<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

El rey emérito Juan Carlos abandonó España por "ciertos acontecimientos pasados"

Juan Carlos I, el que fuera Jefe del Estado durante casi cuatro décadas, se encuentra en el punto de mira desde que ocupa titulares junto a fondos en paraísos fiscales y cuentas en Suiza.

El rey emérito Juan Carlos abandonó España por "ciertos acontecimientos pasados"

El rey emérito Juan Carlos I comunica al actual rey de España, Felipe VI, su «meditada decisión» de trasladarse a vivir fuera de España ante la repercusión pública de «ciertos acontecimientos pasados» de su vida privada, informó el Palacio de la Zarzuela en un comunicado este lunes. De hecho, ya salió del país, según fuentes del diario El Mundo.

Juan Carlos I, el que fuera Jefe del Estado durante casi cuatro décadas, se encuentra en el punto de mira desde que ocupa titulares junto a fondos en paraísos fiscales y cuentas en Suiza.

«Con el mismo afán de servicio a España que inspiró mi reinado y ante la repercusión pública que están generando ciertos acontecimientos pasados de mi vida privada, deseo manifestarte mi más absoluta disponibilidad para contribuir a facilitar el ejercicio de tus funciones, desde la tranquilidad y el sosiego que requiere tu alta responsabilidad. Mi legado, y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen», se puede leer en el comunicado.

comunicado rey juan carlos

 

El rey Felipe VI agradeció a su padre.

Juan Carlos, nacido el 5 de enero de 1938, fue rey de España entre el 22 de noviembre de 1975 hasta el 19 de junio de 2014 cuando abdicó a favor de su hijo Felipe. Es rey emérito porque su título es vitalicio.

Desde hace algunos años se están investigando movimientos financieros irregulares que Juan Carlos hizo durante su reinado. Se le vincula especialmente con un jeque árabe que le hizo «regalos» millonarios y que el rey transfirió a su «amiga íntima». Se puede leer más sobre esto haciendo click aquí.

Este artículo fue publicado originalmente en The Objective.