Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La Mashua (Tropaeolum tuberosum)

  • Gallery image
20/06/2016
|
FOTO CORTESÍA DANIEL QUINTERO
|

La mashua es una variedad de tubérculos que se cosechan en los andes latinoamericanos desde Perú hasta Colombia. Se conoce como mashwa, mashua, isaño o cubio, dependiendo del país, es una planta que requiere de muy poco para crecer y se da entre los 2500 mt sobre el nivel del mar hasta 4000 mt, es muy rústica por lo que se puede cultivar en suelos con bajo contenido de nutrientes sin necesidad de fertilizantes o pesticidas y su rendimiento puede ser incluso el doble de las papas

Posee grandes cantidades de glucosinolatos que le dan un sabor picante que a su vez funciona como control de plagas, lo que ayuda a mantener el terreno libre de plagas mientras se hace la rotación de cosechas por lo que es altamente productiva, puede llegar a producir hasta 70 toneladas por hectárea.

De esta planta se pueden comer todas sus partes, desde las raíces que varían de tonalidades blancas, amarillas y rojas (en la foto), las hojas e incluso las flores.

Se cuenta que inhibe la sexualidad y se usaba para reducir el desempeño sexual de los soldados incaicos con el fin de que no violaran a las mujeres luego de salir airosos de las batallas y “olvidaran a sus mujeres”.

La raíces son en forma de cono y varían entre blanco, amarillo, rojo o púrpura casi negro, tienen un sabor picoso, como el del rábano cuando esta cruda, pero esto desaparece cuando se cocina. Sin embargo, cuando se hace rostizada al horno. Se considera una delicia, porque se realzan notas cítricas y se torna dulce; también se puede consumir cruda y muchas veces se utiliza como aderezo a las ensaladas para ofrecer una combinación entre picante y crujiente.

Las hojas y las flores también son comestibles y son utilizadas para hacer infusiones que alivian ciertos malestares como cálculos renales o problemas gástricos. Las flores además sirven como decoraciones comestibles y van desde tonos naranja hasta rojo intenso.

Es alta en Vitamina C y relativamente alta en proteínas para ser una raíz (2.2g/100g), es un diurético tradicional, y remedio ideal para las afecciones renales. En los últimos años se ha demostrado prevenir el desarrollo de células cancerosas en el estómago, colon, piel y próstata.

Aprende a hacer un pollo relleno con mashua y ciruelas haciendo click aquí