<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Real Madrid campeón: la clave del 1 y el 9

La "liga del coronavirus" ya tiene dueño: el Real Madrid venció 2 a 1 al Villarreal y se coronó campeón. Y el elemento diferenciador estuvo en el 1 y el 9. El Barcelona se estrelló en casa y Messi cuestionó duramente el desempeño de su equipo. Dos caras de la moneda: Zidane sonríe

Real Madrid campeón: la clave del 1 y el 9

El 1 y el 9. Era el teorema de la victoria del inolvidable Radomir Antic. Si funciona esa jerarquía en un equipo grande, el porcentaje de alcanzar el título es exponencial.

Courtois y Benzema. Karim y Thibaut. Con el apoyo en la columna vertebral de Sergio Ramos impulsaron al Real Madrid a un título de Liga ganado con justicia post pandemia, tras un desplome histórico e inesperado del FC Barcelona.

El 1 y el 9. Courtois por fin fue Courtois todo el año. Nunca llevó bien la presión diaria. Luchar todas las mañanas en los entrenamientos con un tipo como Keylor Navas no era fácil. No le permitía estar tranquilo. Sin agobios, Courtois volvió a ser el gran portero del Atlético de Madrid. El guardameta que llegó del Genk sin hacer ruido. El primer día que se entrenó en Majadahonda, sus compañeros, en especial los ´futboleros’ de raza del Atlético, se llevaron las manos a la cabeza. Vaya tío, que hemos fichado, decían.

Ha sido muy difícil batir a Courtois todo el año. Trofeo Zamora con solvencia. Biotipo ideal de portero, gran envergadura, reflejos e imbatible en el uno contra uno, él dio solidez a un cuidado sistema defensivo. Sólo ha encajado 23 goles. El FC Barcelona, 38.Y el Atlético de Madrid, el gran virtuoso siempre de cuidar su portería con Oblak, recibió 26 goles. Datos, datos, en la era ‘Moneyball’. Esa es la gran comparación. Por ahí comenzó el éxito de Zidane y su Real Madrid para conseguir su Liga número 34.

1 y el 9

Mientras, Benzema firmó la mejor campaña de su vida. Se atreve a ir directo a por Messi a disputarle el Pichichi. Y lo va a intentar. Ha sido Benzema bueno y regular. Fiable, como el motor alemán de turno, el de toda la vida. Siempre un notable alto, un 8 en su cartilla de notas.

Con una seguridad en sí mismo deslumbrante, Benzema ha salido todos los días en las fotos de la victoria. El regreso del confinamiento ha resultado demoledor. El Madrid se entrenó mejor que ninguno en sus casas. Han sido profesionales, aprovecharon los metros cuadrados de sus amplias parcelas para no perder ripio, y sumaron y sumaron sin parar.

Ganaron todas sus finales. Cada partido era una final de Champions. Este mensaje de Zidane caló en el vestuario. El equipo se lo creyó y el Madrid levanta un título, la Liga del coronavirus como será recordada en los libros de historia.

Courtois, Sergio Ramos, Casemiro y Benzema. Por ahí pasó el tráfico del éxito. Mientras que Bale y James se diluían en la grada con melancolía a la espera de tiempos mejores.

La autocrítica de Messi

El delantero argentino del Barcelona Lionel Messi aseguró que la derrota encajada este jueves ante Osasuna en el Camp Nou es el reflejo de lo ocurrido durante “todo el año”, en el que el conjunto azulgrana, a su juicio, se ha mostrado como un equipo “muy débil y muy irregular”.

“La verdad es que no queríamos terminar de esta manera, pero marca un poco como fue todo el año, un equipo muy irregular, muy débil, que le ganan por intensidad, que le ganan por ganas, que nos crean muy fácil y nos hacen gol”, señaló Messi en declaraciones a Movistar LaLiga.

“Durante el año fuimos muy irregulares, perdimos muchos puntos donde no deberíamos haber perdido y este partido indica un poco lo que fue el año nuestro”, añadió el argentino.

Un Messi que, pese a reconocer como justo campeón de Liga al Real Madrid, aseguró que el Barcelona con su juego “le ayudó mucho” a conseguir el título liguero.

“Creo que el Madrid hizo lo suyo después del parón. No ha perdido ningún partido y tiene mucho mérito, pero nosotros también ayudamos y mucho para que esta Liga se la lleven ellos”, indicó.

En este sentido, Messi pidió “autocrítica, empezando por los propios jugadores», pero también solicitó una “autocrítica global”.

“Tenemos que hacer autocrítica, empezando por nosotros los jugadores, pero hacer una autocrítica global, porque está bien que el Madrid gane todos los partidos y tenga su mérito, pero nosotros somos el Barcelona y estamos obligados a ganar todos los partidos sea cual sea”, afirmó Messi.

El jugador argentino, muy crítico con el rendimiento del equipo durante todo el curso, advirtió que si quieren pelear por la Liga de Campeones tendrá que “cambiar muchísimo” el rendimiento del equipo, porque el actual, como recalcó, “no alcanzó ni para la Liga”

“La sensación del equipo es que intenta y no puede, que deja mucho que desear en muchos partidos. Ya lo dije hace tiempo que si seguimos de esta manera va a ser muy difícil que ganemos la ‘Champions’. Queda demostrado que no nos alcanzó ni para la Liga y si queremos pelear por la ‘Champions’ vamos a tener que cambiar muchísimo, porque si no el partido con el Nápoles lo vamos a perder”, señaló Messi.

No obstante, el argentino confía en que las semanas que quedan para la reanudación de la Liga de Campeones sirvan al Barcelona “para coger aire y limpiar la cabeza”, aunque insistió en que el equipo debe «cambiar muchísimo»

“Creo que nos va a venir bien este parón para limpiar la cabeza, olvidarnos de todo lo que pasó, lo que vivimos, que fue muy malo de enero para acá, y pensar que es una competición que empieza de cero, pero tenemos que cambiar muchísimo y hacer mucha autocrítica”, afirmó Messi.

Por último, el delantero argentino aseguró entender el posible enfado de los seguidores azulgranas “por todo lo que vio durante esta temporada”, en la que Messi aseguró que el equipo “no les dio nada”.

“Seguramente la gente del club está muy caliente, muy enojada con todo lo que vio durante esta temporada y es normal, porque nosotros también lo estamos. Venimos de una derrota en Roma, en Liverpool, y la gente se está quedando sin paciencia y es normal, porque nosotros no le damos nada”, concluyó.

Detienen al fundador del antivirus McAfee por llevar un tanga como mascarilla

El programador informático fue relatando lo sucedido a través de redes sociales desde el momento en el que se produjo el altercado. «Mi mascarilla del coronavirus es el problema. Insisto en que es la más segura y estoy negándome a llevar ninguna otra cosa por el bien de mi salud», pues las mascarillas sanitarias «paran las bacterias», pero «no los virus».

Descubren coronavirus en alitas de pollo brasileñas importadas a China

La contaminación del pollo brasileño podría provocar una nueva caída de las exportaciones brasileña hacia China. En febrero de 2019, Pekín impuso por cinco años aranceles anti-dumping al pollo brasileño que iban de 17,8% a 32,4%. Brasil, primer productor mundial de carne de pollo, era hasta 2017 el primer provedor de China en pollo congelado, por un valor de casi 1.000 millones de dólares anuales. 

Galicia prohíbe fumar en calles y terrazas cuando no exista distancia de seguridad

Esta decisión de Feijóo convierte a Galicia en la primera comunidad que plantea restricciones a los fumadores para reducir el riesgo de contagio del virus. El presidente gallego explicó que varios miembros del comité clínico de su gobierno habían señalado que fumar en terrazas, calles o en lugares públicos donde no es posible mantener la distancia de seguridad supone «un riesgo alto de infección».