Cardenales de Lara revalidan campeonato de la LVBP

El cubano Yordanys Linares, en el "mejor turno" de su vida, conectó el batazo que dio este lunes a Cardenales de Lara el campeonato del béisbol venezolano con un triunfo 4x2 ante Caribes de Anzoátegui

El cubano Yordanys Linares, en el «mejor turno» de su vida, conectó el batazo que dio este lunes a Cardenales de Lara el campeonato del béisbol de Venezuela con un triunfo 4×2 ante Caribes de Anzoátegui en el séptimo y decisivo juego de la final.

Linares disparó en el octavo capítulo el inatrapable que selló la victoria de Lara, que revalidó el título en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto.

Josmar Cordero anotó gracias al imparable del antillano y Yonathan Mendoza hizo lo propio por error en el tiro del patrullero dominicano Denis Phipps. Cordero había empatado 2×2 el compromiso en esa misma entrada con un sencillo que impulsó al corredor emergente Deiner López.

«Me enfoqué en poner la bola en juego (…). Salió hit. Es el mejor turno de mi vida», festejó Linares, de 31 años, en declaraciones a la televisora IVC.

Dirigidos por el mánager debutante Luis Ugueto, los Cardenales llegan a seis títulos en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), con conquistas en las temporadas 1990-1991, 1997-1998, 1998-1999, 2000–2001, 2018–2019 y, ahora, 2019-2020.

Fue una campaña atípica, marcada por un veto de las Grandes Ligas contra la LVBP, levantado parcialmente a finales de diciembre antes del inicio de los playoffs.

El juego de este lunes era un cerrado duelo de pitchers abridores con pasado en las Mayores: el derecho Williams Pérez por Lara y el zurdo Félix Doubront por Anzoátegui.

Ello hasta cuadrangulares consecutivos de Gorkys Hernández y Gabriel Lino en la parte alta del sexto inning, que rompieron la resistencia de Pérez.

Anzoátegui llenó las almohadillas en el segundo, sin outs, y tuvo par de corredores en el cuarto, también sin outs, sin poder capitalizar frente a los envíos del expelotero de los Bravos de Atlanta.

En la parte baja del sexto, los Cardenales pusieron fin al trabajo de Doubront. Carlos Rivero bateó un bambinazo solitario y, entonces, el zurdo empezó a tambalearse, relevado por Jean Toledo.

El mejor de la final

La visita mantuvo la ventaja de 2×1 hasta la fatal octava entrada, con el surgimiento de Linares como verdugo.

El cubano fue elegido Jugador Más Valioso de la final, en la que bateó para promedio de .308, con un jonrón, doce bases alcanzadas, seis carreras remolcadas y tres anotadas.

Wilking Rodríguez se anotó la victoria de los ‘Pájaros Rojos’ y el dominicano Ricardo Gómez salvó.

La temporada comenzó en noviembre pasado con la decisión de la Major League Baseball (MLB) de prohibir a jugadores de sus organizaciones competir en la LVBP a raíz de las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y su petrolera Pdvsa.

La medida incluyó a técnicos, lo que abrió las puertas a nuevos mánagers como Ugueto, de 40 años, exgrandeliga venezolano que se retiró como pelotero en 2016. «No me lo esperaba, pero le fui agarrando el gusto (…), es mérito de los muchachos», dijo entre las celebraciones.

Después de que la LVBP renunciara al patrocinio de Pdvsa el veto fue levantado, aunque manteniendo restricciones contra dos de los ocho equipos del circuito.

Lara jugará del 1 al 7 de febrero la Serie del Caribe-2020, en San Juan, que enfrentará a los campeones de Colombia, México, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.