Venezuela en Nueva York: “Los Crema Paraíso son una banda para criollos en el extranjero”

El grupo de “joropo sicodélico”, liderizado por el guitarrista de Los Amigos Invisibles, José Luis Pardo, no es solo un experimento para los ratos libres. En exclusiva para UB, el baterista Neil Ochoa, nos habla sobre la participación de la -aterciopelada- voz de Andrea Echeverri y de otros invitados de lujo, para la salida de su tercer disco que viene “De Película”

Venezuela en Nueva York: “Los Crema Paraíso son una banda para criollos en el extranjero”

Con su segundo album, “De Película”, Los Crema Paraíso dejan de ser una curiosidad musical y comienzan el camino de convertirse en «el futuro posible», de la mezcla entre lo tradicional y la experimentación. Desde la ciudad de Nueva York, habla Neil Ochoa, baterista del grupo.
-Al escuchar las canciones de Los Crema Paraíso, parece que pasaron mucho tiempo escuchando los discos de sus padres (o cassettes en el carro)
-Es Así, mi papá, quien tuvo una colección discográfica bastante grande, sacaba discos los sábados y grababa cassettes para escucharlos en el “repro” del carro. Hacía su playlist, pues.
-Aunque son canciones o interpretaciones nuevas, en el disco hay un elemento musical o un sonido que refiere al pasado. ¿Es nostalgia? ¿Homenaje? ¿Casual?
-Un poco de los tres. Siempre hay nostalgia cuando vives fuera de tu país, y esta se manifiesta de distintas maneras. Como músicos y artistas ya con ciertos años de carrera, el homenaje es natural y necesario hacia tus influencias. En nuestro caso lo casual fué que Cheo (José Luis Pardo) y yo, coincidimos en explorar ciertos estilos musicales de nuestro país desde un acercamiento mas rock o mas pop.
-Los miembros de Los Crema Paraíso viven fuera del país, ¿su conexión con la música venezolana comenzó o se profundizó por su condición de inmigrantes?
-Si, hubo una necesidad de retomarla y mezclarla con las influencias acumuladas en los años expuestos a muchas otras culturas y géneros musicales en una ciudad como Nueva York, para luego ponerla en perspectiva que eventualmente se profundizó.
-¿Se sienten emigrantes o exiliados viviendo fuera de Venezuela?
-Independientemente de los años que lleves viviendo en otro lugar donde no naciste ni creciste, siempre vas a ser un emigrante. Vas a tener acento al hablar y siempre vas a tener la necesidad de tu cultura y costumbres. El exilio sin embargo tiene una connotación mas dramática que implica por lo general la salida forzoza de tu país. Ese no es el caso de los miembros de la banda. Nosotros todos, cada uno por su lado convergimos en la ciudad de NY y eso no solo nos dá cierta tranquilidad mental y sicológica, sino que tenemos plena libertad de volver a nuestro país.
-¿Por qué en este segundo disco se atrevieron a incorporar voces? 
-Creo que fue un paso natural en el proceso creativo. Cada vez que haces un disco o una obra siempre buscas agregar elementos sonoros nuevos y distintos al anterior.
-El trabajo vocal de Andrea Echeverri es notable. El resultado la deja casi irreconocible. ¿Cómo fue el proceso de grabación con ella?
-En una visita a Bogotá tuve la oportunidad de grabar en su tercer disco como solista. Una tarde mientras almorzábamos me habló de un tema venezolano que su mamá le cantaba cuando era niña, que siempre le gustó pero que no se acordaba el nombre. Cuando comenzó a tararearlo, ahí mismo salto y le digo: ese el “Curruchá”.  Al regresar de Bogotá le escribo a Andrea preguntándole si le gustaría cantar este tema para nuestro álbum y le gustó la idea un proceso totalmente online y a distancia. Ella lo grabó en su estudio y luego nos mando el file via internet.
-¿Cuál es el criterio para escoger los covers de este disco?
-No hay un criterio preestablecido. Puede ser un tema que conocemos de la infancia tipo el “Curruchá”, uno que coincidamos a todos nos haya gustado en la juventud como por ejemplo, “Personal Jesus” de Depeche Mode o uno que rítmicamente nos cuadre con la métrica 3/4 del vals venezolano como es el caso de “Everyboy Wants to Rule the World” de Tears for Fears.
¿Todos los miembros de Los Crema Paraíso tienen otros proyectos musicales o personales en paralelo?
-Sí, en Nueva York a menos que seas -super famoso- o toques con Lady Gaga tienes que tener y manejar varios proyectos. También artísticamente es muy gratificante.
-¿Es una banda “experimento”?
-Creo que como toda banda al comienzo si fué un experimento. Pero el tiempo va depurando el concepto y el estableciendo la misma como proyecto.
Aquí los puedes ver «en vivo»
-¿Quién es Rocco Tarpeyo?
-¡!Jaja!! Rocco Tarpeyo es el álter ego de Alberto Ferreras, un gran amigo venezolano, escritor director y productor de TV, quien escribió y cantó la letra de Varón Domado.
Sleepwalk es una canción, en su versión original, donde el ritmo prácticamente no existe. ¿Por qué decidieron hacer un cover de ese tema?
-Sleepwalk es un tema muy de Nueva York y nos pareció interesante meterlo en el repertorio para el público anglo. Precisamente, nos cuadró con la idea de meterle la rítmica del joropo venezolano y presentarlo en esa versión.
-¿Habían trabajado antes con Argenis Brito?
-Argenis yo somos amigos dese hace muchos años y compartimos casa por algún tiempo en Brooklyn a finales de los noventa. Hicimos varios experimentos musicales, sobretodo con música electrónica en esa época. Desde su partida a Chile y luego a Berlin hemos estado siempre conectados y con ganas de colaborarnos mutuamente en proyectos musicales. Finalmente se dio la oportunidad y lo invitamos a cantar para «De película».
-¿Son una banda para venezolanos que viven en el extranjero?
-Se aplica perfectamente.
-¿Son una banda de joropo sicodélico?
-Ese nombre siempre nos hago gustado para definir a la banda.
-¿Son una banda de bossa ropo?.
-Ese nombre no lo conocíamos, pero me gusta.
Por: @borisfelipe68]]>