Uzcátegui: "Todo el mundo en la MUD sabe que yo gané esas encuestas"

La disputa por la candidatura a la gobernación de Miranda luce cada vez más frontal y la Mesa de la Unidad se toma su tiempo para zanjar el asunto. David Uzcátegui señala a Carlos Ocariz de mentir sobre las encuestas y ha insistido en medirse en unas primarias. Tampoco está claro el panorama con los alcaldes mirandinos, aunque el aspirante de Fuerza Vecinal confía en que se respeten los liderazgos porque de lo contrario el chavismo se impondrá nuevamente

Uzcátegui: "Todo el mundo en la MUD sabe que yo gané esas encuestas"

«Todo arrancó en Baruta, hace 20 años», dice David Uzcátegui cuando se le pregunta desde cuándo trabaja por esta aspiración a llegar a la gobernación del estado Miranda. Y a continuación hace precisiones: «Mi carrera política principalmente ha involucrado a Baruta, pero justo hace cuatro años defendimos a las alcaldías y pudimos salvar cuatro –Baruta, Chacao, El Hatillo y Los Salias-. Lamentablemente hubo un llamado irresponsable a entregarle las alcaldías a Maduro y su combo, algo que era absolutamente descabellado, nosotros no hicimos caso a ese llamado, defendimos a la gente, la acompañamos y salvamos esas cuatro alcaldías y ahí comienza todo ese proyecto».

Entonces, queda claro: la alianza por las alcaldías es la base no solo de su candidatura, sino de una organización política -Fuerza Vecinal- que fue presentada el 26 de junio de este año y que desde ese mismo día ya lo lanzaba como aspirante a la gobernación. Ya antes se proyectaban como equipo y tras la salida al ruedo de Fuerza Vecinal mucho más: es un completo «nosotros».

«Con estas alcaldías hemos hecho gestiones que representan el espejo de la Miranda posible. Hemos comenzado a llevar un mensaje de cambio, de esperanza, de que podemos vivir con dignidad en nuestro estado Miranda, de que podemos desarrollar nuestro estado y progresar como familias», dice Uzcátegui: «Y conquistar una vida digna independientemente de cómo pensemos. Podemos ser chavistas, moderados, radicales, opositores, independientes, lo más importante es trabajar para la consolidación de un proyecto que nos involucre a todos y que podamos solucionar problemas. En Baruta, por ejemplo, en materia de salud tenemos el programa de asistencia médica Baruta; en el tema del agua hemos construido los pozos de agua profundos para la gente tenga agua por tuberías, como en los casos de Chacao y Baruta…».

-Cuando dice “hemos”, ¿se refiere al grupo de alcaldes que están en Fuerza Vecinal?

-Es importante esa pregunta porque somos un equipo. Nosotros hemos vencido lo que ocurrió hace mucho tiempo en Venezuela que era que los alcaldes estaban siempre enguerrillados, era como una guerra de egos, uno le daba una zancadilla al otro para ver quién hacía la mejor gestión. Nosotros en Fuerza Vecinal tenemos una hermandad que es incluso una hermandad de trabajo. ¿En qué sentido? Si algo se hace bien en El Hatillo, se replica en Baruta. Si algo se hace bien en Baruta se replica en Los Salias. O viceversa. Tenemos una mancomunidad de proyectos, una mancomunidad de gestión y de trabajo. Aquí vinimos a transformar Miranda, no es un tema personal. Me toca a mí ser el abanderado de Miranda en este caso, pero no vamos a poder superar las dificultades de Miranda si no tenemos a 21 alcaldes que ayuden a transformar, que vengan a ayudar, que vengan a trabajar por el mejoramiento de la calidad de vida en cada una de sus comunidades.

Lamentablemente el gobierno aplica un modelo perverso a nivel nacional, regional y local que acaba con la economía formal para empobrecer a la gente, convierte a la sociedad en una fábrica de hacer pobres para luego controlarla. Nuestra propuesta es totalmente distinta, el trabajo es lograr independizar económicamente a nuestra población. ¿Cómo? A través de la creación de miles y miles de empleos de calidad, dándole confianza a los inversionistas en nuestros municipios –en este caso- y prontamente en el estado cuando logremos el cambio para que se creen miles de oportunidades de empleo y tengamos un estado Miranda lleno de oportunidades de trabajo, con sueldos en dólares, para que la gente sea libre, autónoma e independiente.

-Fuerza Vecinal da la impresión de ser una organización que decidió ir por una vía pragmática, dejar a un lado la confrontación con el gobierno central y trabajar en sus espacios… ¿Es así?

-Sí. Pero bueno, yo vengo denunciando el modelo perverso del gobierno. Yo pongo como ejemplo al modelo perverso del gobierno que ha empobrecido a nuestra población, que ha acabado con nuestra economía, incluso ha perseguido a la economía informal. Tu vas a cualquier pueblo de Miranda y te darás cuenta cómo persiguen, cómo le confiscan las mercancías a nuestra economía informal. Este gobierno ha sido tan despiadado así. Pareciera ser que para este gobierno trabajar es un pecado. El gobierno quiere que todo el mundo sea dependiente, que la gente vida de una bolsa de comida, de un bono, que la gente vida de una dádiva.

Uzcátegui

Nosotros queremos una sociedad totalmente distinta y la hemos aplicado en nuestros municipios. Te lo enfoco de esta manera: no es que Fuerza Vecinal no hable del gobierno; yo denuncio al gobierno cada segundo de mi vida, todo el tiempo. Ahora, estamos trabajando por mejorar las condiciones. No podemos quedarnos solamente en la denuncia. Eso es muy importante. Hay políticos en Venezuela que se quedan en la denuncia y no hacen nada, se quedan paralizados simplemente esperando que las cosas se destruyan más. En todos los entes que estamos hoy por hoy gobernando queremos demostrar con hechos concretos que sí podemos aspirar a una Miranda distinta, que sí podemos tener calidad de vida…

-La realidad se impone y por eso la mención a ser pragmáticos: hay problemas que no puedes resolver si no coordinas con el gobierno central, ¿no?

-Fíjate lo siguiente: el agua no depende de los municipios. ¿Y qué hicieron los alcaldes, quedarse en la denuncia de Hidrocapital? No. Construyeron los pozos de aguas profundas para que a la gente le llegue agua por las tuberías. El alumbrado público no le corresponde a las alcaldías, ¿y qué hicieron los alcaldes, denunciar que Corpoelec no hace su trabajo? No. Empezaron a iluminar con luces leds las calles de nuestros municipios para demostrar que las cosas sí se pueden hacer bien incluso con poco presupuesto. Los botes de agua que corren por las calles, ¿eso es competencia de los alcaldes? No. ¿Y qué hicieron? Crear cuadrillas para atender esos botes de agua y no esperar a que Hidrocapital –que no tiene capacidad de respuesta- acabe con la calidad de vida de la gente. Estas cosas no son competencia de las alcaldías, pero sí son de la incumbencia de las alcaldías porque afectan nuestra calidad de vida.

-¿En ese afán por generar empleo y riqueza en estos municipios no se corre el riesgo de irse al otro extremo, sobrecargarlos de comercios, de locales, que terminan impactando en la ya mala calidad de los servicios públicos y afectando especialmente a las personas que residen en zonas de estos municipios, por ejemplo, Los Palos Grandes, Las Mercedes? En estos lugares existe la impresión de que experimentan una especie de boom comercial y de construcciones.

-No hay una manera distinta de desarrollar nuestro país que a través del sector privado. No hay manera, hermano. Hay dos formas de estimular a la economía: a través del sector privado y a través del sector público y el gobierno ha querido acabar con nuestra economía. Los índices de contracción económica en Venezuela de los últimos ocho años son dramáticos. Necesitamos que se establezcan industrias, fábricas. Vas al parque industrial de Guarenas-Guatire y el 75% de nuestras fábricas cerraron. Es todo lo contrario a esa apreciación, lo que necesitamos es generar confianza para que se establezcan miles y miles de empresas.

Con respecto a Los Palos Grandes y Las Mercedes tengo dos lecturas. Uno, si hubiera realmente un boom ya estuviera todo eso construido. Tu vas a Las Mercedes y ahora es que tiene todavía como un 90% de potencial de desarrollo. Eso está al 10% de lo que debería estar, lo que pasa es que no hay créditos en la banca privada, acabaron con la confianza de los inversionistas porque los expropiaban, los perseguían, los satanizaban. Eso es apenas un pequeño abrebocas de lo que debería ser la explosión económica venezolana en el momento en el que haya un cambio político y económico.

-Pero esos lugares, por seguir enfocados allí, requieren de planificación vial, de servicios, no se trata solamente de construir y abrir locales comerciales…

-Pero en nuestros municipios ya no hay cola, hermano, ya no hay tráfico. Esa es la verdad. Hermano, se ha ido el 30% de los habitantes de los municipios. Han cerrado el 70% de las empresas. Lo que pasa es causa mucho impacto porque en el resto del país no ves eso porque lo que estás viendo aquí es la política de un alcalde orientada a estimular, a darle confianza a los inversionistas para que vengan a invertir. La gente prefiere venirse a Chacao, Baruta o Los Salias que meterse, por ejemplo, en Guarenas donde de repente el alcalde la agarra contra ti y te quita la fábrica.

-¿Cuál es su evaluación de la gestión del actual gobernador de Miranda?

-Es que no hay gobernador, no hay gestión, hermano. Esa es la palabra. Es lo que está pasando en Miranda. A Miranda vino un señor –que era diputado por Bolívar- hace cuatro años y llegó, prometió, nos mintió, nos engañó y se desapareció. Prometió de todo. ¿Cuál es el balance después de cuatro años? No hay ninguna obra pública que mostrar. Nada. Adicionalmente a eso fue un gobernador absolutamente ausente, cero presencial. No lo vimos nunca en una calle de Miranda, jamás. En ningún tipo de actividad, ni siquiera caminando por un mercado a cielo abierto un domingo. Nunca, jamás le vimos la cara. Lo que hay es negligencia, indolencia, desidia, apatía, destrucción, abandono. Todo lo que hagamos a partir de ahorita va a ser ganancia porque no hizo absolutamente nada.

-Está hablando del gobernador en pasado…

-Yo estoy todo el tiempo en la calle y él se va a llevar una sorpresa el 21 de noviembre porque la gente quiere cambio, siente que le mintieron, que no le cumplieron. Y él vino, prometió muchas cosas y no hizo absolutamente nada. El 21 de noviembre termina su periodo.

-En términos prácticos y realizables, ¿qué es lo primero que debe atenderse en el estado Miranda?

-Lo primero es la construcción por comunidades de los pozos profundos para que a la gente le llegue agua por tuberías las 24 horas, como se ha hecho en Chacao y se está haciendo en Baruta en este momento.

Lo segundo es la ampliación de lo que es el PAM Baruta, que es el Programa de Asistencia Médica de Baruta que para mí es el mejor de Venezuela en cuanto a atención primaria. Esto para todos los mirandinos, sin discriminación.

Y lo tercero, el Plan Hambre Cero, que es un plan donde se le garantiza un subsidio de seis meses a las familias mientras aprenden un oficio para insertarse en el mercado laboral a través de un emprendimiento. La idea es formar para el trabajo a miles y miles de mirandinos y ayudarlos con el tema de la alimentación para su familia, pero cuando ya se puedan valer por sí mismos ya se les quita el subsidio y pueden emprender vuelo por sí solos. Esas son las tres cosas prioritarias.

Uzcátegui

-Hasta este momento no está resuelto el asunto de la candidatura unitaria, ¿si Carlos Ocariz decide que él es el candidato usted seguiría adelante con la candidatura, irían cada uno por su lado?

-Ese supuesto lo niego rotundamente porque a la Mesa de la Unidad Democrática le consta que me sometí a unas encuestas y al método que ellos escogieron. Yo pedí primarias primero, porque es lo más democrático y honesto. Ellos evadieron esas primarias. Incluso me dijo el jefe del comando de campaña de Carlos Ocariz, Juan Carlos Caldera, que ellos evadieron las primarias porque sabían que iban a perder. Me propusieron unas encuestas y me sometí a las encuestas que ellos quisieron, a las encuestadoras, a las preguntas y les gané. Y ellos desconocieron ese triunfo. Ellos van a tener que explicarle a Miranda por qué continúan en esto. Incluso después tuve la nobleza de proponerle unas primarias para este domingo y él lo que hizo fue burlarse y atacarme con groserías. Él va a tener que explicarle a Miranda su actitud. Yo sigo con mis llamados respetuosos: todavía tenemos tiempo de construir la unidad en Miranda. Yo no creo que la Mesa de la Unidad Democrática cometa un error como el que cometió ya en Libertador donde Roberto Patiño ganaba en las encuestas e impusieron a Guanipa porque es miembro de un partido del G4. No creo que hagan eso en el caso de Miranda.

-¿Cómo es la relación de Fuerza Vecinal con los partidos del G4?

-Tenemos conversaciones, relaciones. No tenemos ningún problema con ellos, aquí todos somos importantes, todos somos útiles para la transformación y el cambio que queremos en el país. Obviamente tenemos mejores relaciones con algunos que con otros. Con la gente de Acción Democrática tenemos una relación espectacular, por ejemplo.

-Me respondió y al mismo tiempo no. Así que va la pregunta de nuevo: ¿su candidatura sigue en pie aunque Ocariz se mantenga como candidato?

-Es que la MUD no va a hacer eso. La MUD no puede permitir que una persona que perdió las encuestas sea candidato. Eso es pegarle una patada a la mesa. Eso es una imposición. No creo que eso pase, por eso yo estoy convencido de que la MUD le va a dar un tiempo a Carlos Ocariz para que reflexione. Y para que reflexione sobre por qué perdió las encuestas. Y yo te puedo explicar por qué perdió. Porque ellos decidieron abandonar a la gente. Hace cuatro años se apartaron de los mirandinos, agarraron y le dijeron a la gente que había que entregarle las alcaldías a Maduro para deslegitimarlo y eso no ocurrió ni nunca va a ocurrir. La gente le pasó una factura por haberla abandonado. Eso es lo que está pasando en Miranda.

-¿Entonces de alguna manera Miranda quedó abandonado tanto por su gobernador como por los líderes de la oposición?

-No, no es eso, sino que yo sé leer un poco entre líneas lo que sucede en el estado. Y Carlos Ocariz jamás pensó que iba a perder en las encuestas –jamás- y por eso creo que la MUD le está dando tiempo para que reflexione. Lo que yo estoy explicando aquí es una lectura personal. Una de las razones esa: ellos decidieron abandonar a la gente hace cuatro años, entregaron la alcaldía de Sucre pudiendo haberla salvado. ¿Qué se ganó con eso? Nada.

-¿En el caso de las otras alcaldías del estado, Fuerza Vecinal respaldará a todos los candidatos, sean o no sean de su organización?

-Seguimos esperando por la Unidad en el caso de las alcaldías. La Unidad ni siquiera ha postulado aun a los alcaldes democráticos de Miranda: Baruta, Chacao. El Hatillo y Los Salias. Seguimos con el llamado respetuoso a que hagan lo correcto. Nadie va a entender a una Unidad sin que estén los alcaldes incluidos. Eso no existe. Esos alcaldes tienen más de 80% de apoyo.

-Obviamente ustedes esperan que los candidatos en esos casos sean los alcaldes de Fuerza Vecinal, ¿y el resto de los municipios? 

-Hay liderazgos claros en cada uno de los municipios. Y lo que digo es que hay que esperar. Si esto es una repartición burocrática por partidos políticos, esto está destinado al fracaso. Si es una identificación de los liderazgos clave en cada municipio, esto va directo a la victoria. Si la Unidad se empecina en repartirse esto –en el supuesto negado- va a condenar la posibilidad de derrotar a Héctor Rodríguez. Yo creo que la Unidad va a hacer lo correcto: va a postular a los alcaldes democráticos y a los liderazgos claros para ganar en el estado. Por ejemplo, en la capital de nuestro estado, en el Municipio Guaicaipuro, José Luis Rodríguez, es muy claro su liderazgo. Y hasta ahora no ha sido postulado.

-Hasta cuándo hay chance, porque esto se está tardando mucho…

-Hasta el 22 de septiembre, día miércoles, hasta las 12 de la noche.

-¿Ustedes van a respaldar a los candidatos de la Unidad, más allá de los alcaldes que forman parte de la organización?

-Tenemos que ir en unidad, ese es nuestro planteamiento. Ahora, la unidad pasa porque se respeten los métodos. Yo, por ejemplo, me sometí a la Unidad y gané tres de las cuatro encuestas. Ocariz dice que ganó dos encuestas y eso es mentira. Va a quedar muy mal si sigue insistiendo con esa mentira. Yo he tratado de ser muy respetuoso.

-¿Hay alguna instancia clara que determine la correcta interpretación de esas encuestas?

-Todo el mundo en la MUD sabe que yo gané esas encuestas. Sigo esperando porque lo reconozcan y me inscriban. Lo que pasa es que Carlos Ocariz le dio una patada a mesa de una manera u otra, pero hay que esperar. Creo que la MUD lo va a poner en su sitio.

Salario universal y reducción de las jornadas: propuestas del papa Francisco

El líder de la iglesia católica propone acciones globales para asegurar ingresos dignos a los trabajadores en estos tiempos duros. Mientras, la Organización Mundial del Trabajo (OIT) alerta que muchas de las personas que logren obtener o conservar su empleo no estarán exentos de caer en la pobreza, porque la pandemia también se encargó de derrumbar los ingresos de los trabajadores, así como de disminuir el número de horas de trabajo.