<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Prueban vacuna española contra el coronavirus en Argentina

La vacuna RUTI, desarrollada por un científico catalán, ha sido pensada como una inmunización a largo plazo, que no solo sea eficaz para la covid-19 sino también pueda minimizar nuevos virus pandémicos

Prueban vacuna española contra el coronavirus en Argentina

Una vacuna española contra el coronavirus fue autorizada para iniciar ensayos en humanos. Se trata de la vacuna RUTI, desarrollada por Pere-Joan Cardona, científico del Hospital Germans Trias i Pujol, en Badalona. Es fabricada por la farmacéutica Archivel Farma. Se probará en Argentina.

La RUTI es la primera vacuna española en recibir autorización para realizar un ensayo clínico internacional.

La farmacéutica informó en un comunicado que reprodujo Efe, que la vacuna fue inicialmente diseñada contra la tuberculosis. Sin embargo se considera eficaz también contra otras infecciones víricas como el coronavirus. Por ello ha recibido la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) de Argentina para realizar un ensayo clínico.

Los primeros en recibirla serán 369 trabajadores de la salud de ese país.

vacuna española

Foto del área de investigación del Hospital Germans Trias i Pujol. Cortesía de su web

El estudio será del tipo de doble-ciego con placebo. Durará nueve meses. En este tiempo se evaluará la eficacia de la vacuna española RUTI en la prevención de la infección. También en la disminución de la mortalidad por SARS-CoV-2 en el personal sanitario.

La historia de RUTI

Esta vacuna española fue desarrollada por el doctor Pere-Joan Cardona, del Servicio de Microbiología de Can Ruti. Se basa en la «inmunidad innata entrenada», es decir, en estimular a través de la vacuna la inmunidad del cuerpo. Además se le «dota de memoria» para generar una mejor y más rápida respuesta a la exposición del virus.

De mostrarse eficaz, RUTI podría convertirse en la base de vacunas antivíricas de amplio espectro. Esto debido a su mecanismo alternativo a la generación de anticuerpos que produce la vacunación clásica.

Esta nueva opción terapéutica podría emplearse además como primer recurso en caso de epidemias provocadas por virus nuevos. También en mutaciones de virus pandémicos que hacen que las vacunas existentes pierdan su eficacia.

También podría aplicarse como refuerzo en poblaciones que no responden con eficacia a las vacunas específicas. O como complemento de vacunas que generan anticuerpos, como las desarrolladas concretamente para la covid-19.

«El concepto de inmunidad entrenada aparece como una alternativa interesante e innovadora para explorar como estrategia de prevención. Primero se probará sobre el personal de la salud», dijo el doctor que lidera el estudio en Argentina, Waldo Belloso.