<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

"Call center" con acento estafaba a españoles desde Venezuela

Desde Lechería, en el oriente de Venezuela, los empleados fingían el acento español para atrapar a clientes en España y sacarles sus datos personales. La banda fue desmantelada por el CICPC

"Call center" con acento estafaba a españoles desde Venezuela

La policía científica desmanteló una banda formada por delincuentes españoles y venezolanos que habían montado un falso «call center», centro de llamadas y servicios desde Venezuela, con operadores que fingían acento español, para estafar a víctimas en España.

Según informó el comisario general Douglas Rico, jefe del Cuerpo Investigaciones Científicas y Penales y Criminalísticas (CICPC), la instalación ilegal operaba en una oficina del Centro Comercial Manoa, en Lechería, estado Anzoátegui, en el oriente de Venezuela.

El falso centro de servicios era liderado por dos sujetos españoles y tres venezolanos, quienes se dedicaban a la estafa, según la información.

“Por el hecho fueron detenidos Laura Rosa López Betancur (21), Juan Manuel Lupiañez Amaro (43), de nacionalidad española, además de Georgina José Bastia Parado (26), Brian José Briceño Barrios (31), y Ángelo José Bastia Parado (26), venezolanos”.

La banda se dedicaba a contratar a jóvenes que simularan el acento español, y contactaran a clientes en España para ofrecerles servicios de luz y gas a bajos costos, suplantando la figura de una reconocida empresa de esa nación europea para obtener acceso a sus datos personales, destacó Douglas Rico, durante una transmisión en vivo por la red social en Instagram.

“Los delincuentes, mediante habilidad y conocimientos informáticos, lograban obtener la información de sus víctimas, la cual facilitaban los operadores, encargados de mantener un diálogo que inspirara confianza con los incautos. De esta forma solicitaban sus datos personales y cuentas bancarias, a fin de obtener beneficios propios”, agregó.

Rico agradeció la colaboración de las autoridades españolas en el caso y exhortó a la población a ser cuidadosos a la hora de suministrar sus datos personales.

No quedó claro de inmediato la magnitud de la estafa, ni cuántos desprevenidos fueron víctimas de la banda binacional.