<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Crece la curva de contagios de COVID-19: hoy se sumaron 133

El total nacional se ubica en 1.952 y el número de fallecidos subió a 20. El foco del mercado "Las Pulgas" ha producido 121 casos en apenas diez días y el gobierno envió un contingente especial de médicos para hacer un "barrido" en Maracaibo

Son 133 los nuevos contagios de COVID-19 detectados en Venezuela durante las últimas 24 horas y de acuerdo a la información oficial. Con esto el total de casos sigue su curva ascendente y se ubica en 1.952.

Hoy el reporte fue emitido vía telefónica por la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien comenzó diciendo que se diagnosticaron 47 nuevos casos «en Venezuela» en ese empeño de la vocería gubernamental de proponer que el resto de los contagios de COVID-19 no son de aquí, aunque se trate de venezolanos que están en el territorio. Así que a la cuenta le faltaron 86 personas, para llegar a los 133 del día.

De los 47 nuevos contagios, advirtió que 28 corresponden al estado Zulia, todos vinculados con el foco del mercado «Las Pulgas» en Maracaibo. En apenas 10 días ese foco ya suma 121 casos y hoy añade a su cuenta dos personas muertas, con lo que el total de fallecidos sube a 20.

La situación en la capital zuliana impulsó la decisión de enviar un contingente especial de médicos de la Misión Barrio Adentro y de la Dirección de Salud Militar con el objetivo de desplegarse en los municipios Maracaibo y San Francisco y en el Hospital Universitario de la ciudad. De acuerdo a Rodríguez harán un «barrido» en la zona con 100 mil pruebas rápidas para intentar ubicar cadenas de contagios de COVID-19.

En el estado Trujillo se detectaron 9 personas que dieron positivo para COVID-19. Un grupo familiar de 5 personas en Boconó (dos mujeres, de 69 y 17 años; y tres hombres de 46, 69 y 17 años); una mujer de 37 años de Candelaria; una mujer de 25 años de Carache; un hombre de 46 años de El Socorro y un niño de 8 años de Pampán.

Todos, explicó Rodríguez, están internados en centros de salud y la mayoría permanecen asintomáticos.

También fueron diagnosticados los 4 integrantes de una familia en el estado Sucre: dos hombres, de 71 y 16 años; y dos mujeres de 40 y 67 años.

Se suman 1 hombre en Distrito Capital, en la parroquia El Valle, de 56 años y trabajador de una empresa de transporte público; 1 mujer de 45 años de Santa Teresa del Tuy (Miranda); 2 trabajadores de una empresa del estado en Falcón, de 56 y 50 años; 1 hombre de 53 años, conductor de una empresa de alimentos en Palo Negro, Aragua; y 1 mujer de 61 años, de Punta de Piedras, Nueva Esparta.

Y llegamos a 20

Los 86 contagios de COVID-19 detectados en venezolanos que regresaron al país se distribuyen así: 50 provenientes de Colombia, 10 de Brasil, 1 de Perú y se añaden 25 personas que tuvieron contacto con viajeros provenientes del exterior.

Sobre los fallecidos, esta es la información oficial reseñada en la web de VTV:

«Hombre 58 años, residente de la parroquia Chiquinquirá, Maracaibo, estado Zulia. Comerciante del Mercado Las Pulgas. Inició enfermedad el 20 de mayo. Fue ingresado en el Hospital Universitario de Maracaibo. La evolución del caso fue muy rápida, generando complicaciones que le hicieron perder la vida».

«Hombre 54 años, residente de la parroquia Cristo de Aranza, Maracaibo, estado Zulia. Comerciante Mercado Las Pulgas. Inició enfermedad 24 de mayo. Fue ingresado en el Hospital Universitario de Maracaibo, tuvo una evolución muy rápida que se complicó con una infección respiratoria grave, fue llevado a la UCI donde falleció».

Covid-19 y manipulación: preparados para echarle la culpa a otro

Más allá de lo que se pueda cuestionar o reconocer sobre el método del gobierno para enfrentar la pandemia, semana a semana ha ido quedando clara la estrategia de manipulación: la crisis de salud global se aprovecha para reforzar la idea del enemigo externo y para disparar contra la imagen del adversario político. Lo de siempre, pero en un contexto en el que todos estamos en riesgo