<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Tras la muerte de siete niños, Maduro promete crear un banco de médula ósea

El gobernante Nicolás Maduro, cuyo mandato es desconocido por gran parte de la comunidad internacional, insistió en que las sanciones impuestas por Estados Unidos es la razón por la cual no se pueden realizar ciertos procedimientos médicos en el país ni financiar su realización en el extranjero, como es el caso del trasplante de médula ósea

Sin hacer referencia directa a la sucesión de muertes en el hospital José Manuel de los Ríos de niños a la espera de este tratamiento, Nicolás Maduro subrayó que la precaria situación de la salud venezolana es parte de los efectos de las sanciones impuestas por varios países a su Gobierno y responsabilizó, una vez más, a la oposición venezolana por promoverlas.

«Por la vía de hacerle daño económico, social, estructural al país, supuestamente, van a provocar una situación para llegar al poder político. ¿Cuál puede ser el destino de Venezuela si un grupo perverso llega al poder después de haber descuartizado la economía», comentó desde Miraflores y anunció la creación de un plan para atender a las víctimas de la «guerra económica», acompañado del ministro de Salud, Carlos Alvarado.

 

Tres días después de la muerte del séptimo infante, Alvarado dijo que se empezará la construcción del primer banco de médula ósea del país, en El Llanito, Caracas. En Venezuela existen dos centros que realizan trasplantes del tejido, pero solo pueden realizar el proceso a pacientes que ya cuenten con un donante.

«Nos queda la tercera etapa que justamente tiene que ver con el desarrollo de las capacidades técnicas y los equipos para el banco de médula ósea (…) de tal manera de poder resolver en Venezuela todos los casos. Ya usted -dirigiéndose a Maduro- aprobó unos recursos y estamos buscando la forma de traer los equipos para lo antes posible ponerlos a operar», sostuvo el médico.

Maduro presentó, además, dos videos testimoniales de pacientes cuyo tratamiento en Italia, supuestamente, iba a ser cubierto por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) pero la operación no pudo concretarse por un problema con el pago.

«Pdvsa no puede pagar ninguna factura en ningún lugar de ese mundo occidental. Pdvsa pagó 6 millones de euros y los 6 millones los bloqueó y se los robó un banco y eran para pagar los tratamientos y salvar la vida de venezolanos de todas las edades», expuso el líder chavista.

 

Agregó que de los 12 menores que necesitan someterse al procedimiento, 4 serán enviados para Cuba. «¡Dios proveerá! Y sepan que los familiares de los pacientes que cuentan con todo mi apoyo».