Lacalle Pou apunta al Mercosur como mecanismo de unión en la región

El pasado jueves las cifras arrojadas por el segundo escrutinio terminaron de confirmar el triunfo de Lacalle Pou en la segunda vuelta, acabando con 15 años de la izquierda en el poder

El presidente electo de Uruguay, el centroderechista Luis Lacalle Pou, aseguró este sábado, durante el acto de celebración por el triunfo electoral, que su país necesita una región fuerte y que mantendrá «la mejor de las relaciones» con sus pares del Mercosur.

El futuro mandatario uruguayo fue recibido este sábado al mediodía por miles de militantes que se reunieron en la rambla de Montevideo para festejar la victoria del pasado domingo en la segunda vuelta de las elecciones nacionales.

En aquella instancia, Lacalle Pou, del Partido Nacional (PN, centroderecha) superó al candidato del Frente Amplio (FA, izquierda) por un margen que fue considerado «empate técnico» debido a que la diferencia era menor que la de los votos pendientes por escrutar.

Estos votos -denominados observados- son aquellos emitidos por personas que sufragaron en un circuito (mesa) diferente al suyo por algún motivo justificado.

Tiempo de espera

El pasado jueves las cifras arrojadas por el segundo escrutinio terminaron de confirmar el triunfo de Lacalle Pou en la segunda vuelta.

Respecto a estos días de incertidumbre, en los que había una tendencia clara en favor del líder nacionalista pero que no podían confirmarlo como presidente, Lacalle Pou destacó la señal que Uruguay le dio al mundo por la paz y la estabilidad mostrada.

«Podíamos estar cuatro días en esta democracia sólida en paz esperando los resultados. No saben el orgullo que me hacen sentir, me inflaron el pecho en el mundo, eso es lo que tenemos que cuidar porque nuestra construcción democrática (…) no está hecha de grandes gestas solamente, de grandes acuerdos, está en la vida cotidiana», subrayó.

Unión

Sobre la región, que atraviesa crisis sociales, políticas y económicas a lo largo y ancho de todo el continente, sostuvo que para Uruguay es importante la recuperación suramericana.

«Nosotros no podemos vivir del mal ajeno, nosotros necesitamos una región fuerte con buenos gobiernos y que se lleven bien entre ellos, no importa el partido, no importa la ideología porque si nos guiamos por la ideología en las relaciones exteriores en realidad no estamos representando a todo el país», subrayó.

En su discurso con fuerte énfasis en los asuntos exteriores, el líder nacionalista enfatizó que no va a hacer que los uruguayos sientan vergüenza de la postura de su país y que a los dictadores los va a llamar dictadores sin darle vueltas.

«Tenemos que fortalecer a la región, el mundo nos mira. Estamos en un lugar donde se van a producir la mayor cantidad de alimentos. Por eso en el Mercousr vamos a tener la mejor de las relaciones con el presidente argentino, con el presidente brasileño, con el presidente paraguayo, para levantar a la región», añadió.