<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Un hospital malagueño recomienda descansar de la mascarilla cada hora

Los efectos nocivos de la mascarilla para ciertas personas (con patologías como el asma) ya eran conocidos, pero esta recomendación afecta a todos los ciudadanos. Los médicos del hospital Vithas Xanit Internacional señalan que es recomendable que este pequeño descanso se haga, al menos, cada hora, siempre que no incumpla la normativa del uso de la mascarilla.

Un hospital malagueño recomienda descansar de la mascarilla cada hora

Un hospital de Málaga en España recomienda que para poder tomar oxígeno y ventilar el rostro es recomendable realizar un pequeño descanso en el uso de la mascarilla. Así lo explicó este lunes especialistas médicos del hospital Vithas Xanit Internacional, en Benalmádena.

Los efectos nocivos de la mascarilla para ciertas personas (con patologías como el asma) ya eran conocidos, pero esta recomendación afecta a todos los ciudadanos. Los médicos del hospital Vithas Xanit Internacional señalan que es recomendable que este pequeño descanso se haga, al menos, cada hora, siempre que no incumpla la normativa del uso de la mascarilla.

«Lo ideal, desde el punto de vista respiratorio, es que cada hora, o incluso cada 45 minutos, se haga un pequeño descanso de cinco o diez minutos, retirando la mascarilla, y si es posible descansar entre 30 y 60 minutos después de cuatro o cinco horas de mascarilla», explicó este lunes en un comunicado Gustavo de Luiz, jefe del servicio de Neumología de Vithas Xanit Internacional.

Hasta que no exista una vacuna eficaz y segura, el arma principal para combatir la propagación del coronavirus es la mascarilla, junto al lavado frecuente de manos y el distanciamiento social. Sin embargo, un uso incorrecto de las mismas puede ser muy perjudicial.

De Luiz recordó que «una mascarilla no reutilizable no debe ser usada más de cuatro horas y debe ser cambiada incluso antes si está húmeda o deteriorada» y que se debe guardar en un sitio adecuado y libre de gérmenes durante el tiempo en que se haga un descanso de ella. «La mayoría de las personas se la dejan puesta en el cuello, o en la muñeca, cosa que está desaconsejada porque puede entrar en contacto con una superficie contaminada, pero también tenemos que evitar depositarla en la mesa de trabajo o en una mesa de restaurante mientras que estamos comiendo”, detalló. El uso prolongado de la mascarilla puede provocar enfermedades en la piel.

«En el caso de las mascarillas quirúrgicas, éstas tienen que ser desechadas después de un uso continuado de cuatro horas; con las higiénicas hay que seguir las recomendaciones del fabricante, que suele especificar el tiempo durante el cual es efectiva, pero independientemente de ello, tienen que ser lavadas a diario y en el caso de tener filtros, deben de ser sustituidos todos los días», apuntó el especialista.

Este artículo fue publicado originalmente en The Objective.