Grecia manifiesta y conmemora levantamiento histórico

Estudiantes en su mayoría, tomaron las calles de Atenas y de Salónica, la segunda ciudad de Grecia, protestando contra el gobierno de derecha y el "imperialismo" estadounidense. Las manifestaciones se intensificaron tras la abolición de la ley de "asilo universitario"

Grecia manifiesta y conmemora levantamiento histórico

Más de 30.000 personas se manifestaron en Grecia el domingo, 17 de noviembre, bajo una fuerte presencia policial para conmemorar el aniversario de un levantamiento contra la junta militar en 1973.

La protesta, una de las más grandes en años, aprovechó para criticar al gobierno de derecha de Kyriakos Mitsotakis, elegido en julio con el compromiso de fortalecer la ley y el orden.

“Abajo el gobierno de derecha” decía una pancarta que portaban los manifestantes.

Al menos una bandera de Estados Unidos y otra de la Unión Europea fueron quemadas.

También hubo pancartas contra las reformas laborales y educativas del gobierno, y consignas contra el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Solamente en Atenas desfilaron unas 20.000 personas, en memoria de las decenas de muertos durante la represión militar de 1973 al levantamiento estudiantil en el Politécnico de Atenas.

Otras 10.000 personas manifestaron en Salónica, segunda ciudad de Grecia, donde los manifestantes arrojaron bombas incendiarias contra los automóviles, indicaron las autoridades.

Alrededor de 5.000 policías fueron movilizados en la capital, respaldados por aviones no tripulados, un helicóptero y camiones lanza agua, se informó oficialmente.

En el bohemio distrito de Exarchia arrestaron a varios jóvenes, donde al parecer pretendían emboscar a la policía antidisturbios.

En los últimos años, los manifestantes – unos 10.000 en 2018 – aprovecharon estas marchas para denunciar el “imperialismo” estadounidense.

También critican las medidas de austeridad impuestas a Grecia por sus acreedores internacionales (FMI y UE) durante la crisis de la deuda.

Las protestas y la represión también llegan a Grecia

Este año, el clima es particularmente tenso después de la llegada al poder del gobierno de derecha.

El primer ministro Kyriakos Mitsotakis llevó a cabo su promesa de campaña de abolir la ley de “asilo universitario”.

Heredada de la rebelión estudiantil del 17 de noviembre de 1973, esta ley que prohibía la entrada de la policía a un recinto universitario, era sinónimo del regreso de Grecia a la democracia.

La abolición de la ley resultó en varias manifestaciones de protesta.

Para el gobierno era necesaria porque, según ellos, las universidades se convirtieron en “santuario para el tráfico de drogas y los grupos anarquistas”.

El parlamento griego votó el jueves un endurecimiento de las penas de cárcel para la violencia urbana.

El lanzamiento de cócteles molotov – una práctica muy extendida en las manifestaciones en Grecia – puede acarrear 10 años de cárcel, el doble que antes.

La izquierda criticó esta reforma del código penal y las organizaciones de estudiantes denunciaron las “violentas” cargas policiales estos últimos días en las universidades.

Las fuerzas antidisturbios actuaron contra unos 200 estudiantes que manifestaban en la Universidad de Economía de Atenas el pasado lunes.

Usando gases lacrimógenos y acorralando a quienes protestaban, detuvieron a dos personas.

Desde julio, la policía también intervino en varias ocasiones en el barrio de Exarchia para evacuar edificios ocupados por inmigrantes y militantes de izquierda.

La paz es el camino

El presidente Joe Biden invitó a cerca de 110 países a participar en una Cumbre por la Democracia, entre ellos los principales aliados de Estados Unidos. El evento virtual tendrá lugar el 9 y 10 de diciembre con el argumento de la defensa frente al autoritarismo, el combate a la corrupción y el respeto de los derechos humanos.

La segunda página de Hetty Green (“Papeles póstumos de un petroestado”)

Hetty Green, la “bruja de Wall Street”, como llegaron a llamarla los tabloides de la época, se contó entre los grandes practicantes del capitalismo financiero que jamás hayan vivido. Todos los historiadores económicos que se han ocupado del advenimiento de la llamada civilización petrolera señalan la antecesión del llamado “ciclo ballenero”, del que Green, "la mujer más rica de América", fue una notable protagonista.