<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

LeBron James y Schwarzenegger evacúan Los Ángeles junto a miles de personas

Más de 1.000 bomberos combatían este 28 de octubre un nuevo incendio cerca del famoso museo Getty Center en Los Ángeles, que ya destruyó varios hogares y forzó la evacuación de miles de personas, incluidos la estrella del básquet LeBron James y el actor Arnold Schwarzenegger

LeBron James y Schwarzenegger evacúan Los Ángeles junto a miles de personas

El llamado Getty Fire o incendio Getty estalló durante la noche del 27 de octubre cerca de una autopista y se extendió rápidamente hacia el sur y el oeste del estado de California, quemando 250 hectáreas, en un foco que se une a los otros que desde la semana pasada azotan a la entidad del oeste de Estados Unidos en medio de fuertes vientos, altas temperaturas y baja humedad.

El astro de los Lakers relató en Twitter cómo tuvo que salir de su casa en el elegante barrio de Brentwood durante la noche.

«Estos incendios en Los Ángeles no son broma. Tuve que evacuar mi casa de emergencia. Al igual que todas las familias en el área pude haber sido afectado por el fuego. Por favor resguárdese lo más pronto posible».

 

Schwarzenegger, que fue gobernador del estado, dijo por su parte que tuvo que abandonar su casa junto a su familia cerca de las 3:30 a.m.

«Si está en una zona de evacuación, no haga tonterías. Salga de allí. Ahora mismo estoy agradecido por tener los mejores bomberos del mundo, los verdaderos héroes que asumen riesgos por proteger a sus vecinos californianos», expresó el actor en redes sociales.

El museo Getty cerró sus puertas al público. Su invaluable colección, que incluye a «La Primavera» de Edouard Manet, está protegida por la tecnología más avanzada, escribió el museo en su cuenta en Twitter.

Otro incendio ya azotó el área en diciembre de 2017.

En su último boletín de las 7:00 p.m. los bomberos de Los Ángeles informaron que ocho inmuebles fueron destruidos por el fuego y otros cinco están bajo amenaza. Un total de 10.000 estructuras, entre viviendas y comercios, están en la zona de evacuación.

«Siempre tengo miedo que haya un incendio», dijo Gregory Monette, que vive cerca del foco donde comenzó el Getty.

«No hemos tenido fuegos en esta área específicamente, pero uno siempre se preocupa cuando es temporada de incendios», escribió.

Helicópteros lanzaban agua para ayudar a contener el fuego, cuya causa está bajo investigación.

El Getty se une a la serie de incendios forestales que azotan California en la última semana, forzando evacuaciones masivas y cortes de electricidad que afectan a millones.

Dos veces San Francisco

El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el domingo el estado de emergencia en todo el estado cuando un incendio -bautizado Kincade- en la región vinícola de Sonoma se expandió sin control debido a los fuertes vientos, obligando a evacuar a 180.000 personas.

Kincade, que estalló el miércoles pasado, había arrasado un área de más de 26.800 hectáreas, o 267 km2, dos veces el área de la ciudad de San Francisco, ubicada al sur del área afectada.

El boletín de las 7:00 p.m. indicó que el fuego estaba contenido apenas 5%.

La alfombra roja para la premiere de la película «Terminator: Destino oculto», protagonizada por Schwarzenegger y Linda Hamilton y prevista para este lunes de noche en Los Ángeles, fue cancelada.

«Donaremos a la Cruz Roja de Estados Unidos toda la comida que se compró para la fiesta para servir a las personas afectadas por los incendios», indicó el estudio Paramount en un comunicado.

 

Las autoridades dijeron que el área afectada por Kincade permanecería en alerta roja hasta el lunes, mientras la policía redobla sus esfuerzos para custodiar las propiedades evacuadas y evitar los saqueos.

En un intento por reducir el riesgo de incendios, la mayor empresa de servicios públicos de California, Pacific Gas & Electric (PG&E) cortó el suministro de electricidad a cientos de miles de clientes en el norte y centro de California.

La empresa ha sido objeto de un intenso escrutinio después de que se supiera que una de sus líneas de transmisión pudo haber desatado Kincade. Lo mismo ocurrió en 2018, cuando el mismo tipo de línea causó el incendio Camp, el más mortífero de la historia de California, en el que murieron 86 personas.

PG&E, que se declaró en quiebra a principios de este año, ha sido acusado de varios otros incendios en el estado en los últimos años.

Lecciones bolivianas

Sencillo y simplista es ver el resultado de las elecciones en Bolivia desde la óptica polarizante. Ramón Guillermo Aveledo propone otra mirada que permite, incluso, extraer un aprendizaje. O varios: para cada bando hay