Pedro Penzini López, vendedor de optimismo o autoayuda financiera

El locutor publicó el libro El poder de tu mente para salir de tu crisis financiera. No es un recetario, pero sí una lista de consejos que invita a desarrollar rutinas para manejar el dinero de una manera efectiva. Su secreto no está solo en los hábitos. Penzini López se imbuyó en la neurociencia y concluyó que para tener éxito financiero, el cerebro, además de pensar, debe producir las hormonas de la felicidad

Pedro Penzini López, vendedor de optimismo o autoayuda financiera

De repente, Disney puede convertirse en una fuente de inspiración. Una sala de cine, niños e imágenes animadas que representan las emociones principales del ser humano. «Oye, mamá, la verdad es que yo quisiera controlar más ese rojo que yo tengo allá arriba», le dijo uno de los sobrinos de Pedro Penzini López a su madre después de ver Intensamente. El niño hablaba de la furia. Otro chiquillo del entorno del locutor sufría de acoso escolar. El psiquiatra nada podía hacer que lo animara hasta que el afectado vio la película producida por Pixar y dijo: «Ah, es que así funciona la cosa. Yo tengo que controlar la mente y dejar la tristeza». Penzini López lo resume en que ambos, a su manera, entendieron cómo funciona la psiquis humana. ¿Por qué no aplicar eso con los adultos entonces? Explicar cómo funciona la neurociencia y usar ese conocimiento en las finanzas personales.

El resultado del ensayo lo publicó Ediciones B. El libro —el segundo de puño y letra del entrevistador— se titula El poder de tu mente para salir de tu crisis financiera, una guía práctica para crear nuevos y buenos hábitos para manejar el dinero. No es una receta. Penzini López explica que más bien se trata de crear rutinas. “Se llama El poder de tu mente y el resto del nombre —en el diseño de la portada— está en chiquito. Ese poder funciona para cualquier cosa. 70% de todo lo que se hace en el día son puros hábitos porque el cerebro de esta manera ahorra energía. Siguiendo alguno de estos consejos se puede lograr en 21 días crear costumbres para mejorar el manejo de las finanzas personales, hacer presupuestos, no gastar de más, evitar ir al centro comercial a comprar productos que no se necesitan”.

La relación con la neurociencia y las emociones la consiguió a partir de cuatro textos, citados en la publicación: Hero habits de Hugh Culver; Meet your happy chemicals de Loretta Grazziano; Webs of influence de Nathalie Nahai; y Padre rico, padre pobre de Robert Kiyosaki. Penzini López no es neurocirujano, ni entre sus muchas ocupaciones como ingeniero, DJ o asesor financiero se incluye la ciencia, pero asegura que no se trata de un asunto muy complicado de entender. Simplemente reside en conocer las hormonas que producen felicidad en el ser humano y cómo manejarlas. El asunto, además de crear hábitos, también consiste en producir dopamina, endorfinas, oxitocina y serotonina. Unas para limitar el dolor y lograr la placidez, otras para tener sensación de triunfo y alcanzar la felicidad. No debe ser azaroso que tres de estos neurotransmisores se asocien al amor.

Cita-4-Pedro-Penzini

“Yo amo el dinero”

Ser rico no es malo. Al dinero no hay que tenerle miedo. Un posgrado en Finanzas en el IESA, un título de Gerente de Cartera de Wharton School; y estudios de cuarto nivel en manejo de riesgos y de finanzas corporativas certifican a Penzini López para afirmarlo con propiedad. “Aquí nos dijeron que ser rico es malo, y esta gente —refiriéndose a personeros gubernamentales— es muy millonaria. Ser rico es malo cuando tú no produces el dinero. Ser rico es bueno cuando tú te lo has ganado”.

El autor ofrece 25 afirmaciones a realizar al despertar para que los lectores logren el éxito en sus finanzas. Entre ellas: “Yo amo el dinero”.  “Se trata de ideas generales para enfocarse en cómo mejorar la vida, ser más positivo y lograr las metas. Si el individuo siempre está pensando en el bachaqueo o en la cola es imposible que salga de su crisis financiera; pero también hay que ser realistas. Yo no estoy vendiendo una panacea. No es la felicidad embotellada, pero sí es una fórmula para que a través de los químicos que produce el cerebro la gente pueda sentirse mejor y hacer sentir mejor a los demás”.

Pedro-Penzini-L-1

Cita-3-Pedro-Penzini

Sin embargo, siempre cabe un poco de escepticismo. Sobre todo en una economía cuyo PIB se contraerá 10% este año, con una inflación calculada en 475,8%, y en 1.660% para 2017, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, y con una tasa de desempleo en aumento. En medio de la debacle, Penzini López invita a aprovechar la oportunidad. “En una Venezuela próspera no se necesitaría este libro. No vendes optimismo o esperanza cuando las cosas están bien. Esta es la Venezuela que necesita en este momento usar el poder de su mente”. Una manera de hacerlo, por ejemplo, es apropiarse de los nichos dejados por la migración. “Hay un capítulo especial de emprendimiento porque las crisis son oportunidades. Hay gente que llora y hay gente que vende pañuelos, que el dinero trabaje para ti, en vez de tú trabajar para el dinero. Hoy la gente es más independiente. Hay que tratar siempre, aunque se tenga un empleo, de buscar algo más que te produzca dinero para tu vejez”, exhorta. La explicación para eso es sencilla: la duración promedio en un empleo es de cuatro años y medio, cuando en 1960 era de cuarenta años y, en apenas cuatro años, 40% de los empleados serán temporales. El economista reconoce: “No me puedo meter en la mente del lector, habrá quien lo lea y diga ‘no, yo no tengo ningún problema’, pero no hace la plata que quiere hacer o tiene un desastre en sus finanzas. Si esa persona no tiene conciencia de que debe mejorar sus finanzas es imposible”.

Tres consejos que ofrece para manejar el dinero de forma efectiva son: controlar las emociones a la hora de gastar, porque no es lo mismo comprar que invertir; “de lo que no hay, no hace falta”; y aprovechar la mañana, porque al despertar muchos de estos químicos se activan en el cuerpo.

Cita-2-Pedro-Penzini

De lo micro a lo macro

El presentador del programa Con todo y Penzini, que transmite Globovisión, y de Penzini y algo más, que se escucha por La Nueva Mágica 99.1 FM es optimista. Opina que si la mayoría aplicara algunos de estos consejos para mejorar como individuos los resultados redundarían, a largo plazo, en el país. Positivo a toda costa, asegura que hay que dejar lo malo e ir hacia adelante. Pone como ejemplo su labor con la Fundación Arturo Uslar Pietri, que está dando talleres de peluquería a mujeres de las zonas más pobres del oeste de Caracas. “Se les da una profesión con la que se sienten independientes, han ganado autoestima y han ganado mucho más como mujer, al sentirse más seguras de sí mismas. Se lo transmiten a sus hijos, los educan mejor y eso representa un bien colectivo. Ese chorrito de dopamina y serotonina lo compartes con el mundo, y esa es una forma de tener una Venezuela más positiva, más unida”. Asevera que se ha demostrado que al enseñar a comunidades a abrir cuentas de ahorro, tener chequeras, la importancia del ahorro y cómo invertir y no gastar se podría dar un paso adelante para que cualquier país supere su crisis.

Cita-1-Pedro-Penzini

Hace énfasis de que Venezuela puede superarse y, de nuevo, ejemplifica, esta vez con Argentina. Subraya que desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia de ese país y dio un giro a su economía se están viendo los resultados. “Ellos entraron en default, que ojalá Venezuela no caiga en impago de deuda. Con la llegada de Macri inmediatamente los calificadores de riesgo le subieron el crédito, salieron de los fondos buitre, tuvieron acceso a financiamiento internacional, que cada vez Venezuela tiene menos, y con ese financiamiento han recuperado la confianza. Los mercados internacionales están invirtiendo en todas las potencialidades que tiene Argentina como país, y poco a poco están creciendo, están produciendo riqueza, empleo, recuperan las industrias y han salido de una ideología que no servía y, de hecho, no sirvió”, analiza los números. Jura que con un cambio de modelo económico el país saldría adelante: “Más que petróleo, más que cacao, más que café, tenemos a los venezolanos. El venezolano es de resiliencia, es emprendedor, a donde llegamos nos quieren, porque somos empresarios, siempre echamos para adelante y nos buscan porque somos creativos y no nos doblegamos con nada”.