Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El diccionario del buen revolucionario

imagendiccionariodelarev
09/02/2015
|
TEXTO: ORIANA MILU LOZADA, MANUEL GERARDO SÁNCHEZ

Para ser un buen revolucionario es menester corear, como el Padre Nuestro, la jerga que une y confiere identidad a los moradores y usurpadores de la revolución. Como un dogma, no está permitido pensar ni criticar. Solo repetir a ciegas y sanseacabó

El discurso oficialista, diseñado y divulgado en primera instancia por el ex presidente Hugo Chávez en sus arengas y larguísimas peroratas, coló y encantó al pueblo venezolano. Ergo lo hizo actuar a su favor por más de 5.840 días en su ejercicio de poder Ejecutivo. Detrás de las 4.000 cadenas —aproximación según cifras arrojadas en el informe sobre la libertad de expresión y publicadas por la Fundación Espacio Público—, existe un lenguaje clave con atribuciones propias y significados particulares que fueron popularizados por el mismísimo finado de Sabaneta. Su fin: evangelizar a quienes se sumaban a su causa: “la revolución”. Tras su muerte, el efecto sigue vigente. Los partícipes, devotos e incluso fanáticos salmodian aún sus mismos términos. Cual Biblia roja y pendenciera, todo se trata de coaccionar el libre pensamiento.

Aquí el diccionario del chavismo. Una lista de palabras “pomposas” que han servido para maquillar incluso la escasez de contenido ideológico y metodológico de esa chacota que llaman “socialismo del siglo XXI”. Si bien no son nuevas para la política de patio, a muchas se les han dado connotaciones agrandadas. Otras han cobrado acepciones tan diferentes como estólidas. El gran triunfo encumbrado, eso sí, ha sido sembrar más rencores y no reconciliaciones.

Apátrida: uno de los “delitos” lingüísticos del oficialismo es la generalización de términos. A falta de palabras hay que usar las mismas para nombrar varias cosas. Apátrida es todo aquel que no quiere a “la patria”. El mayor inconveniente surge cuando se confunde la simpatía al gobierno con el amor a Venezuela. O cuando alguien disiente de la cosmogonía de los Castro, Che y otros camaradas como Trotsky, Mao o los actuales Hasán Rouhaní yXi Jinping, presidentes de Irán y China respectivamente. Apátridas, por consiguiente, somos todo el resto: adecos, copeyanos, masistas, etc. Especial mención a aquellos hijos de inmigrantes. Mucho más desdén si trabajó duro por levantar a una familia en una tierra que no es suya, así la sientan.

RAE: Dicho de una persona: Que carece de nacionalidad.

Bolivariano: la revolución “bolivariana” tiene una relación afectiva hacia Bolívar. Se supone que defiende los ideales que en su momento Simón lideró: libertad, justicia e independencia. Sin embargo, el término quedó solo para los que visten de rojo. Nadie que no simpatice con el credo del Partido Socialista Unido de Venezuela está a la altura de compartir valores con el Libertador. Es decir, bolivariano es aquel que milite en el PSUV. A un nivel superior de esta indefinible palabra, está la cúpula: Diosdado Cabello, Vielma Mora, “El Pollo” Carvajal, “bolichicos”, boliburguesía y afines. También entran los que chupan petróleo sin pagarlo: Fidel y Raúl Castro, Evo Morales, Cristina de Kirchner, entre otros.

RAE: Perteneciente o relativo a Simón Bolívar, militar venezolano, o a su historia, su política, etc.

Burgués: venezolano estudiado, trabajador o que tenga algún grado de instrucción. Ese que no se deja estafar y que no roba al prójimo. Dícese de quien usa la razón para discrepar, diferir y cuestionar ideologías. También la clase media y alta. En algunos casos incluye a sectores populares, pero que no votan por la tolda que timonea la dupla Maduro-Flores. Son, por supuesto, enemigos del pueblo.

RAE: Ciudadano de la clase media y dirigente acomodado que se caracteriza por un cierto conformismo social.

Burguesía: un grupo selecto de personas que tiene una posición social acomodada. También son opresores, absolutistas y expoliadores. Esclavizaron negros e indios. Son los dueños de los medios de producción y “velan por los intereses del imperio yanqui”. Son personas de las que hay que desconfiar y eliminar del mapa.

RAE: Grupo social constituido por personas de clase media acomodada.

Capitalismo: medio de producción o sistema económico normalmente “salvaje”. Urde relaciones comerciales en aras de la supremacía del Tío Sam. Sus acólitos o seguidores, además de economistas y contadores y usureros, ganan sueldo mínimo y no quieren bañarse con totuma. Tampoco gustan de gallineros verticales y cultivos hidropónicos.

RAE: Régimen económico fundado en el predominio del capital como elemento de producción y creador de riqueza.

Capitalistas: prosélitos del “capitalismo”. Se oponen a las maravillas habaneras. Prefieren helados McDonald’s que las cremitas gustosas de Coppelia. Gente que compra mucho más que la cesta básica y se rehúsa a caerse a piña en una cola por harina de maíz precocida. Capitalistas por antonomasia: Obama, Lorenzo Mendoza, Leopoldo López y María Corina Machado. Mención especial a cadiveros y empresas de maletín.

RAE: Persona acaudalada, principalmente en dinero o valores, a diferencia del hacendado, poseedor de fincas valiosas.

Comandante: autoridad máxima. Dios o semidiós. Para ampliar el mito mesiánico, figura que brotó de las explanadas y montículos de Sabaneta para liberar a Venezuela del yugo de la guanábana también llamado Pacto de Punto Fijo. Posee algún rango militar o se engancha charreteras por gestas soñadoras o delirios en el Chimborazo. Protagonista de golpes de Estado fracasados —como el perpetrado 4 de febrero de 1992. El término se ha extendido. Secuaces y discípulos mientan así a Diosdado Cabello. En el caso de Chávez Frías se le suele atribuir la grandeza o numen de “Eterno”. Hace alusión a la memoria de un mandamás que partió para más nunca volver.

RAE: Jefe militar de categoría comprendida entre las de capitán y teniente coronel.

2. Jefe u oficial de la Armada que manda un buque de guerra.

Comunas: a juzgar por la descripción del Ministerio del Poder Popular paralasComunasy los Movimientos Sociales, “es una forma de organización político-social que reúne consejos comunales y otras figuras del Poder Popular —mesas técnicas de agua, de gas y de energía, comités de tierras urbanas, comités de salud, entre otros—, en la cual el poder es ejercido directa, participativa y protagónicamente por el pueblo”. No obstante, las comunas son entendidas como bochinches que facultan la extorsión, regateo, trueque y corrupción. Por ejemplo: “círculos bolivarianos o colectivos armados”. Bicoca y guerrilla urbana que despoja la propiedad privada y comunal. “Lo que es mío… es mío”. Practican una antigua máxima politiquera: “quítate tú pa’ ponerme yo”.

RAE: Forma de organización social y económica basada en la propiedad colectiva y en la eliminación de los tradicionales valores familiares.

Endógeno: muy usado luego del sustantivo “desarrollo”. Dícese de comer sin reponer lo que exista en la despensa. Algunos han confundido con autarquía o autosuficiencia. Como “El barbarazo”: acabó con todo.

RAE: Que se origina en virtud de causas internas.

Escuálidos: los que por trayectoria, brega, pasión, tesón o academia son: empresarios, médicos, ingenieros, enfermeros, artistas, abogados, agricultores, ganaderos, periodistas, cocineros, carpinteros, arquitectos, filósofos, pintores, escritores, farmaceutas, biólogos, jardineros, albañiles, odontólogos, vendedores, cantantes, educadores, administradores, matemáticos, químicos y un largo etcétera de licenciaturas, técnicos y vocaciones.

RAE: Flaco, sucio, asqueroso.

Fascistas: sinónimo de escuálido. En los últimos tiempos alude a estudiantes venezolanos que protestan por paz o cambio del statu quo.

RAE: Relativo al fascismo

2. Excesivamente autoritario.

Golpista: los que abrigan la nefasta tentación de hacer una conflagración o asonada militar imaginaria en contra del gobierno. Denota, asimismo, alucinación y paranoia.

RAE: Que participa en un golpe de Estado o que lo apoya de cualquier modo.

Guerra económica: confabulación por parte de los capitalistas, dueños de empresas, que apoyados por el Imperio provocan escasez, inflación y caída de los precios del petróleo, entre otros males, con el propósito de desestabilizar la revolución.

RAE: Guerra, desavenencia y rompimiento de la paz entre dos o más potencias.

Imperialismo: todo lo relacionado a Estados Unidos: Disney World, hamburguesas, béisbol, Nike, Steven Spielberg, Hummers, Iphone y demás chucherías y adminículos que tanto deslumbran a “El Potro Álvarez”, Rosa Inés Chávez, el diputado Pedro Carreño con el Louis Vuitton que lo señorea. María Gabriela Chávez en Time Square.

RAE: Actitud y doctrina de quienes propugnan o practican la extensión del dominio de un país sobre otro u otros por medio de la fuerza militar, económica o política.

Imperio: Estados Unidos de Norteamérica. Como colofón: naciones amigas del gigante del norte: Inglaterra, Alemania, Francia y gran parte de Occidente.

RAE: Conjunto de Estados sujetos a un emperador.

2. Potencia de alguna importancia, aunque su jefe no se titule emperador

Majunche: mote de Henrique Capriles Radonski. En vísperas de los comicios presidenciales de 2013, Hugo Chávez lo acuñó en sorna al candidato opositor, quien logró no sólo restarle popularidad sino que también le escamoteó gruesa cantidad de votos. De acuerdo a los resultados del Consejo Nacional Electoral, sin auditorías ni conteos manuales, 7.363.980.

RAE: De calidad inferior, deslucido, mediocre.

Oligarquía: un pequeño grupo llamado oposición. O sea: hoy más de la mitad del país.

RAE: Forma de gobierno en la cual el poder supremo es ejercido por un reducido grupo de personas que pertenecen a una misma clase social.

Patria: canción que campeara Hugo Chávez, cuya letra inmortalizó como ídolo pop. “Patria, patria, patria querida”. Nunca conquistó un puesto en la lista del Récord Report y los Premios Mara. En cambio fue afinada por sus adoradores.

RAE: Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos.

Pitiyanqui: aquel que se desmaya por los brillos de Hollywood y sus estrellas. Se pasea por Lincoln Road antes que Los Próceres. Se harta de hot dog y no de pabellón.

RAE: Imitador del estadounidense.

Pueblo: son únicamente los chavistas que han sido burlados y engañados. Los que, pese a la escasez, desempleo, hiperinflación, inseguridad y deterioro de las instituciones, se rajan las vestiduras por la quimera de quien juró en el Samán de Güere.

RAE: Conjunto de personas de un lugar, región o país.

2. Gente común y humilde de una población.

Revolución: proceso político que comenzó en 1999. Revolución: Dícese de un corte violento del devenir, es como una mutación, un zarpazo en el calendario que rompe con la manera de vivir y la vida, para cambiar lo que está, lo que es.

La periodista Faitha Nahmens ahonda en el concepto: “asunto de temer, por cierto, que a veces la historia produce, como el mar, tsunamis. Prefiero la evolución. Pero hay quien dice que no hay mal que por bien no venga y las promueve, ya, vamos, que no hay que esperar. Entonces llegan con su condición arrasadora. La nuestra, la que sus productores llamaron bonita. Se encaramaría con el respaldo de votos y la anuencia de la platea como un suicidio. Lo que había que corregir creció como si el elemento de la revolución fuera el polvo Royal. Lo que había que enmendar se convirtió en reiteración, en desenfreno, en caja de Pandora, en revelación más que indiscreta. Quienes la promocionan —ciegos pero no mudos— parecen impelidos por la reacción, por lo que desde el poder se sigue cuestionando, el descalabro ¡Como si no fueran los que están al mando los que lo criaron! Sin procesar la historia, solo experimentando agriura, cargados de críticas, ninguna a sí mismos, plagados de resentimientos y mañosos de hacer. La revolución no ha hecho pizca a favor, luego de ilusionar con su discurso que aproximaba el diagnóstico. Más que convenido asumido en que había que hacer mejoras, prosperidad, calidad, ecología, fluidez, ciudadanía, libertad, sueños, sanidad, salud, educación, belleza, país. Dejó a un lado el afán y destapó penas, roturas, veleidades, suturas y las culebras ahora se deslizan campantes. No, no ha construido. Destruye y a más ruindad más revolución. Es caos. Es atasco y enredo psicosomático. En esa estamos. No en revolución sino revueltos. Esto es un estropicio y lo más revolucionario sería parar.

RAE: Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación.

2. Inquietud, alboroto, sedición.

3. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa.

Socialismo del siglo XXI: revolución y todas las anteriores.