno de ellos jugador.

El gigante latinoamericano acoge el torneo regional entre este domingo y el 10 de julio como el segundo país en el mundo con más muertos por el covid-19, casi 490.000, y bajo la advertencia de los expertos de que se aproxima una tercera ola de la pandemia.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue la última carta que podía jugar la Conmebol para impedir una nueva suspensión del torneo selecciones más antiguo del mundo, como ocurrió en 2020.

Colombia, por las protestas sociales que dejan decenas de muertos, y días más tarde Argentina, por el recrudecimiento de la pandemia, se bajaron como anfitriones del campeonato que por primera vez en 105 años se iba a jugar en dos países.

Entrenadores y jugadores, incluido el plantel del anfitrión, criticaron que se haya elegido a Brasil como sede cuando se registran 17,3 millones de contagios, aunque el balón igualmente comenzará a rodar el domingo en la capital brasileña, donde se espera una manifestación contra la Copa.

En el día del comienzo del evento, la Conmebol difundió una carta pública defendiendo la realización de la Copa en Brasil en respuesta a los «cuestionamientos infundados».

«Con el concurso de un panel de expertos y en estrecha coordinación con las autoridades sanitarias de los 10 países, (la Conmebol) diseñó y aplicó con éxito rigurosas acciones y medidas sanitarias en todos sus torneos», señala la carta.

Y añadió que la decisión de realizar en Brasil la Copa América «no es caprichosa ni improvisada. En Brasil están en desarrollo torneos nacionales, estaduales y locales, así como las competiciones internacionales de la Conmebol y las Eliminatorias para la Copa del Mundo».

Ficha técnica:

3. Brasil: Álisson; Danilo, Éder Militao, Marquinhos, Renán Lodi (m.46, Alex Sandro); Casemiro, Fred (m.84, Fabinho), Lucas Paquetá (m.46, Éverton Ribeiro), Neymar; Richarlison (m.64, Gabriel Barbosa «Gabigol») y Gabriel Jesús (m.84, Vinicius Júnior).

Seleccionador: Tite

0. Venezuela: Joel Graterol; Francisco La Mantía, Luis Del Pino Mago, Adrián Martínez, Yohan Cumaná; Júnior Moreno, Bernaldo Manzano (m.75, Richard Celis), Alexánder González (m.90, Ronald Hernández), Cristian Cásseres Jr. (m.83, Edson Castillo); José Martínez y Fernando Aristeguieta (m.76, Sergio Córdova).

Seleccionador: José Peseiro (POR)

Gol: 1-0, m.22: Marquinhos. 2-0, m.63: Neymar (penalti); 3-0, m.88: Gabriel Barbosa «Gabigol»).

Árbitro: Esteban Ostojich (Uruguay). Amonestó a los brasileños Renán Lodi (m.38) y Gabriel Barbosa «Gabigol» (m.65) y a los venezolanos Manzano (m.68) y Del Pino Mago (m.79).

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada del Grupo B de la Copa América disputado en el estadio Mané Garrincha de Brasilia, sin público.

 

Con información de AFP y EFE 

Los juegos olímpicos más allá del deporte

Maduro, en medio de la ola de triunfos en los juegos olímpicos, presiona, chantajea e intenta controlar el discurso del triunfo de nuestros deportistas para hacerlo suyo; para tratar de vender la idea de que estos jóvenes triunfaron porque el Estado venezolano los apoyo. Nada más lejos de la realidad