<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Venezolanos recuerdan el 23 de enero como el día en que se rescató la libertad

Ya desde el 1 de enero de 1958 del mismo año el país se venía despertando, ante una inminente crisis política y militar.

Venezolanos recuerdan el 23 de enero como el día en que se rescató la libertad

El 23 de enero del año 1958, un movimiento cívico-militar derrocó al gobierno de Marcos Pérez Jiménez, quien luego abandonaría el país partiendo a República Dominicana.

Ya desde el 1 de enero del mismo año el país se venía despertando, ante una inminente crisis política y militar. Diversos manifiestos firmados por representantes del sector económico, profesional y cultural, en contra del gobierno perejimenista, comenzaron a difundirse.

A los pocos días la sede del Palacio de Miraflores era el sitio que albergaba a los sublevados y dirigentes políticos, quienes nombraron una Junta de Gobierno Provisional presidida por el contralmirante Wolfgang Larrazábal, así como por los coroneles Carlos Luis Araque, Pedro José Quevedo, Roberto Casanova y Abel Romero Villate.

Ya el 23 de enero del mismo año, el país celebraba la caída de Pérez Jiménez. Tal día como hoy venezolanos, tanto opositores como oficialistas, recuerdan aquel día. Mientras los seguidores del actual régimen se concentraron en diversos puntos del centro de Caracas para conmemorar el fin de la dictadura, sectores de la oposición también se pronunciaron a través de las redes para dar a conocer sus opiniones.

¿Habrá aprendido la humanidad las dimensiones del Holocausto?

Cada 27 de enero se conmemora el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, con el objetivo de luchar contra el antisemitismo, el racismo y toda otra forma de intolerancia ¿Habrá conciencia de lo sucedido en el Holocausto? ¿Fue suficiente el horror sufrido por el pueblo judío tras 6 millones de seres humanos exterminados? / Por Froilán Barrios Nieves

Los “underdog”

No existe una palabra específica en español que sea equivalente al "underdog", salvo frases como "el que se espera que pierda". También se usa en lenguaje empresarial para referirse a las personas desmotivadas. Para Ricardo Adrianza representan un reto mayúsculo para el liderazgo de una organización