La vergüenza del Brasil-Argentina: los responsables se harán los locos

Es cierto que fue un momento bochornoso: fiscales sanitarios interrumpiendo un partido de eliminatoria mundialista. ¿Qué pasó en Sao Paulo? ¿Fue una especie de conspiración o las instituciones sanitarias hicieron valer su autoridad?

La vergüenza del Brasil-Argentina: los responsables se harán los locos

Es fácil, desde la comodidad de Twitter, despachar todo como un show. O asomar que una selección le tenía miedo a la otra. Decir tonterías es gratis. El episodio en el Brasil y Argentina es confuso, pero hay que entender algo: la pandemia no se ha acabado y los países tienen normas establecidas para tratar de reducir los riesgos para su población. No son caprichos individuales. Y aunque Bolsonaro ha sido uno de los mandatarios más irresponsables en cuanto al manejo de esta crisis global, Brasil tiene su protocolo. Y dice que si alguien estuvo en Reino Unido, India o Sudáfrica en los últimos catorce días previos al llegar debe declararlo y le toca una cuarentena obligatoria.

La selección Argentina, como se sabe, llegó desde Venezuela. Pero cuatro de sus jugadores habían estado en Inglaterra antes de viajar a Caracas. Al llegar a Brasil debieron declarar eso. Y no lo hicieron. Emiliano Martínez, Giovani Lo Celso, Cristian Romero y Emiliano Buendía falsearon sus declaraciones de ingreso al país, cosa que la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) pudo constatar a posteriori.

Anvisa emitió hoy un comunicado alrededor de la 1 de la tarde en la que notificaron la situación. Allí explica que recibieron información extraoficial sobre los jugadores que militan en equipos ingleses y que tras corroborar lo evidente, instruyeron a la Policía Federal. Para Anvisa, la situación se consideró como de riesgo sanitario grave y los jugadores debían cumplir una cuarentena mientras esperaban para ser deportados. Mentir en la declaración de ingreso también es, por cierto, un delito migratorio.

De acuerdo a una nota de UOL Esporte la delegación argentina fue advertida antes de la hora del partido.

El director-presidente de Anvisa, Antônio Barra, declaró a la cadena Globo: “Llegamos a este punto porque todo lo que Anvisa advirtió antes no se cumplió. Estos jugadores recibieron instrucciones de ser aislados para ser deportados. El aislamiento podría ser incluso en el hotel. Pero eso no se cumplió. Entraron en el campo. Hay una secuencia de incumplimientos”.

Una versión indica que la Policía Federal acudió al hotel y ya los jugadores habían salido de allí rumbo al estadio.

Antes de que comenzara el partido el secretario de Salud del estado de Sao Paulo insistió en el propio estadio en que los cuatro futbolistas argentinos no debían estar allí. Tampoco quisieron escucharlo.

En la cobertura de UOL Esporte se advierte que hubo dos ocasiones antes del partido en las que se notificó a la delegación argentina sobre los 4 jugadores. La primera, en el hotel. La segunda, en el estadio: “En esta segunda, los argentinos se negaron a dejar entrar a las autoridades a los vestuarios”.

Brasil Argentina

(NELSON ALMEIDA / AFP)

Del lado argentino hay, por supuesto, indignación: el partido fue interrumpido a los 5 minutos. El DT Lionel Scaloni y el capitán Lionel Messi aseguran que no estaban al tanto de que los 4 jugadores señalados no podían estar en el estadio ni entrar a la cancha. Y fue Messi, en el terreno, quien le dijo a los brasileños que si expulsaban a sus cuatro compañeros, Argentina no volvería a la cancha.

El asunto se enreda más por un comentario de Ednaldo Rodrigues, presidente encargado de la Confederación Brasileña de Fútbol, a TV Globo: “Antes de iniciar el juego, el delegado del partido dijo que podrían jugar y después ser deportados. Pero después, por un motivo que la CBF desconoce, cambiaron de parecer”.

Extraoficialmente se habla de un supuesto acuerdo auspiciado por la Conmebol entre los países latinoamericanos para facilitar el ingreso de las selecciones de nación en nación durante las eliminatorias. Pero hay matices ahí: en caso de ser cierto, ¿el acuerdo contempla las disposiciones acerca de países fuera de la región, como es el caso de Reino Unido? Y algo más: ¿un acuerdo con una confederación deportiva puede estar por encima de normas y leyes nacionales? ¿Qué dice semejante cosa de la institucionalidad de un país?

Una nota en O Globo explica que representantes de la CBF, de la AFA y de la Conmebol se reunieron con la Anvisa el sábado y confirmaron que los 4 argentinos que falsearon sus declaraciones de ingreso a Brasil habían estado en Reino Unido. Es decir, de acuerdo a esta versión todos sabían desde ayer que había un problema importante. Anvisa les advirtió que los jugadores ni siquiera podrían participar en los entrenamientos. En esa reunión los delegados de las confederaciones le habrían planteado a Anvisa que estaban conversando con “el gobierno” para lograr una excepción sin explicar exactamente con quién negociaban tal cosa. El texto explica que ese tipo de decisiones correspondería a Casa Civil, pero la excepción no fue concedida y por eso Anvisa actuó.

Con los datos que hay se puede decir que Anvisa cumplió con su trabajo y sus obligaciones en el contexto de una pandemia en un país que se acerca a los 600 mil muertos como consecuencia del coronavirus. También es cierto que el momento tan desagradable pudo haberse evitado.¿Cumplieron las federaciones de fútbol de los dos países? ¿Alguien no aclaró bien las reglas o alguien no quiso entender bien la rigurosidad de las normas?

El streaming hace crecer a la industria de los efectos visuales

El VFX se ha propagado de tal manera que la música urbana ahora los emplea como un estándar en la producción de videos musicales. Las series de sci-fi ahora cuentan con mayor respaldo en ésta área pues existe mayor desarrollo y accesibilidad. La demanda del cine y el streaming están en auge y mientras eso siga así habrá más y más VFX para todos / Por Adrián Pierral