Carnaval, una temporada dolarizada en Venezuela

Desde hace algunos años, los carnavales fueron desapareciendo para la mayoría de los venezolanos. Sin embargo, la burbuja a la que algunos tienen acceso en 2020 sugiere que esta temporada alta desempolvará su disfraz

Carnaval era una temporada que en Venezuela solía organizarse antes de enero. Miles de familias armaban un presupuesto para saber a dónde ir y cuánto gastar. Pero desde que la crisis económica se agudizó, la mayoría desplazó la idea de vacacionar y se enfocó en cosas indispensables.

Aún con las circunstancias del país, el panorama de una playa o una montaña parece volverse más cercano para los venezolanos que hacen transacciones en dólares. 

En un recorrido de El Interés se encontró que la opción más cotizada de los viajeros son los fulldays, superando la demanda de una estadía entera durante el asueto.

Mientras el tour más económico de un fullday puede costar 30 dólares por pareja, un viaje de dos días puede superar los 200 dólares. 

La opción más económica: Fulldays

Los fulldays son la modalidad de viaje seleccionada por aquellos que manejan poca cantidad de divisas. Para algunos es más viable costear un día con todo pago, que enfrentarse a los gastos extras que representa un viaje familiar particular de cuatro días.

En promedio, un tour de este tipo tiene un precio de 21 dólares por persona, y para apartar un cupo se debe pagar $5. Aunque el salario mínimo de los venezolanos es de 3 dólares al mes, de tres agencias de viajes a las que El Interés consultó, dos de ellas afirmaron haber agotado sus cupos en este tipo de paquetes para las fechas de carnaval.

Visitar los cayos del parque nacional Morrocoy y la costa de Aragua, emblemáticos lugares turísticos de Venezuela, en un fullday incluye: transporte terrestre, traslado en lancha, desayuno, almuerzo, hidratación hasta agotarse la existencia, primeros auxilios y fotos del recorrido. 

La mayoría de las promociones de estos viajes ida y vuelta se realizan por pareja y existe disponibilidad para 25 personas.

Promociones de más días superan los 100 dólares

El carnaval en Venezuela se celebra por cuatro o cinco días si se empieza desde el viernes.Un viaje particular durante una semana implica comprar alimentos, tener transporte y hospedaje.

Ante esto, hay quienes prefieren buscar una promoción que cubra la mayor parte de los elementos.

Una estadía con todo incluido en el hotel más caro de Margarita supera los 120 dólares en temporada alta. Las ofertas que encontró El Interés van desde 82 dólares por persona sin transporte.

Un pasaje a Porlamar, ida y vuelta, puede costar 135 dólares para la fecha de carnaval, lo que es incluso más alto que lo que puede costar un vuelo entre ciudades europeas.

En suma, se necesita el ingreso salarial mensual de 73 venezolanos con sueldo mínimo o 6 años de sueldo sin gastar para poder costear el viaje de carnaval de una sola persona.

El precio de un viaje particular

Aún cuando el factor económico pareciera ser la única restricción en la temporada de carnaval venezolana, hay otras situaciones que no se pueden disfrazar.

Desde hace unos meses, estados con alta demanda turística en estas fechas como Mérida o Falcón sufren escasez de gasolina y fallas eléctricas diarias.

Si bien en Mérida se pueden encontrar alquileres para parejas en $12 por noche, el transporte no es óptimo. Cargar combustible implica hacer más de 15 horas de cola o pagar un galón de gasolina en más de $50 en efectivo, eso sin contar gastos extras.

La situación se repite en Tucacas, donde se pueden conseguir estadías en $50 para 10 personas en zonas lejanas, pero el drama del transporte sigue siendo el mismo que en los estados andinos.

Tomar una lancha para visitar los cayos del parque nacional Morrocoy también puede ser un lujo para muchas familias. Ir a los cayos más alejados y paradisíacos puede costar entre $80 y $100. Si tomamos en cuenta que una lancha tiene una capacidad máxima entre 8 y 10 personas, entonces el viaje cuesta alrededor de $10 por pasajero.

Para quienes su bolsillo no se los permite, la opción en Tucacas es quedarse en tierra firme y disfrutar de las playas en la costa. Sin embargo, el pago por los toldos ($10), por cuidar el carro ($2) o por comer camarones ($10) también están dolarizados.

¿Viajar o comer?

Aquellos que deciden disfrutar de unos días libres en Venezuela no solo tienen que asegurar una reserva de dinero superior a sus ingresos anuales, sino también adaptarse a las condiciones de los servicios públicos de su destino.

Mientras la Canasta Básica Alimentaria le cuesta a una familia $317 mensual, salir todos de vacaciones durante el festivo de carnaval sobrepasa esa cifra.