<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

FOTOS &#124; El espíritu de la Navidad no llegó este año al bulevar de Sabana Grande

El bulevar de Sabana Grande en Caracas es el típico lugar donde muchas familias compran los famosos estrenos y regalos para sus familiares y allegados, mientras aprovechan para pasear viendo las vidrieras a pocos días de que llegue la Nochebuena. El Estímulo realizó un recorrido para ver si hay o no hay espíritu navideño en la emblemática zona, debido a que la crisis económica y política que embarga al país ha afectado mucho la psique del venezolano.

FOTOS &#124; El espíritu de la Navidad no llegó este año al bulevar de Sabana Grande

La ruta comenzó en el Mc Donald’s de Sabana Grande. Desde ahí, comenzamos nuestra caminata. Observamos que las personas caminan de un lado a otro del bulevar sin un destino específico, sin bolsas de compras en las manos y sin caras de felicidad. En su mayoría, solo observan lo que tienen exhibidas algunas vitrinas con la esperanza de poder comprar, algún día, un par de zapatos.
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-2
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-3
Algunos establecimientos cerraron sus puertas debido a la fiscalización realizada por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos de Venezuela (Sundde) a principios de diciembre, lo que hizo que el panorama en la otrora avenida Abraham Lincoln tuviera más el aspecto de un día de julio al de uno de diciembre.
Otras tiendas abren sus puertas con pocos productos para vender lo poco que les queda. Sin embargo, las de mayor éxito son las tiendas Seven’s cuyo principal producto de distribución son calzados para toda la familia.  Este jueves, los alrededores de la mencionada tienda estaban abarrotados de gente. ¿La razón? Nuevamente los fiscales de la Sundde hicieron acto de presencia para «fiscalizar» los dos negocios de esta cadena en la zona para obligarlos a vender a «precios justos».
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-8
Todos los años, en estas fechas Dora Albarrán pasea por el bulevar de Sabana Grande junto a sus hijas, con el objetivo de comprar los estrenos y además comprarse un helado y disfrutar del paseo. En esta ocasión, solo esperaba comprarse al menos 3 pares de zapatos en Seven’s y el dulce quedaría solo en el recuerdo.
“Supuestamente los zapatos están al 70% de descuento. Hay de Bs 800.000 de Bs 1.000.000 y de Bs 300.000.Yo voy a ver si puedo comprar tres pares de zapatos de trescientos mil bolívares”, manifestó.
 
Refiriéndose a al espíritu navideño, Albarrán considera que «está fatal”. “Esta navidad no tiene nada que ver con los años anteriores. Lo usual era venir a comer con mis hijas… viajaba, pero ahora no se puede comprar ni un par de zapatos”, expresó.
Otras personas no tienen la misma capacidad económica de adquirir calzado. Ellos prefieren ver los modelos a través de las vitrinas.
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-4
Los vendedores informales siguen su trabajo pese a las adversidades. En su mayoría ofrecen Nestea, papelón con limón, pega para zapatos, donas, mango verde, forros de celulares, entre otros. Ninguno ofrece hallacas ni bollos navideños.
Tres chicas, cuyas edades no superan los 20 años, venden juguetes para los más pequeños de la casa. La oferta no es demasiada, solo son 4 carritos del Rayo McQueen y 2 muñecas tamaño estándar. La venta de estos juguetes la hacen efectiva a través de punto de venta.
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-9
El ambiente y la situación económica de este año obliga a los transeúntes a comprar “lo necesario”. Tal es el caso de Paúl Figueroa, quien estuvo de paseo “por casualidad” por el bulevar con la esperanza de distraer a su hija con la navidad. Se detuvo en el pesebre y comentó que “por más que la gente trate, este año no hay festividades”. Expresó tristeza al manifestar que no ha podido comprar nada para él, porque “solo he podido comprar lo necesario”, que es un regalo para su hija pequeña.
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-6
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-5
Otros transeúntes se detuvieron a comer en un camión de Arepera Socialista: dos arepas y un jugo a Bs 10.700 teniendo a tan solo 10 pasos la basura. A pesar del olor nauseabundo que inundaba el ambiente a causa de la descomposición de los desechos sólidos, a la gente no le importó  y siguió su comida tan tranquila como si nada.
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-10
Al pasar por el bulevar pareciera cualquier día del año menos el día del espíritu de la Navidad. No hay luces de navidad, no hay tiendas ambientadas ni música acompañando. Tampoco hay otras figuras alegóricas como en otros años tales como las típicas flores, muñecos de Santa Claus disfrazado para tomarse fotos con los niños. Tal parece que la selva de concreto de la capital decidió erradicar esta festividad para tratar de subsistir.
EE_Espíritu_Navideó_SB_Felipe_Rotjes-7
 ]]>

La nocturnidad caraqueña perdió su rastro

La fogosa nocturnidad caraqueña, esa sucesión de acontecimientos donde se entremezclan poder, dinero, política y pasiones, siempre aderezada con la ingesta de licores de todas las categorías, llega a su segundo capítulo.