Guaidó: "Conspirar con la dictadura no conduce a la libertad"

A través de un video difundido en redes sociales Juan Guaidó invitó a trabajar por lo que llama "Acuerdo de Salvación Nacional" que -según dice- derivará en unas elecciones generales y en la entrada de ayuda humanitaria gracias a la presión de las "ponencias internacionales". Advirtió a la oposición que pactó por la conformación de la nueva directiva del CNE que ese camino solo lleva a la sumisión

Guaidó: "Conspirar con la dictadura no conduce a la libertad"

Juan Guaidó insiste en la unidad, pero en torno a él y sus planteamientos. En un mensaje difundido este martes, propuso trabajar por lo que llama Acuerdo de Salvación Nacional en el que participarían las fuerzas «legítimas» democráticas, el chavismo y la comunidad internacional. Hizo énfasis en «las potencias internacionales».

Y ese acuerdo debería conducir a un momento ideal: la convocatoria de elecciones generales, presidenciales incluidas, con garantías y observación internacional; entrada masiva de ayuda humanitaria y vacunas contra la covid-19, garantías democráticas para todos, tanto opositores como chavistas; reinstitucionalización de Venezuela, liberación de los presos políticos, regreso de los exiliados, justicia transicional, compromisos internacionales para la recuperación del país y hasta ofrecer incentivos al régimen de Nicolás Maduro como el levantamiento gradual de las sanciones, pero en función de que cumpla con los acuerdos.

¿Cuáles acuerdos? Hasta ahora no existen: los acuerdos que nacerían del trabajo de esas tres partes. ¿Y cómo se materializa eso? Al parecer, con voluntad. Pero al mismo tiempo con más sanciones internacionales.

“Debo ser muy claro, nadie confía en la dictadura, y esto (el Acuerdo) sólo será posible si contamos con mayor presión, tanto nacional como internacional, que garantice un proceso de negociación que contemple, junto a nuestros aliados, garantías para todos, para todos los actores, pero también y lo más importante, los mecanismos de rendición de cuentas al régimen si intenta evadir de nuevo una solución negociada. Y eso sólo lo haremos posible unidos y movilizados», dijo Guaidó en su mensaje que está especialmente dirigido a ese otro sector de la oposición y de quienes dicen ser oposición:

“Los llamo a todos a unificar esfuerzos en torno a este Acuerdo de Salvación Nacional con la comunidad internacional que es la que hoy puede garantizar soluciones reales a esta crisis en Venezuela. El camino actual que eligió la dictadura, de soberbia, el mismo que eligió en el 2018 y en el 2020, sólo profundizará la crisis, su aislamiento internacional, las imputaciones por terrorismo, narcotráfico, violaciones de derechos humanos, los señalamientos por crímenes de lesa humanidad y con eso a los actores del régimen. Ellos saben, ustedes saben, que seguir impulsando elecciones fraudulentas no soluciona la crisis, tampoco a ustedes, y sólo la profundiza mucho más”.

Para Guaidó y su gente, el chavismo está haciendo más de lo mismo: “crear negociaciones paralelas y parciales para dar supuestas concesiones, dividir a la oposición y bajar la presión internacional como lo ha hecho en el pasado”.

Reiteró que no reconocen como legítima a la nueva directiva del CNE nombrada por una Asamblea Nacional a la que tampoco se le considera legítima.

E insistió en advertirle a quienes hoy afirman haber logrado «un primer paso» negociando con el oficialismo: “Aspirar el liderazgo es legítimo y democrático. Yo estoy dispuesto a construir y participar en cualquier mecanismo que permita construir la mayor y mejor Unidad posible y que legitime nuestra lucha; pero conspirar con la dictadura para legitimarse mutuamente como tiranía y oposición leal a esa tiranía no conduce a la libertad, sí a la sumisión y a la normalización de la peor tragedia que ha vivido nuestro país. Por ello llamo a todos, una vez más, a unirnos para impulsar y reforzar la presión interna, la internacional y los espacios unitarios para exigir un Acuerdo de Salvación Nacional. La Salvación de Venezuela es el objetivo. Las elecciones libres y justas son el paso fundamental para lograrlo; y el Acuerdo de Salvación Nacional el mecanismo para alcanzarlo”.

¿Y cómo se alcanza ese Acuerdo? Queda claro: sumándose todos a la propuesta que acaban de hacer él y el sector opositor al que representa.